Falso

Lorenzetti: “La sentencia por la causa del atentado a la Embajada de Israel es cosa juzgada”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El fallo de 1999 que citó el presidente de la Corte no cerró el caso sino que ordenó continuar con algunas líneas de investigación. Además, una sentencia de 2006 sobre la prescriptibilidad del delito ratifica que la causa continúa abierta.

La sentencia por la causa de la Embajada de Israel fue consentida por las partes, de manera que nosotros no podemos como tribunal modificar lo que ya ha sido aceptado y es cosa juzgada”, afirmó ayer el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, durante su discurso de inauguración del Año Judicial 2015.

El magistrado respondió así a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, quien el domingo en la apertura de sesiones del Congreso se había preguntado por “el resultado de la investigación que llevó adelante la Corte del atentado de la Embajada de Israel”, ocurrido el 17 de marzo de 1992, en el que murieron 22 personas y resultaron heridas más de 300.

Sin embargo, lo que dijo Lorenzetti es FALSO, de acuerdo con la misma sentencia del año 1999 citada por él. Además, otra resolución de 2006 dispone que la investigación del atentado continúa abierta y se debe “seguir adelante con la investigación”.

En primer lugar, ¿qué significa “cosa juzgada”? “Se habla de ‘cosa juzgada’ cuando una causa tiene una sentencia firme, ya sea por la absolución o la condena, y no te pueden juzgar de nuevo”, explicó a Chequeado Alberto Binder, abogado procesalista y vicepresidente del Instituto Nacional de Estudios Comparados en Ciencias Penales (Inecip). Pero esto no es lo que dice el fallo citado por Lorenzetti.

Sentencia de 1999

La Corte Suprema es la encargada de investigar este atentado por tratarse de una embajada. Así lo establece la Constitución nacional, que en sus artículos 116 y 117 determina la “competencia originaria” del máximo tribunal en los asuntos relacionados a embajadores, ministros y cónsules extranjeros. Eso significa que en este caso la Corte fue el tribunal de instrucción y no de apelación.

Caratulada con el título “Corte Suprema de Justicia de la Nación Embajada de Israel /sumario instruido Comisaría 15”, en la sentencia del 23 de diciembre de 1999 los jueces que entonces la constituían, Julio Nazareno, Eduardo Moliné O’ Connor, Carlos Fayt, Guillermo López y Gustavo Bossert, determinaron la “materialidad” del hecho al afirmar que “el atentado cometido contra la Embajada de Israel en Argentina fue organizado y llevado a cabo por el grupo terrorista denominado Jihad Islámica, brazo armado del Hezbollah”.

Y, en el final del pronunciamiento, los jueces resolvieron: “Sobreseer parcial y provisionalmente a Nasrin Mohktari”, una ciudadana iraní involucrada en la causa; y “CONCENTRAR el objeto procesal de la presente causa en las líneas de investigación que se encuentran en pleno desarrollo en el expediente principal” (las mayúsculas figuran en el propio fallo).

Eso simplemente significa que sobreseyeron a una persona pero que la causa sigue abierta y no se cerró. Simplemente se comunica que debe concentrarse la causa en lo que está en investigación”, aclaró Binder.

No se puede hablar de cosa juzgada en la Embajada de Israel -añadió hoy en Radio Vorterix el ex juez de la Corte Suprema designado por Raúl Alfonsín y firmante del fallo en disidencia parcial, Augusto Belluscio-. No se resolvió nada, y se ordenó continuar con la investigación”.

Sentencia de 2006

Además del fallo de 1999, existe otra sentencia que demuestra que la causa se encuentra abierta. Se trata de una sentencia de la Corte del 13 de diciembre de 2006: allí, los siete ministros del máximo tribunal decidieron sobre la prescriptibilidad del caso, luego de una presentación de Carlos Sussevich, querellante en la causa por haber perdido a su hija en el atentado, quien solicitó que la misma sea declarada de lesa humanidad.

Seguir adelante con la investigación”, firmaron Enrique Petracchi, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda, Raúl Zaffaroni, Carmen Argibay y el mismo Lorenzetti. Además, los jueces de la Corte declararon que no era necesario “pronunciamiento alguno” respecto de la “extinción de la acción penal” y reiteraron “las órdenes de captura ordenadas en esta causa”.

Secretaría especializada y respuesta del CIJ

La Corte Suprema delegó en 1997 en una secretaría especializada la instrucción de la investigación por el ataque terrorista contra la Embajada de Israel y puso al frente al secretario del tribunal Esteban Canevari. Chequeado intentó consultar a Canevari para conocer el estado actual de la causa que su secretaría debe llevar adelante, pero a través de un colaborador explicó que no habla con periodistas y que “todo lo que se afirme será a través del Centro de Información Judicial (CIJ)”.

El CIJ publicó hoy un informe sobre el estado de la causa relativa a la embajada, donde se señala que en base a la sentencia de 1999 y otras pruebas recabadas “está probada la materialidad de los hechos –cómo ocurrió el atentado- y también señalada la responsabilidad penal de sus autores”, en referirse a la agrupación libanesa Hezbollah; su jefe militar, Imad Mughniyah; y el ciudadano José Salman El Reda Reda.

Es en esta línea que el Sr. Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación informó que ambas circunstancias (pilares de la investigación) han sido consentidas por las partes, y que sobre esa base firme se continúa con la pertinente investigación, para lo cual se ha solicitado la necesaria colaboración internacional”, agrega el informe.

Sin embargo, esto no quiere decir que la causa sea “cosa juzgada”, como afirmó Lorenzetti. “Existe ‘cosa juzgada’ cuando ‘algo’ ya ha sido juzgado, cuando se determinó la materialidad del hecho y las responsabilidades de las personas involucradas en él en un juicio, ya sea con condena o sobreseimiento. Acá falta lo segundo y la investigación continúa abierta, como lo dijo la misma Corte”, concluyó Javier De Luca, fiscal federal ante la Cámara de Casación Penal.

donantes

4 Respuestas

  1. Natali Ruiz de Galarreta dice:

    Da miedo que el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no sepa el estado de una de las causas más importantes de Argentina.
    Gracias por la información.
    Bien desarrollada la nota 😉

  2. Guillermo Bianchi dice:

    Los felicito , no soy K , pero Clarin se vanagloriaba de una mentira , excelentes defendiendo siempre la verdad , me encanta este sitio , técnico y preciso

  3. guillermo yazlli dice:

    felicitaciones, hago comentarios politicos en una radio y son muy confiables.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *