Skip to content

¿Cómo evolucionó la pobreza en la Argentina con cada presidente?

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El INDEC informó que en el primer semestre de 2023 la pobreza llegó al 40,1% (último dato disponible).
  • A pesar de los cambios metodológicos de las últimas décadas, distintos informes intentaron hacer comparables las series oficiales.
  • Mirá cómo le fue a los distintos presidentes desde el regreso de la democracia en la lucha contra la pobreza.

Última actualización: 19/02/2024

El INDEC informó que en el primer semestre de 2023 el 40,1% de las personas se encontraban bajo la línea de la pobreza y el 9,3% por debajo de la línea de indigencia. La nueva cifra de pobreza marca una suba de 3,6 puntos porcentuales con respecto a los datos de igual período de 2022 e indica que sigue por encima de los niveles registrados previos a la pandemia (35,2% en el segundo semestre de 2019).

La pobreza en la Argentina se mide de dos formas: la más conocida, que el INDEC informa cada 6 meses, es la que se calcula a partir de los ingresos, es decir se estima cuántas personas no pueden comprar los elementos básicos con sus ingresos. La segunda, que se difunde oficialmente con los censos -es decir, cada 10 años-, se trata de la pobreza multidimensional, que además de las cuestiones monetarias analiza el acceso a la educación, la salud y la vivienda, entre otros.

Si bien la pobreza multidimensional se redujo lentamente en la Argentina en las últimas décadas (como se explicó en esta nota), desde el regreso de la democracia en 1983 la pobreza medida por ingresos sólo disminuyó después de dos crisis macroeconómicas -es decir, luego de que había crecido- y “en el período de excepcionales circunstancias externas durante parte de los 2000”, destaca un estudio del Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (Cedlas) de la Universidad de La Plata, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En los últimos 40 años hubo varias metodologías distintas para medir la pobreza por ingresos (principalmente varían las canasta de bienes que se utilizan para medir el umbral de la pobreza, es decir, la vara para medir si una persona es pobre o no) que dificultan su comparación con el dato actual, pero sí podemos analizar -con los mejores datos disponibles- cómo varió esta pobreza en cada presidencia.

Evolución de la pobreza: los ochenta

Si bien los datos del instituto oficial sobre este tema comenzaron a publicarse en 1988, distintas fuentes sostienen que durante la Presidencia de Raúl Alfonsín (UCR) la pobreza bajó en sus primeros años de mandato, pero en los últimos meses de su gestión este indicador subió notoriamente.

Según datos del Centro de Población, Empleo y Desarrollo de la Universidad de Buenos Aires (CEPED-UBA), en octubre de 1982 (14 meses antes de la asunción de Alfonsín) la pobreza en el Gran Buenos Aires llegaba a casi el 22% de los hogares, mientras que el mismo mes de 1985 (ya con casi dos años de mandato) bajó al 14%. En este sentido, en mayo de 1989 (dos meses antes de dejar anticipadamente su puesto) subió al 20% de los hogares y en octubre de 1989, apenas dos meses después de la asunción de Carlos Menem (PJ), el 38% de las viviendas estaba por debajo de la línea de la pobreza.

Agustín Arakaki, economista del CEPED, explicó a Chequeado que este aumento de la pobreza está “principalmente asociado a la hiperinflación”, aunque también se relaciona con un “deterioro del mercado de trabajo” iniciado a mediados de los ‘70, cuando comenzó “una caída en la calidad del empleo, que desembocó en una baja de los ingresos”.

Los noventa

Menem logró bajar la pobreza en su primer mandato. Según los viejos datos del INDEC para el Gran Buenos Aires (GBA), en octubre de 1989 la pobreza llegaba al 47% de la población, mientras que en mayo de 1995 (mes en el que se realizaron las elecciones en las que renovó su cargo) este número llegaba al 22%. Según Arakaki, esto se debió al control del proceso inflacionario mediante la convertibilidad.

Sin embargo, en el segundo mandato de Menem, la pobreza volvió a aumentar. En octubre de 1999, mes en el que se realizaron las elecciones presidenciales que ganó Fernando de la Rúa (Alianza), la pobreza afectaba al 27%, según los antiguos cálculos oficiales.

El Cedlas de la Universidad de La Plata recalculó los datos oficiales de pobreza desde 1992 con la vara actual con la que mide el INDEC y para los 10 aglomerados urbanos para los que hay información desde ese momento. En esa serie se ve que la pobreza alcanzaba el 30% en 1992, mientras que en 1999 era cercana al 40%.

“La recuperación y expansión de la economía entre 1991 y 1994 tuvo un efecto que favoreció la disminución de la pobreza”, sostiene un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). “Entre 1994 y 1997, el debilitamiento del ingreso real y el empeoramiento distributivo se combinaron, dando por resultado un nuevo aumento de la incidencia de pobreza absoluta”, añade el estudio, y señala que “en los años subsiguientes hasta llegar al 2000, fue el continuado deterioro distributivo el único responsable de la elevación de la pobreza”.

La crisis de 2001

Así, durante la Presidencia de De la Rúa la pobreza aumentó nuevamente: según el dato recalculado por Cedlas, en octubre de 2001, meses antes de que renunciara en diciembre de ese año, alcanzaba al 46% de la población -medido con la vara actual-. Sin embargo, tras la sucesión de tres presidentes en una semana, en octubre de 2002, ya bajo el mandato de Eduardo Duhalde (PJ), la pobreza siguió aumentando y llegó al 66%.

El kirchnerismo

En mayo de 2003, cuando Duhalde entregó el poder a Néstor Kirchner (Frente para la Victoria), la pobreza era del 62%, según la estimación del Cedlas. En el gobierno de Kirchner se logró bajar este indicador, llevándolo a casi el 37% en todo el país en el segundo semestre de 2007. Según Arakaki, esta caída de más de 20 puntos se debió principalmente “a las políticas de recomposición de ingresos” fomentadas por el gobierno de Kirchner.

A partir del 2003, el INDEC comenzó a publicar información de la pobreza en 31 aglomerados urbanos. Pero, en la gestión de Cristina Fernández de Kirchner (FpV), además de la manipulación de las estadísticas desde 2007, el instituto oficial directamente dejó de publicar datos de pobreza a partir de 2013. Los nuevos datos oficiales recién se publicaron en 2016, ya bajo la Presidencia de Mauricio Macri (Cambiemos).

Por eso mismo, se debe recurrir a estimaciones alternativas. Fernández de Kirchner asumió en diciembre de 2007 y en su primer mandato, según las cifras del Cedlas, logró bajar este indicador del 37% al 28%, según la actual vara. Sin embargo, en su segundo mandato la pobreza habría aumentado nuevamente hasta el 30%. Así, en el total de su mandato, la pobreza habría bajado de 37% a fines de 2007 a 30% a principios de 2015 (los datos de finales de 2015 no se publicaron por la emergencia estadística del INDEC).

“Al volver la inflación en 2007, la caída de la pobreza se desaceleró fuertemente”, explicó Arakaki, quien además destacó como condicionante la crisis económica internacional de 2008.

“El nivel de pobreza se redujo durante el primer semestre de 2015 a 30,1%, y es posible que haya caído un poco más hacia finales de dicho año, pero no se cuenta con la información necesaria para estimar dicho valor. Producto de la recesión de comienzos de 2016 la tasa de pobreza se volvió a incrementar, alcanzando el 31,4% hacia mediados de dicho año”, explica el documento del Cedlas.

El macrismo

Respecto del mandato de Macri, el primer dato oficial del INDEC indicaba que la pobreza en el segundo trimestre de 2016 alcanzaba al 32,2% de la población. Sin embargo, este dato sólo incluye un trimestre y no dos, como la medición oficial del INDEC. El Cedlas calculó el semestre móvil compuesto por el segundo y el tercer trimestre de 2016, que dio 31,4% de pobres.

Los datos del INDEC -que son comparables con los del Cedlas- muestran que en la segunda mitad de 2019 la pobreza llegó al 35,5% de las personas y la indigencia al 8% de los argentinos, siendo los niveles más altos desde 2008 para los segundos semestres -al tomar la estimación del Cedlas-.

En este sentido, Leopoldo Tornarolli, investigador del Cedlas, explicó que “claramente” la pobreza subió durante los años de Cambiemos, aunque no se puede decir “exactamente cuánto, tanto por cuestiones técnicas, como por la elección que hagamos del período de comparación”, problema que surge de no tener datos precisos para fines de 2015, por las decisiones políticas sobre los datos y las estadísticas adoptadas por Fernández de Kirchner.

La etapa Fernández

Los primeros datos de la gestión de Alberto Fernández (Frente de Todos) muestran que en el primer semestre de 2020 la pobreza aumentó hasta el 40,9% y la indigencia subió al 10,5%. Estos datos, marcados por la pandemia del nuevo coronavirus y el aislamiento que decretó el Gobierno desde el 20 de marzo, son los peores desde el 2006, si se analiza la serie re-estimada por el Cedlas.

Como explicó Tornarolli, “la magnitud real de la crisis COVID se puede observar en la evolución trimestral” ya que la suba de la pobreza se dio especialmente por lo ocurrido en el segundo trimestre (abril, mayo y junio), que incluye las semanas de cuarentena estricta donde se sintió fuerte la caída en el empleo. Si bien en la primera mitad del año la pobreza promedió un 40,9%, en el primer trimestre del año fue cercana al 35% y en el segundo, ya con el impacto de la pandemia, aumentó al 47%.

En la segunda mitad de 2020 la pobreza subió al 42% y la indigencia se mantuvo en los mismos niveles que en el primer semestre (10,5%). Estos porcentajes representaron una fuerte suba frente al segundo semestre de 2019, últimos valores de la Presidencia de Macri y previos a la pandemia, cuando estas cifras eran del 35,5% y 8%, respectivamente.

En el primer semestre de 2021 la pobreza se ubicó en el 40,6%, 1,4 puntos porcentuales por debajo del último informe y apenas 0,3 puntos menos que en igual periodo de 2020. La indigencia, en tanto, fue del 10,7%, apenas por encima de los datos registrados en 2020 (10,5% en ambos semestres).

El informe correspondiente al segundo semestre de 2021, en tanto, mostró un nuevo descenso de las cifras: la pobreza se ubicó en 37,3% y la indigencia en 8,2%, inferiores a igual período del año anterior, pero aún por encima de los niveles registrados previos a la pandemia.

En 2022, la pobreza fue del 36,5% en el primer semestre, mientras que el segundo semestre llegó al 39,2%. Finalmente, en el último informe del INDEC la pobreza informada para el primer semestre de 2023 fue del 40,1%. 

Aún no existen datos oficiales del INDEC para el segundo semestre de 2023 -el informe se publicará el 27 de marzo próximo-. No obstante, Martín González Rozada, director de la Maestría de Econometría de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), estimó que la tasa de pobreza para el período comprendido entre julio y diciembre de 2023 fue del 42,4%: 2,3 puntos porcentuales más que en el primer semestre del año.

Por su parte, el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina -que, como se explica en esta nota, utiliza una metodología diferente a la del INDEC- realizó una simulación en base a los datos disponibles al tercer trimestres de 2023 y la evolución de la canasta básica y los ingresos laborales -ambos datos publicados por el INDEC- y estimó que en diciembre de 2023 la pobreza alcanzó al 49,5% de la población, mientras que la indigencia trepó al 14,2%.

Los primeros datos de pobreza de la gestión de Milei

De acuerdo con la simulación realizada por la ODSA, en enero de 2024 la pobreza afectó al 57,4% de la población, mientras que la indigencia aumentó al 15%.

“La devaluación de diciembre de 2023 incrementó marcadamente los precios generales y, por lo tanto, el valor de la canasta básica. Por suparte, con la intención de paliar la situación socioeconómica, el Gobierno incrementó los valores de las transferencias de las políticas sociales. Independientemente de estos esfuerzos del Estado y del incremento observado en las fuentes secundarias de las jubilaciones, pensiones y de los ingresos laborales, se incrementó en forma significativa el porcentaje de población en situación de indigencia y pobreza”, señala el estudio.

 

El Podcast de Chequeado es un programa diario donde contamos historias con datos. Podés suscribirte en SpotifyApple Podcasts o Google Podcasts.

Actualización 28/09/2022: esta nota se publicó inicialmente el 05 de octubre de 2016 y luego se actualizó con los últimos datos disponibles.

Actualización 30/03/2023: esta nota se actualizó con el último dato disponible sobre pobreza.

Actualización 27/09/2023: esta nota se actualizó con los últimos datos disponibles. 

Actualización 19/02/2024: esta nota se actualizó con los últimos datos disponibles y se incorporaron estimaciones del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica. 

Temas

Comentarios

  • Roberto6 de octubre de 2016 a las 3:09 pmLa política de este gobierno aumento y seguirá aumentando la pobreza todo el tiempo que dure si mandato, la falta de sensibilidad e inoperancia generalizada harán que nos lleven al peor momento que hemos vivido.
    • Tito9 de octubre de 2016 a las 9:50 pmRoberto, ud. habrá vivido poco....
      • Raul10 de octubre de 2016 a las 10:07 amconcuerdo con Tito
      • Carlos11 de octubre de 2016 a las 12:24 pmDejando de lado las chicanas baratas, una simple observacion objetiva de la realidad es mas que suficiente para ver que Argentina pasa uno de los peores momentos de su historia y que , de no mediar un cambio rotundo en la direccion, caminamos hacia el abismo. Se vienen epocas muy complicadas socialmente
        • Marcoz16 de octubre de 2016 a las 10:26 amEl argumento siempre es el mismo "usted ha vivido poco"... Cuando no hay lógica para argumentar la discusión se vuelve sobre quien es mas viejo.
          • Jorge10 de agosto de 2017 a las 7:30 amno se trata de mas viejo o menos viejo , se trata de intentar mirar lo que sucede en el mundo y que las medidas a tomar son diferentes a las que pudieron o tomaron otros presidentes , ni peron ni nadie es un ejemplo a seguir o posiblemente un poco de cada quien , es decir , tomar lo mejor .
        • Auca23 de octubre de 2016 a las 11:50 amConcuerdo Carlos estas políticas ya se utilizaron en el pasado y sabemos que no están destinadas a mejorar la calidad de vida de la poblacion. Con solo saber que se trata de entrar en la Alianza del Pacífico esta claro sus intenciones.
          • Pablo18 de septiembre de 2018 a las 6:17 pmSi claro, porque los paises de la Alianza del Pacifico estan creciendo tan poco..
        • Pehúen Curá3 de septiembre de 2018 a las 8:09 pmCarlos posiblemente pasa porque estamos acostumbrados a la buena vida,; los que somos hijos de la radio, la fiambrera, a veces hielo en barra para navidad, no nos afecta tanto, sabemos controlarnos y no gastar de más, desensillando hasta que aclare. Ha habido tiempo peores, le puedo asegurar.
          • Johnny6 de noviembre de 2018 a las 10:05 amSeñor, trabajar y que no alcance lo que se gana es una injusticia. Acostumbrarse a la injusticia no la hace digna de vivirse. Con qué cara tiene que mirar un padre a sus hijos para decirles: "hubo tiempos peores, pero a pesar de trabajar todo el día, lo único que puedo traerles a la mesa es un mate cocido"? Si eso no es una injusticia, no sé qué es... Quien trabaja que gaste en lo que quiera, ¿qué es eso de tener que acostumbrarse a no gastar, por las dudas, porque el país es una bomba de tiempo en la que en cualquier momento quedamos cul0 al norte? Le aseguro, me crié a arroz y huevo duro, como si fuera un lujo, y es lo último que quiero para mis hijos. ¿Por qué ellos tienen que pasar por la misma miseria? Votaron con odio y mirando la tele, esa es la única explicación, porque a estas alturas ya nadie puede negar que hace 3 años atras estabamos muchísimo mejor...
      • jorge26 de febrero de 2019 a las 12:44 pmTito,cuanta razón tenia Roberto ,hoy,26 de Febrero de 2019 la pobreza siguió en ascenso sin detenerse.Hay gente que vive mucho y no aprende nada
    • Alejo12 de diciembre de 2016 a las 11:10 amEvidentemente, el peronismo se dedica ahora a la videncia.
  • Alejandro7 de octubre de 2016 a las 6:23 pmCoincido con Roberto en que, sin duda alguna, aumentará la pobreza en los próximos años pero no creo que sea debido a la inoperancia del actual gobierno. Estoy convencido que se trata de un plan fríamente calculado y cuyos resultados se ven en España y en Grecia y son el resultado de las recetas del Fondo Monetario.
    • Walter25 de enero de 2018 a las 1:16 amUn plan que necesita complices para ser aplicado. Y este gobierno hace alarde de eso.
  • Carlos8 de octubre de 2016 a las 11:18 amEl presidente, en una maniobra infantil, informa que el porcentual de pobreza expresado es el punto de partida de su gestiòn. El indice expresado està ampliado en 5 ò 6 puntos, por su insatisfactoria gestiòn, contraria a toda lògica social y discutibilìsima en la faz econòmica. Poco serio.
    • Raul10 de octubre de 2016 a las 10:11 amCarlos, si el Gobierno anterior dejó 29% de pobres (según UCA) no es raro que éste Gobierno haya aumentado esos 3 puntos que nos llevan al 32.2%. Debido al ajuste que fué necesario hacer. De una vez tenemos que aspirar a un Pais en el que los Ciudadanos trabajen qu es lo que me enseñaron desde chico.Saludos.-
      • FEDERICO17 de octubre de 2016 a las 9:58 pmEl único ajuste viene por el impuestazo a la clase media, pero nada más. ¿Dónde está el ajuste del sector público, en donde se pagan sueldos altísimos y la mitad trabaja y la mitad no?, ¿hasta cuándo vamos a seguir bancando a las provincias pobres con la coparticipación y que no hacen más que crear puestos estatales?, ¿hasta cuándo vamos a vivir en una economía cerrada cual Cuba para "proteger" a "empresarios" jurásicos que jamás van a ser competitivos y que se llenan los bolsillos a costa de mercados cautivos?. Por favor, este gobierno es, como dijeron el otro día, "Kirchnerismo cheto".
      • Javier8 de noviembre de 2016 a las 2:47 pmDesde chico aprendiste a ser un esclavo, ese es el problema. Las cosas van cambiando, la tecnología avanza. Hoy en día se podría vivir tranquilo trabajando 6 horitas. Pero los que más tienen no quieren perder los privilegios que les da el poder, esclavizando al menos favorecido.
        • Martin Casatti12 de diciembre de 2016 a las 8:47 pmDónde trabajas Javier? Y de qué? Me interesa el concepto de que los que nos enseñaron a trabajar de chicos nos enseñaron a ser esclavos. Me suena a panfletito anarquista berreta, de esos que se fotocopian porque no hubo plata para hacerlos imprimir.
        • Lorena25 de enero de 2017 a las 11:07 pmHiciste el mejor comentario.Y lo triste es que los propios esclavos se sienten patrones.
      • Ungue16 de mayo de 2018 a las 11:27 pmporque el "necesario ajuste necesario" significa sacarle retenciones a los sojeros y la minería y reducir las jubilaciones y los salarios a los sectores vulnerables?
      • Mabel19 de enero de 2019 a las 8:18 amud sabe que el actual mandatario esta haciendo gestiones para llevar a argentina 1.400.000 de inmigrantes venezolanos y colombianos para obtener MANO DE OBRA BARATA y dejar sin trabajo a los escasos trabajadores argentinos?...Ud y muchos como Ud carecen de conocimiento para saber lo monstruoso del plan de su gobierno. Ud sabia que las vacunas que pretenden aplicarle a LOS MAYORES POR OBLIGACION SON EXPERIMENTALES? UD SABE QUE NO EXISTE NINGUNA "VACUNA CONTRA UN VIRUS ESTACIONAL" QUE AUN NO APARECIO? Ud solo se dedican a besar suelas de zapatos y estan llevando ese pais con esa hermosa geografia y recursos naturales a la peor y mas catastrofica miseria para la gente nativa, convirtiendolo en una "colonia de seudo esclavos" mal pagados y famelicos para que? PARA EXPLOTARLOS COMO MANO DE OBRA BARATA PARA PRODUCIR LO QUE EEUU NECESITA Y NO PUEDEN PRODUCIR ELLOS MISMOS PORQUE LA GENTE SE AVIVO Y NO TIENEN HIJOS!!!! CON LO CUAL SE QUEDAN SIN MANO DE OBRA PORQUE LOS VIEJOS "SON DESCARTABLES", entiende? Detrás de este plan verdaderamente maquiavelico de DESTRUCCION DE LA IDENTIDAD NACIONAL Y EL PATRIOTISMO, esta EEUU!!!!... EEUU y "su sueño americano", NO se trata de lo que ven en series.....se trata de algo horrible y es la CONFORMACION DE "LOS EEUU DE AMÉRICA"!!!! y para que ello suceda, tienen que avasallar gobiernos, descalificar gobiernos, humillar a los ciudadanos, voltear gobiernos, generar guerrilla, acusar de "comunistas", INVADIR territorios, tomar posesion de los mismos, ROBAR SUS RECURSOS NATURALES a traves de "tratados y coimas" negociados con gobiernos CORRUPTOS como el que tienen en argentina, plantar bases militares, plantar bases de inteligencia de la CIA, plantar espias, secuestrar y asesinar ciudadanos....... UDS MUCHO BLA BLA BLA E IGNORAN COMPLETAMENTE EL DESASTRE QUE SE AVECINA! GRACIAS AL MACACO A CUERDA QUE BAILA CUMBIA MELODICA Y REBUZNA HACIENDOSE EL FREDY MERCURY..... Deberian dejar de ver "simpatico y canchero" a un sujeto que es un criminal .
  • Daniel8 de octubre de 2016 a las 12:21 pmLa pregunta -Roberto, (omentario 6 oct 3.09pm)no tiene una validez significativa. Tengamos en cuenta que casualmente "casi siempre" antes de elecciones baja...¿por qué?,¿porque allí nos acordamos de los pobres?. La pobreza ha sido endémica en nuestro país a raíz del populismo, los punteros políticos, la mirada al costado hacia la delincuencia "para parar la olla" que no completan los planes sociales que son simples prebendas para mantener al pueblo al límite de lo soportable, mientras mas hambre tengan y mas brutos sean es difícil que cambie. Se necesita un compromismo de todos los politicos para generar una estrategia de estadoa largo plazo donde saquemos de miseria y educuemos al projimo, que vuelvan las escuelas de oficios, hay mucho por hacer en el país pero ya vimos que el peronismo siempre vivió de lo mismo, de la miseria y falta de pensamiento del conurbano mas marginal, allí se hacen fuerte los punteros como D´Elía y tantos otros que reparten oertas de mejoras, trabajos y enseres con tal de ganar otra ronda más. Hay que terminar con el cortoplacismo. Veamos si lo que saque de bueno este gobierno actual de Macri, no desaparece en el próximo de signo peronista, que ya sabemos, se dan vuelta como gato en el aire para quedar bien parados. Eso y ELECCIONES BIANUALES EN LOS GREMIOS para sacar esa caterva de millonarios con hijos ricos que ponen cara de pobres y dicen que luchan para el obrero. Los gremios ya sabemos que solo se rascan la espalda con el peronismo y a los demás los muerden cuanto pueden aunque le saquen el dinero qu e desean. Hay una hipocresía generalizada en todos esos dinosaurios que nos vienen gobernando, son como el perro del hortelano, ni hacen ni dejan hacer, y cuando hacen algo, ya está comprobado, lo hacen con plata ajena, la nuestra, y desmoronan el país robándoles de todo y haciendo cosas que en otro tiempos, hubieran llevado sin vacilación a la pena de muerte por fusilamiento o por horca. No hay que ser hipócrita, no pueden arreglar 12 años de despilfarro y desastres en menos de un año, y ¿de dónde salieron todos esos que ahora se hacen los machos y patalean...¿cónde estaban cuando CFK los corría con no mandarle fondos para sus obras? Ahora todos se hacen los guapos en vez de sentarse a conversar, concensuar y no pensar en elecciones sino en el bien del país. Se ha acabado la grandeza en los dirigentes, todos serán recordados por lo que son, simplemente ratas.
    • Juan10 de diciembre de 2018 a las 8:48 pmPerdón? Viste las gráficas? Nunca deja de extrañarme este republicanismo berreta que se llena de los 70 años de populismo. En 1974, comienzo de la serie, la pobreza era del 3,8%. Con el comienzo del período liberal (1976 en adelante), con sus altibajos la pobreza se incrementó en casi un 1000% y desde entonces no pudo bajarse en forma significativa, salvo, oh casualidad! en el nuevo período populista. Realidad mata relato
  • victor8 de octubre de 2016 a las 2:39 pmestimados muy buen informe , sera bueno cruzarlo con la distribucion del ingreso y concentracion de los ingresos por capas sociales ,ademas de la relacion con la evolucion de la tasa de inflacion pareceria que a igual que la tasa de inflacion estructural (tasa piso) hemos adquirido una tasa de pobreza estructural dificil de bajar por valores del 20%
  • Tomas9 de octubre de 2016 a las 2:16 amEn 3 años mas si hay menos de 30% de pobreza a quien votarías? A un expresidebte que la aumento o que la disminuyó?
  • Leo9 de octubre de 2016 a las 5:04 amChequeado: tengo entendido que CIFRA establece su medición de pobreza en base a la Encuesta Anual de Hogares Urbanos que hacía el INDEC. También lo utiliza la UCA en su informe a modo de comparación. Mi pregunta es, ¿Es la EAHU del INDEC confiable? ¿Acaso hay forma de averiguarlo?
    • Diego11 de octubre de 2016 a las 1:44 amHola. CIFRA utiliza la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), que es la fuente que tradicionalmente se usó para medir la pobreza en Argentina (hasta 2002 solo en GBA, desde 2003 en todos los aglomerados cubiertos). La EAHU es sólo una ampliación de la EPH durante los terceros trimestres de cada año (se hace desde 2010), y supone únicamente la inclusión de muestras para los "restos urbanos" de cada provincia (todo el resto es exactamente lo mismo que la EPH). Respecto a la "confianza", es tan confiable como la EPH... En general los usuarios expertos han encontrado alguna cosa rara (desocupación muy baja combinadas con altas tasas de inactividad en algunos aglomerados) y/o desprolijidades (cambio de proyecciones y redefinición de composición de aglomerados sin los respectivos empalmes o al menos informe metodológico). Saliendo de la dimensión "credibilidad", la ventaja de la EAHU es que mide toda la población urbana (90% del total, frente al 63% que alcanza la EPH), aunque los resultados que allí se obtienen (por razones ligadas al diseño muestral que son bastante técnicas) tienen mayor volatilidad, lo cual implica que entre un año y el otro debería haber diferencias de magnitud -cosa muy rara- para poder afirmar que hubo diferencias significativas desde el punto de vista estadístico. Finalmente, sería un error (no demasiado "grave" pero error al fin) usar las canastas para medir la pobreza allí, porque esas canastas son representativas del GBA, y sus valores fueron "ajustados" en base a unos coeficientes fijos regionales basados en estudios en grandes ciudades, y no representativos de toda la población urbana. La UCA usa la EAHU fuente en sus informes para "blanquear" que su metodología sobreestima la pobreza (a igual canasta), pero a su vez quieren hacer creer que esta sobreestimación es chica, y por eso usan la EAUH -los ingresos promedio de los restos urbanos son casi sin excepciones más bajos que en los grandes aglomerados de cada provincia- en lugar de la EPH, aunque su universo de referencia se parece mucho más a esta segunda fuente (fijate en la página 7: http://www.uca.edu.ar/uca/common/grupo68/files/2016-Obs-Informe-n1-Pobreza-Desigualdad-Ingresos-Argentina-Urbana-Presentacion.pdf; de las 20 ciudades que cubren solo tres -Zarate, San Rafael y Goya- no forman parte del universo EPH); además hay cuestiones de diseño muestral que hacen inviable que con esas ciudades representen a toda la población urbana de ciudades de 80 mil habitantes o más). Saludos Pdta. te contesté otros comentarios/preguntas en otra nota
  • Martin Casatti9 de octubre de 2016 a las 11:18 pmEsto se debe a que la inoperancia de este gobierno le impide ver las soluciones obvias a los problemas más complejos. Por ejemplo, si se ve que las cifras de pobreza no son buenas hay que aplicar la receta del gobierno anterior. Dibujar una cifras que sean mucho mejores. Es que no hemos aprendido nada en 12 años? Caramba che!
  • Diego Born10 de octubre de 2016 a las 12:34 amMuchachos, antes de buscar números deberían preguntarse qué miden esos números. Acá están mezclando cosas que no tienen nada que ver, porque surgen de metodologías diferentes (por ej., si la UCA usara las "nuevas" canastas del INDEC sobre su base de datos, la pobreza le daría entre cerca de 45-47%). Y lo metodológico es aún más importante cuando lo que intentan es "evaluar" 50 años de historia económica y social a partir de un sólo indicador.
    • Sol Minoldo10 de octubre de 2016 a las 2:51 amDiego, no estan mezclando, y si tienen que ver. Si hay 4 metodologías para medir pobreza, uno puede comparar la evolución de la pobreza por ingresos construyendo una serie (linea) para cada una. Lo erróneo es comparar la pobreza de momentos diferentes con metodologías diferentes: por ejemplo, si comparo el indicador de UCA de hoy con el de INDEC hace 10 años. Pero mientras la serie siempre se construya con datos comparables (de la misma metodología), luego se pueden comparar las series para apreciar las implicancias metodológicas de las diferentes mediciones.
      • Diego11 de octubre de 2016 a las 1:50 amDesde el punto de vista lógico, totalmente de acuerdo. Desde el punto de vista práctico, es evidente que presentar datos así sólo suma confusión (fijate por ej. el comentario de Raul en este mismo post). Y yo no creo que eso sea inocente, estoy seguro que el "ocultamiento" del cambio metodológico fue adrede, para que la gente compare este 32% con el de la UCA, o con el 27% de 2006. Si vos trabajas con este tipo (o con cualquiera) de indicadores sabrás perfectamente la importancia de la metodología en el resultado, y por eso mismo estarás de acuerdo conmigo que si cambias la metodología de algo tan sensible como la pobreza por ingresos eso hasta debería ser más noticia que el resultado en sí mismo (mucha de la gente que ahora regresó al INDEC y trabajó en esta nueva medición, luego de resistir al impresentable de Moreno y su patotal, hace dos décadas estuvo 5 ó 6 años discutiendo y probando la mejor manera de actualizar la medición del desempleo...).
    • Gustavo11 de octubre de 2016 a las 7:42 pmDiego y Sol: excelente intercambio. Alguna explicación sobre la metodología de cada analista está dada por Diego en el comentario de Leo (9/10/16 5:04) Si bien entiendo más que la media sobre este tipo de análisis y estadísticas, me considero un público "de a pie" en estas cuestiones. Aún así me atrevo a analizar el tercer gráfico que se presenta. Allí podemos ver que, a pesar de las diferencias en las metodologías y fuentes usadas, Ferreres e Indec se separan sustancialmente recién en el 2006 (con una clarísima manipulación en 1993, gobierno de Carlos I de Anillaco). También podemos ver que CTA e Indec medían más o menos lo mismo hasta que también empezaron a distanciarse en 2006. Cómo público de a pie concluyo lo siguiente: los datos de Indec desde 2006 son evidentemente falsos. No puedo apegarme a ninguno de los otros, aunque parecieran estar bastante de acuerdo. Por otro lado adhiero a lo que dice Victor (8/10/16): hay una pobreza estructural del 20% que los gobernantes no logran modificar, ni aún "acomodando" los números. Interesante informe y muy interesante la discusión.
      • Diego16 de octubre de 2016 a las 11:30 pmGustavo, desde 2007 a 2015 los datos de pobreza del INDEC no sirven, porque al falsear el índice de precios se arruinó también este indicador. Lo que es importante tener en cuenta que la incidencia de la nueva medición del INDEC de ahora (32,2% 2T de 2016) NO ES COMPARABLE con los datos del INDEC de 2003 a 2006. Usando la metodología nueva, hoy la pobreza es 32%, usando la "vieja" (la que todo el mundo usaba hasta ahora, xq nadie se esperaba un cambio de metodología), se ubica en torno al 20/22% (y a fines del 2015 era alrededor de 3 puntos menos). De todas las fuentes alternativas, CTA-CIFRA son los más rigurosos (sea calculando con la nueva o con la vieja metodología), sin ninguna duda. Saludos
  • Daniel11 de octubre de 2016 a las 11:30 amMas allá de datos y metodologías, lo importante (y grave) que ésta información pone en blanco sobre negro es: 1) Argentina tiene un piso "endémico" del 20% de pobreza, muy difícil de perforar. 2) La tendencia a largo plazo (décadas) es de que ése piso está lentamente subiendo. Ambos aspectos nos provocan un severísimo daño a largo plazo. Por consiguente: a) No podemos fijar objetivos de "pobreza" sostenibles a corto o mediano plazo, sin tener claro objetivos estratégicos a largo plazo (30 años o más). b) Esos objetivos estratégicos de largo plazo deben basarse fundamentalmente en metas de educación, además de las de desarrollo económico. Ningún futuro de país es sustentable económicamente sin un profundo y sólido cimiento educacional en la población. La mala noticia es que la clase política capaz de ponerse metas de éste tipo, a 30 años o mas, aún no ha nacido.
    • Diego16 de octubre de 2016 a las 11:33 pmPerdón, pero no hay "más allá de la metodología", porque si cambiamos la metodología, o resolvemos (por ej., si usamos la línea de 3,1 dólares PPA diarios del Banco Mundial, la pobreza en Arg es 4%) o empeoramos (la no anunciada nueva metodología del INDEC subió 10 puntos el umbral, respecto a lo que arrojaba la vieja metodología) el diagnóstico "ficticiamente" (en realidad, la medición de pobreza más que para indicar el nivel "absoluto" de pobres sirve para trazar la evolución en el tiempo y para comparar entre diferentes grupos).

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias