Insostenible

Clarín fuerza datos para desmentir a Boudou

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El matutino promete en su título un análisis del impacto de la inflación en ricos y pobres que no se sustenta en el artículo.

“Para los pobres la inflación es el doble que para la clase media y alta”, tituló Clarín una nota, el domingo pasado intentando, en parte, desmentir una supuesta declaración del ministro de Economía, Amado Boudou (algunos medios le atribuyeron haber sostenido que la inflación impactaba sólo en la clase media alta). El artículo de Clarín, sin embargo, no refleja el título, ya que a la hora de las comparaciones entre ricos y pobres ofrece datos que hablan únicamente del impacto de los aumentos en alimentos; es decir, de uno de los varios componentes de la inflación total.

Según las estimaciones que hace Clarín -para las cuales no cita fuente alguna- las capas de menores ingresos destinan un 50% de su ingreso para comprar “productos de supermercado”. Desde luego, es sabido que las capas de menores recursos destinan mayor parte de su salario a la compra de los alimentos. Pero la nota no dice nada sobre cómo  está compuesta la otra mitad de la canasta de consumo de los más pobres ni cómo fue afectada por el aumento de precios. Aunque sí brinda distintos datos que confirman algo que los especialistas en el tema suelen destacar: los sectores de menores ingresos son los más perjudicados por la inflación.

Sobre la estructura del gasto de los sectores de clase media, el artículo prácticamente no dice nada.  Sí afirma que los sectores de clase alta destinarían –según la misma fuente no citada- sólo un 25% de sus ingresos a comprar alimentos, es decir, la mitad que los más pobres.

Para saber cómo afecta la inflación total -que incluye no sólo el precio de los alimentos, sino del resto de los bienes y servicios- a los distintos sectores sociales, deberíamos conocer la estructura del gasto de los hogares según su ingreso. Eso permitiría comparar la canasta de bienes y servicios que consumen los ricos con la que consumen los pobres.

La encuesta diseñada para conocer esa información (Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares) fue realizada hace cinco años por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, pero hasta el momento el organismo sólo publicó resultados preliminares que no incluyen la variable ingresos. No se conocen explicaciones del por qué de este retraso.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *