Imagen: Arturo Chomyszyn

En proceso, adelantada

Macri: “[Vamos a] profesionalizar a las fuerzas policiales”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Se tomaron varias medidas para mejorar la formación de los agentes federales y provinciales. De todas maneras, según los especialistas, se necesita tiempo para llegar al objetivo planteado por Macri y también existen aspectos pendientes.

“[Vamos a] profesionalizar a las fuerzas policiales”, prometió el presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante el debate con el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, en plena campaña presidencial de 2015, algo que también figura en la plataforma electoral de Cambiemos, aunque sin mayor detalle sobre qué implicaría esta profesionalización.

Durante la gestión de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, hubo varios avances en este sentido: por un lado, se creó el Instituto Conjunto de Conducción Estratégica (ICCE) para los mandos superiores de las fuerzas de seguridad y, por otro, se alargó la formación necesaria para incorporarse a las fuerzas. De todas maneras, los especialistas señalan que se necesita de tiempo para llegar al objetivo planteado por Macri y también existen aspectos pendientes.

En marzo de 2017, el Ministerio inauguró el ICCE. Se trata de un centro de formación para mandos superiores de las fuerzas federales y provinciales, pero también destinado a funcionarios no policiales nacionales y provinciales.

“Esto es muy necesario, dado que quienes hoy ocupan esos cargos tienen, en general, formación policíaca o inespecífica, y no en el gerenciamiento de las instituciones”, destacó a Chequeado Tobías Schleider, investigador del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (ILSED) y consultor internacional en seguridad ciudadana.

Alberto Föhrig, secretario de Coordinación, Planeamiento y Formación del Ministerio de Seguridad, remarcó la puesta en marcha este año del Instituto y agregó que “se hizo también una prueba para evaluar el nivel de las diferentes fuerzas y ofrecer contenidos adaptados a los conocimientos que tienen”.

La extensión de la formación de seis a nueve meses que estableció el Ministerio en octubre de 2016 para quienes ingresan a las fuerzas también es una medida que apunta a profesionalizarlas. “Es muy importante que se haya extendido la formación, ya que antes había una presión muy grande por sacar a los efectivos rápidamente a la calle, y eso mejoró”, señaló Sabina Frederic, investigadora de la Universidad Nacional de Quilmes y del Conicet.

Si nueve meses es un período suficiente o no, depende de qué se hace con esa formación y cuán intensa sea, aclaró la especialista, algo que se verá con el paso del tiempo.

Con el traspaso a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de la fuerza a cargo de su seguridad, también cambió el foco de la formación que se le da a las fuerzas federales que dejaron de desempeñarse en esa jurisdicción. “Como ya no tienen actividades de policía local, nos enfocamos en formarlos para la investigación criminal, que es el rol que van a tener, especializadas en delitos complejos y situaciones puntuales”, explicó Fohrig.

En la misma línea, el funcionario detalló que se busca reforzar la especialización, que los efectivos no cambien su función dentro de las fuerzas y la construcción de la carrera, en la que los ascensos estén vinculados con la formación que se reciba.

En cuanto a los puntos pendientes, aún quedan varios aspectos por desarrollar vinculados con la profesionalización de las fuerzas de seguridad.

“Entre los más importantes están la capacitación en el uso adecuado de la fuerza pública, la coordinación interagencial, el análisis delictual y las nuevas tecnologías”, enumeró Schleider. Y, por último, concluyó: “Es necesario incorporar más profesionales de disciplinas que tradicionalmente no se asocian con las policías, como informáticos, económetros, antropólogos y profesionales de las ciencias exactas aplicadas a las actividades forenses, además de la modernización y la homologación de los laboratorios forenses”.

 

EN PROCESO, ADELANTADA: se tomaron parte de las medidas necesarias y se trabajó para lograr la promesa, aunque todavía no está cumplida.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *