Verdadero

Lozano: “La Argentina registra, desde junio de 2013, 485.000 empleos menos”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La evolución del mercado de trabajo muestra una baja en los niveles de empleo desde mediados de 2013, que implicó la destrucción de puestos de trabajo.

El diputado de Unidad Popular Claudio Lozano escribió una columna en La Nación en la que aseguró que “se cumplen quince meses consecutivos de destrucción de puestos de trabajo. La Argentina registra, desde junio de 2013, 485.000 empleos menos”.

Los datos del INDEC muestran efectivamente un descenso en la cantidad de personas que tiene un trabajo desde mediados de 2013. El indicador clave para saber cuántas personas están trabajando es el nivel de empleo, que pasó de representar el 42,9% de la población en el tercer trimestre de 2013 al 41,3%, según los últimos datos publicados por el INDEC.

Estos porcentajes corresponden a una muestra que el INDEC releva en 31 aglomerados urbanos del país, lo que cubre a alrededor de 26 millones de personas. Según estos datos, entre mediados de 2013 y el último trimestre de 2014 hay alrededor de 300 mil puestos de trabajo menos en las zonas cubiertas por la EPH (ver datos), lo que representa 485 mil si se proyecta al total del país, que es lo que hizo Lozano (ver informe).

Una modificación en los números

El INDEC, sin embargo, hizo otro cálculo en sus informes de prensa, algo que el especialista en mercado laboral y director del Centro de Estudio de Población Economía y Desarrollo (CEPED), Javier Lindenboim, denunció: “En el último informe sobre empleo de la Encuesta de Hogares referido al 2° trimestre de este año (…) la proporción de personas ocupadas en el total de la población (tasa de empleo) cayó casi dos puntos porcentuales respecto de un año atrás. Sin embargo, los valores absolutos incluidos en ese informe, muestran una cifra de ocupación casi idéntica a la del año anterior”. Es decir que a pesar de que bajó el porcentaje de gente ocupada, el número total se mantuvo.

“¿Cómo puede conciliarse una cosa con otra? -se preguntó el especialista- muy sencillo: el universo poblacional al que le aplican la tasa actual (41,4% frente al 43,1% de 2013) está agrandado artificialmente, con el argumento de que se ajustaron los valores en base a los resultados del Censo de 2010. En los hechos, en lugar del 1% de aumento de la población (que es el ritmo anual en Argentina desde hace al menos dos décadas) se cuantificó un total que resulta muy superior pues implica una suba del 4% en el año, es decir, cuatro veces mayor”.

Si se considera la misma base de población, concluye Lindenboim, “se debería mostrar una pérdida de casi medio millón de trabajadores”.

El economista Lucas Llach explicó en la misma línea que “lo correcto, obviamente, es aplicar las tasas de empleo de dos momentos diferentes a la *misma* serie de población, sea la nueva o la antigua. De ambas maneras, el empleo cae, y mucho. Por ejemplo: la reducción de 42,9% a 41,3% en la tasa de empleo entre los terceros trimestres de 2013 y 2014, usando la nueva serie de población, da una destrucción de algo más de 300.000 empleos en los últimos doce meses”.

El mismo INDEC en sus informes de prensa, a partir del último trimestre de 2013, aclara que actualizó las estimaciones de población, y al final de los informes de prensa pueden consultarse las distintas bases, aunque los cálculos sobre el número de ocupados están hecho sobre diferentes estimaciones.  

Los datos del INDEC están cuestionados desde su intervención por parte del Ejecutivo en 2007 y la posterior adulteración del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que impacta también en las mediciones de pobreza e indigencia.
 

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *