dilma educacion w

Verdadero

Dilma: “[Entre 2010 y 2013] la cantidad invertida en Educación y Salud en Brasil fue de 212 veces más que la cantidad invertida en los estadios”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

VERDADERO, PERO...El dinero destinado a ambas áreas es considerablemente mayor al que demandaron los estadios. Pero la realización del Mundial implica también otros costos, y existe un debate abierto sobre la pertinencia de que el Estado destine presupuesto a este tipo de eventos.

“Desde 2010, cuando comenzó la construcción en los estadios, hasta el año 2013, el gobierno federal, y los gobiernos estatales y municipales invirtieron cerca de 1,7 billones de reales en Educación y Salud. O sea, en el mismo período de tiempo, la cantidad invertida en Educación y Salud en Brasil fue de 212 veces más que la cantidad invertida en los estadios”, respondió Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, a las críticas por los costos del Mundial. “Es un falso dilema”, argumentó la mandataria.

El dinero destinado a ambas áreas sociales es considerablemente mayor al que demandaron los estadios para la Copa del Mundo. La realización del Mundial implica, sin embargo, también otros costos, como personal de seguridad y la construcción de rutas a aeropuertos y estadios, entre otros. Además, existe un debate abierto sobre la pertinencia de que el Estado destine presupuesto a este tipo de eventos.

El Estado federal de Brasil destinó al área de Educación y Salud un total de R$ 594 mil millones (billones de reales, en términos brasileños), entre los años 2010 y 2013, equivalente a unos US$ 270 mil millones. La información es pública, y proviene de las leyes de Presupuesto de cada uno de los años.

A eso hay que sumarle el presupuesto que destinaron a esas áreas los gobiernos estaduales (provinciales) y los municipales. Estos datos no están consolidados en un mismo lugar, y es difícil llegar a ese número ya que en Brasil existen más de cinco mil municipios. Un artículo del diario Folha de Sao Paulo calculó un gasto anual en Educación de R$ 280 mil millones, y de R$ 206 mil millones. Esta cifra fue retomada por la Presidenta en su perfil de Facebook.

El cálculo del monto en Educación está hechos a partir de los datos de inversión consolidada del gobierno federal, los estaduales y los municipios en relación al PBI, y corresponden al año 2011, última información disponible en el Instituto Nacional de Estudios y Encuestas Educacionales (INEP, por sus siglas en portugués).

Suponiendo que el monto destinado a Salud y Educación por los tres niveles de gobierno entre 2010 y 2013 fue similar al de 2011, el resultado es cercano al mencionado por Roussef.

En Brasil los distintos niveles de gobierno (el federal, el estadual y el municipal) destinan un porcentaje de la recaudación a componer un fondo, el FUNDEB. Los recursos son distribuídos según la cantidad de alumnos de cada Estado, y luego existe un monto de complementación del gobierno central que se distribuye “con criterios equitativos, priorizando la complementación de los valores por alumno más bajos”, como repasa Alejandro Morduchowicz en un estudio del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación de la UNESCO.

Por su parte, la inversión prevista por el Gobierno brasileño para la construcción y renovación de los 12 estadios del Mundial es de alrededor de R$ 8 mil millones (uno US$ 3,6 mil millones), según datos del Portal de Transparencia de la Contraloría General de la Unión (CGU). Al 24 de junio de este año, se habían ejecutado R$ 6 mil millones.

La mitad del dinero utilizado en las canchas provino de inversión directa, tanto por parte de los gobiernos estatales y de los municipales, como también de privados, mientras el gobierno federal no aportó para este área. La otra mitad fue con financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y del Banco del Nordeste de Brasil (BNB), entre otros, como informa el mismo portal.

De esta forma, la inversión en Salud y Educación sólo del Estado federal es de 74 veces lo destinado a los estadios. Con el cálculo a partir de los datos de la nota de Folha, se llega a un número de veces similar al mencionado por la presidenta de Brasil.

Sin embargo, la construcción de los estadios no es el único ni el mayor de los gastos previstos para el Mundial. Otros gastos incluídos en el total de R$ 25 mil millones presupuestados incluyen R$ 8 mil millones a invertir en movilidad urbana y R$ 6,2 en aeropuertos. Originalmente se presupuestaron R$ 5,6 mil millones de reales para estadios, y de acuerdo a información actualizada por el portal de la Contaduría, el total previsto pasó a ser de R$ 8 mil millones.

Existe un debate sobre la pertinencia o no de destinar dinero a eventos como un Mundial. “La inversión en Cultura en términos generales no es contradictoria con la inversión en áreas sociales básicas como Salud”, consideró en este chequeo Martín Becerra, profesor de la Universidad Nacional de Quilmes e investigador del CONICET especializado en industrias culturales. “Los eventos como un Mundial o unos Juegos Olímpicos pueden dejar también una infraestructura que mejore las condiciones de vida de la población (N de la R: las rutas y los aeropuertos, por ejemplo), aunque esto depende de la forma en que se organice”, agregó.  

Para la doctora en Ciencias Sociales (FLACSO) y especialista en temas de Cultura popular Adriana Amado no está mal que el Estado invierta en Cultura y espectáculos, pero es discutible que patrocine eventos que se pueden financiar o co-financiar con aportes privados, y hay que ver qué aporte real deja el evento al país y sus habitantes. “En el caso del Mundial esto no está claro”, consideró.

“La lógica de los organizadores es que los estadios quedan para el país, pero como muy bien plantearon algunos manifestantes, hay ciudades que no necesitan semejantes obras. Entonces la pregunta es por qué no lo pueden afrontar aquellos que van a lucrar con el Mundial”, concluyó Amado.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *