Charla TEDx: Reemplacemos el “comparto por las dudas” por “por las dudas, no comparto”

El martes 31 de marzo se llevó a cabo el primer TEDxRíoDeLaPlata 100% online, cuyo foco estuvo en entender el big bang que se está viviendo en estos días con la pandemia del coronavirus, que puso al mundo en alerta no sólo por la rápida propagación de la enfermedad sino también por la proliferación de noticias falsas o maliciosas, que la OMS calificó como “infodemia”.

Compartimos el video y la transcripción completa de la charla que ofreció, en el marco de este evento, la directora ejecutiva y periodística de Chequeado, Laura Zommer.

 

Claro que en una pandemia los que más sufren son los enfermos. Los enfermos y los familiares de quienes no se recuperan, que los lloran y, esta vez, los despiden a la distancia. 

Pero hay algo más que está pasando en esta pandemia, que ya veníamos viendo, especialmente los que nos dedicamos a chequear lo que circula en las redes para combatir la desinformación, y que muestra un costado peligroso de esta nueva era.

Durante la pandemia de la gripe A en 2009 ya existían Twitter, Facebook y Youtube, pero su consumo global era significativamente menor. La del Covid-19 es la primera pandemia que convive con una “infodemia”. 

La OMS la definió como la práctica de difundir noticias falsas o maliciosas sobre la pandemia y llamó a combatirla, porque aumenta el pánico y la angustia de la gente. 

La desinformación siempre es peligrosa, pero cuando trata temas de salud es mucho más peligrosa porque puede directamente poner en peligro vidas. 

No se dan una idea de la cantidad de basura que circula por estos días en Facebook, Instagram, YouTube, Twitter y, por supuesto, Whatsapp. O quizás sí se dan cuenta porque aunque estén sin Coronavirus sufren a diario la viralización de contenido sin verificar.

***

Con mi equipo en las últimas cuatro semanas chequeamos cientos de mentiras, engaños o verdades a medias. Pero como es muy difícil que nosotros solos paremos esta avalancha de desinformación, quiero contarles algo que aprendimos que -creo- puede ayudar a que la combatamos juntos. Después de analizar lo que nos llega, nos dimos cuenta que la mayoría de los contenidos que circulan en nuestro país, y también en otras partes del mundo, pueden clasificarse en cuatro categorías.  Meterse en alguno de estos cuatro cajones.

En primer lugar circulan desinformaciones asociadas a teorías conspirativas sobre el origen de la enfermedad. Van desde un acto de espionaje de 2 científicos chinos en Canadá que lo habrían robado hasta su creación por parte de un laboratorio inglés en 2014. Ninguna de estas, ni otras teorías que suponen la producción humana del virus, tienen sustento.

En segundo lugar, hay desinformaciones y contenidos falsos y engañosos que se refieren a cómo se contagia y expande el virus. Por ejemplo, circuló una mala interpretación de un estudio científico, de un paper, que decía que el virus sobrevive en el aire y se podría contagiar por abrir la ventana. Esto no es así.

Tercero, están las desinformaciones sobre supuestas curas o tratamientos. ESTAS SON LAS MÁS PELIGROSAS Y LAS QUE DEBEN PRENDERNOS TODAS LAS ALARMAS. Desde las curas caseras, como tomar agua con limón, hacer gárgaras con agua tibia y sal o aspirar vapor para matar al virus, hasta las supuestas invenciones de vacunas o tratamientos efectivos, como un suero inventado en Cuba que podría curar o un argentino que habría desarrollado una vacuna salvadora. Nada de esto es real. 

¿Imaginan lo que podría pasar si un montón de personas creyeran que están protegidas o curadas y rompieran la cuarentena masivamente? Por el momento, la comunidad científica avanza contrarreloj para encontrar medicamentos que puedan curar al Covid-19, pero no hay aún nada definitivo. 

Cuarto, encontramos falsas medidas o con alcances diferentes a lo dispuesto por las autoridades. Por ejemplo, antes de que el Gobierno decretase en la Argentina el aislamiento social obligatorio, circuló por redes sociales un falso texto del decreto que supuestamente lo declaraba desde las 15 horas de ese día y generó bastante caos. 

A esto se suman datos que comparan la situación en diferentes países sin el contexto necesario, para intentar predecir lo que ocurrirá, o supuestas advertencias sobre la posible caída de internet en la Argentina y otros lugares del mundo. Algo que nos hace pensar que no sólo estaremos encerrados en nuestras casas sino además incomunicados. Muchas de estas desinformaciones buscan generar pánico y, por eso, sirve estar especialmente atentos.

Si ven algún contenido de una fuente no oficial o no confiable que habla de alguna de estas 4 cosas, desconfíen.

***

Antes de terminar quiero compartir con ustedes algo importante que aprendimos en este tiempo chequeando: en general nos cuesta mucho tolerar el “no saber”. La duda nos carcome y nos empuja a buscar certeza. No somos buenos en la incertidumbre. 

La pandemia que vivimos es dinámica (nos lo repiten infectólogos, sanitaristas y funcionarios); hay cambios diarios; hay investigaciones científicas en curso, pero que llevan tiempo y, mientras, hay vacíos de evidencia e información. Y la desinformación se aprovecha de esas faltas de certeza y de nuestras emociones exacerbadas.

Por eso, quiero pedirte algo.

Si recibís un contenido sin chequear no lo compartas. Reemplacemos el “comparto, por las dudas” por el “por las dudas, no comparto”. Eso es cuidarnos. 

Si compartiste un contenido y advertís que es falso, disculpate y corregirte. Eso no es de tontos sino de vivos. 

Y si otro comparte algo falso y vos te das cuenta, por favor corregilo, con firmeza y con cariño. Esto también es cuidarnos.

Quizás más que nunca antes en la era moderna, no tenemos todas las respuestas que necesitamos y es importante que tengamos la fuerza y capacidad de tolerar la incertidumbre. Y no llenemos los huecos con contenidos basura solo por falta de valentía de enfrentarnos con nuestra ignorancia.

Muchas gracias.

——–

Nota al pie: Quiero agradecer a todes los mensajes que recibí después de la charla Tedx Río de la Plata. Cada uno nos da más fuerza a todo el equipo de Chequeado y a mí para seguir enfocados en nuestra tarea y para intentar combatir la desinformación durante la pandemia con todas las herramientas que tenemos. Agradezco particularmente a Agustina, su mamá María Angélica y su docente Damián Rodríguez Couture, quienes me hicieron llegar este hermoso texto y este gráfico sobre la charla. Lo comparto (con su autorización) con el deseo de que el mensaje llegue a más gente y cada vez seamos más los que combatimos juntos la infodemia:

“El lunes 31 de marzo, junto con mi hija nos acomodamos en el sillón a compartir el primer encuentro on line de #TEDx, con nuestras herramientas para apuntar. Sabía que había buenas chances de encontrar oportunidades de aprendizaje.
Se sucedieron las exposiciones y Laura comenzó la suya sobre las #fakenews en este tiempo de pandemia. Y sentí su cansancio y su angustia y su energía para seguir.
Me di cuenta que si bien yo no estaba “reenviando” todo lo que anda dando vueltas sobre COVID-19, podía hacer algo más: con “irrevencia gentil” decirle a mis amigos y contactos que dejen de reenviar información no chequeda, de fuentes dudosas, que no se conviertan en creadores de desinformación para aquellos que conocen y aprecian , porque esa info basura es un virus peligroso que enferma.
Pero además, sus claras ideas y emocionalidad me empujaron a animarme a expresar “mis notas” sobre su intervención, de una manera diferente. Busqué unos lápices y las convertí en una síntesis gráfica, eso que tanto me gusta el #visualthinking que hacen otros, pero que hoy me animé a hacer mis primeros palotes!
No nos conocemos @lauzommer, pero te agradezco de corazón.”

10 respuestas a “Charla TEDx: Reemplacemos el “comparto por las dudas” por “por las dudas, no comparto””

  1. Silvia Del Curto dice:

    Muy cierto y muy útil. Esto sí lo comparto !!

  2. Luciana Favre Arias dice:

    ¡ Exelente e impecable! ¡Mucas gracias por expresarlo!

  3. Hugo dice:

    Vuelvo a solicitar me indiquen de qué forma enviar sugerencias para chequear. En el formulario ad hoc está todo bien pero, al momento de colocar la Capcha no aparece ninguna imagen que copiar. Ergo no se dispara el pedido…
    ¿?

  4. Mirta dice:

    Sigo sin entender cuál es la ganancia o provecho que obtienen los desaprensivos que hacen esto. ¿Qué ganan?

  5. Gonzalo dice:

    Mirta muchas veces lo hacen por apoyar una tendencia política, otras veces lo hacen para sentirse alguien en la sociedad debido a que necesitan sentirse incluidos, otras veces son malas personas y lo hacen para reírse de los demás o disfrutar generando caos y viendo como sufren otros, otros para simplemente matar el aburrimiento en sus anodinas vidas.
    No es un fenómeno nuevo, desde hace tiempo se les llama trolls y existen en foros, existían en IRC y seguirán existiendo eternamente.
    Saber el trasfondo por el que hace algo un troll es difícil, las personas hacen cosas por muchos motivos, querer entender a un troll es tan imposible como querer entender a un psicópata.

  6. Gonzalo dice:

    Decir “por las dudas, no comparto” me parece simplista, desde esa forma de pensar podríamos llegar a pensar “por las dudas, cerremos la red social”, el asunto no funciona en no compartir por si las dudas, sino en tener una buena formación educativa que nos haga saber lo que es verdad y lo que es falso. Las redes están para compartir mensajes si por la duda no compartimos nada entonces desaparecerán.

    No creerse bulos como las curas caseras, tomar agua con limón, hacer gárgaras con agua tibia y sal o aspirar vapor para matar al virus es simplemente tan fácil como tener una buena educación básica, cualquier persona con una buena formación en ciencias naturales no se creerá esas tonterías aunque se las manden 600 veces.

    Por ejemplo lo que tu dices del decreto en vez de no compartir por si las dudas, lo que hay que hacer es buscarlo en la publicación oficial del gobierno. No es primero el no compartirlo por si las dudas sino verificar si es verdad o mentira.

    En lo que si les doy razón es en lo de “si otro comparte algo falso y vos te das cuenta, por favor corregilo, con firmeza y con cariño. Esto también es cuidarnos.”

    Basura lleva circulando por Facebook años y nunca han hecho nada para pararlo, de hecho hay miles de perfiles en Facebook claramente falsos y ahí siguen que nunca los borran. Facebook tiene ya un problema muy serio de control de su plataforma.

  7. Pablo dice:

    Quiero saber si lo de la revista de MUY INTERESANTE sobre el virus es verdad. Si me pasan un mail les envío las fotos.. Grax

  8. Virginia Fortich Baca dice:

    Me parece muy bueno que haya un sitio donde se desenmascaren los bulos. Estoy HARTA de señalarlo una y otra vez a quienes desaprensivamente comparten seticulos,.notaa,.informaciones,.dichos de supuestos e ignotos profesionales que opinan ,.amedrentan,.aterrorizan y perturban a los consumidores de internet vaya uno a saber con que fines,

  9. marcelo dice:

    hola laura eres una gran periodista y te admiro por lo profesional que eres

  10. Leandro dice:

    NO es cuestión de tener o no educación, hay profesionales calificados (incluso en medicina) que tienen creencias infundadas, y justamente a ese tipo de personas se les cree más, porque tienen un título académico. Hay que aprender a pensar críticamente. Felicitaciones y gracias por el trabajo que hacen!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *