Chaco: es verdadero que suspendieron a personal de salud por reírse mientras se intentaba salvarle la vida a un paciente - Chequeado Skip to content

Chaco: es verdadero que suspendieron a personal de salud por reírse mientras se intentaba salvarle la vida a un paciente

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Nancy Trejo, directora del Hospital Perrando, de Resistencia, confirmó a Chequeado que se les inició un sumario y que el lugar del video, que filmó una enfermera, es la sala de reanimación cardiorrespiratoria (RCP) de la terapia intensiva.
  • La conducta de los agentes sanitarios registrada en la grabación que circuló por redes sociales es incompatible con el juramento hipocrático que rige para los médicos. 
  • Las tareas de reanimación se realizaron correctamente, pero no se cumplió el cometido: el paciente murió. 

Circula en redes sociales un video en que se ve a una médica realizando maniobras de reanimación a un paciente, rodeada de un grupo de agentes sanitarios a los que se escucha reírse y hacer bromas. En los posteos se indica que estas personas fueron separadas de sus cargos debido a ese comportamiento indecoroso. Esto es verdadero.

Chequeado confirmó que el video se filmó en la Terapia Intensiva del Hospital Perrando de Resistencia, Chaco. Se trata del centro médico de cabecera provincial, que recibe a diario miles de pacientes de otras localidades de la provincia y de otras provincias. 

En Twitter, un posteo sobre este tema tenía 6.600 retuits y 13.200 “Me gusta”, mientras que el video había sido reproducido más de 440 mil veces.

El paciente de 76 años es de la ciudad de Miraflores -en la región de El Impenetrable-, donde lo encontraron en la vía pública con heridas de gravedad. Lo trasladaron hacia el Hospital Perrando, donde ingresó a la terapia intensiva por la complejidad de su estado de salud. Días después entró en paro y a pesar de que intentaron reanimarlo -momento en que se filmó el video- los profesionales médicos no pudieron salvarle la vida

¿Qué pasó en la sala de reanimación?

En la filmación que se difundió a través de redes sociales y grupos de WhatsApp, y que llegó a medios nacionales, se puede ver el momento en que una médica, identificada como Adriana Mónica Perroni, realizaba maniobras de reanimación al paciente, mientras otro médico, cuyo nombre no trascendió, se encontraba esperando su turno para continuar con el acto médico. Mientras tanto, una persona filmaba las tareas de reanimación entre los gritos, las risas y las bromas del resto de los profesionales de la salud presentes

Según indicó a Chequeado la directora del Hospital Perrando, Nancy Trejo, en la sala había un equipo de médicos y enfermeros. Una de las enfermeras es la que filmó el momento, lo que está totalmente prohibido en el ámbito de los centros de salud y hospitales de la provincia del Chaco, señaló, y sobre todo en esas salas como terapia intensiva y guardias de urgencias. 

Asimismo, filmar sin el consentimiento de los pacientes y para fines no educativos, así como no respetar la privacidad e intimidad de un paciente, viola el juramento hipocrático que realizan los profesionales de la salud al momento de recibir su título universitario y que dice textual: “Respetar el secreto de quien se os haya confiado a vuestro cuidado”. 

En ese sentido, Trejo adelantó que se han realizado las denuncias con el objetivo de que la fiscalía penal en turno intervenga y analice si la acción de filmar el acto médico, así como las burlas de los presentes configuran un delito penal. 

Por otra parte, circuló un audio de la médica Perroni en el que ella afirma ser la mujer del video viralizado en redes sociales y niega formar parte de las burlas y risas que se escuchan. También advirtió que no se había dado cuenta de que la habían filmado.

“En el acto médico estábamos involucrados 3 médicos: uno hacía masajes cardio; yo hacía ACLS (en castellano, Soporte Vital Cardiovascular Avanzado, SVCA) porque creo que soy la única persona acreditada en el hospital y la provincia. He dado charlas de RCP (reanimación cardiorrespiratoria) y, por supuesto, estaba involucrada”, explicó Perroni. Y agregó que el otro médico era un residente que había salido de la sala para llamar a los familiares del paciente.

Asimismo, y coincidiendo con las declaraciones de Trejo, Perroni dijo que los médicos, cuando están en un acto de RCP, lo que menos hacen es controlar qué están haciendo el resto de los enfermeros y médicos que no forman parte del grupo que está realizando el acto médico de reanimación de un paciente. 

Sin embargo, la directora del hospital Perrando confirmó a este medio que “todos los involucrados en la unidad de atención durante la reanimación tanto del área de enfermería y como el personal médico interviniente fueron separados de su cargo y están con sumario administrativo” hasta que se determinen las responsabilidades en el hecho que se puede ver en el video y la viralización del mismo. 

Tras esta medida tomada por las autoridades, desde la Gremial Médica expresaron su acompañamiento a Adriana Perroni, quien “es injustamente acusada”, según señalaron. También repudiaron el accionar de la persona que filmó “sin respeto por la dignidad del paciente y del esfuerzo sin pausa de la colega” y pidieron máxima sanción para los responsables.

Temas

Comentarios

  • Homero14 de enero de 2023 a las 7:04 pmQué hipocresía, para qué tanto juramento, sin según la jerarquía del título de grado safan. La médica y el residente cargan con igual responsabilidad. Sin embargo, si bien es una falta de respeto ignorar o cosificar aquel que está recibiendo la asistencia, si se dirigiesen a el, o lo tuviesen presente como persona que es, creo que reírse no tiene nada de malo. Cada vez peor, cualquiera hoy llega al título superior...

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *