Chequeado

Las claves del conflicto comercial entre Argentina y Brasil

¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
18 mayo, 2011 13:41 pm | Tiempo de lectura: 4 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
18 mayo, 2011 13:41 pm
| Tiempo de lectura: 4 minutos



Brasil protestó por las medidas que restringen la importación a la Argentina, y en respuesta limitó la entrada de ciertos bienes. Los puntos básicos del conflicto.

  El ministro de Industria de Brasil, Fernado Pimentel, publicó un comunicado en el que exigía que la Argentina destrabara la entrega de ciertas Licencias No Automáticas (LNA) para importar, y en respuesta puso restricciones a la importación de automóviles.

El blog El Economista Serial Crónico publicó una nota en la que explica los puntos básicos del conflicto comercial entre Argentina y Brasil. Fernando Porta, especialista en el proceso de integración, complementa el análisis.

En su nota “Déjà vu, Déjà vécu…Dejá BrazúK” Aia Ray expone los puntos centrales de la discusión. Después de cuestionar la lectura que ciertos sectores han hecho del conflicto, presentándolo como una “guerra con Brasil”, explica:

¿Por qué digo que no es una guerra? Lo que hemos visto en estos días no es una represalia como tal en tanto Brasil tan sólo incluyó algunos productos más al régimen de LNA que aplica a muchos bienes.

El sistema de LNA, a diferencia de otras medidas comerciales, es de carácter universal, es decir que no discrimina según el origen.Todos los productos alcanzados por esta medida requieren de una certificación previa, sin importar el país de su procedencia. A mi entender, las represalias deben estar dirigidas a un país específico e implicar una verdadera traba al ingreso de los productos, como lo fue el año pasado el caso con China, cuando se dejó de comprar específicamente aceite de soja argentino.

Este mecanismo de LNA, aceptado por la Organización Mundial del Comercio (OMC), implica que los productos requieren de un trámite previo para poder ingresar al país. Se trata de una barrera no arancelaria, que hace más lenta la importación de estos bienes, la desalienta, pero en ningún caso significa una prohibición. A partir de la aplicación de las LNA, los productos podrán demorarse hasta un plazo máximo de 60 días (es decir, puede ser menos).

Y entonces, ¿por qué la disconformidad de Argentina? El eje de la queja está en que las autoridades locales no fueron avisadas con antelación. En efecto, en un período en que se intenta realizar un esfuerzo conjunto para monitorear el comercio bilateral, con comisiones específicas de seguimiento y monitoreo del intercambio bilateral que tratan los casos que pudieran llegar a afectar el comercio con nuestros socios del Mercosur, parece un paso en falso para el desarrollo sólido del mismo.

Pero entonces, ¿Brasil no tiene razones para quejarse? Sí, muchas. Sin embargo, sus quejas no surgen por la aplicación o extensión de nuestro régimen de LNA. En efecto, mientras Argentina aplica LNA al 13% de los productos comercializados, Brasil lo hace a casi el 40%. La disconformidad de Brasil surge por la demora en la entrega de certificados, que en muchos casos se extiende a más de 60 días.

No obstante, no es sólo eso. El mayor problema para Brasil, son el resto de las medidas no formales que aplica la Argentina. En el cuadro a continuación, se puede observar diverso tipo de medidas, entre las cuales, las últimas tres son medidas no formales y no permitidas entre las normas de comercio internacional.

Barreras no arancelarias que afectan el comercio exterior

Medidas

Implicancias

Alcance

Objetivos

Consecuencias

Licencias no automáticas

Productos que precisan un certificado de importación previo: se incluyeron en marzo 200 productos nuevos a la lista

Alcanzan a un 13% del total de los productos, pero en valor representan un 18% de las importaciones argentinas (antes de agregar los nuevos prod. era un 10% aprox.)

 

 

 

 

1) Resguardo del saldo positivo de la balanza comercial

 

 

2) Desarrollo y protección de la industria local

 

 

3) Monitoreo de bienes que pudieran ingresar en condiciones de competencia desleal

 

 

 

 

 

1) Rispideces con socios comerciales

 

 

 

2) Beneficio de industria sustitutiva en perjuicio de importadores y exportadores

 

 

3) Faltantes y cuellos de botella por demoras en el ingreso de insumo

 

 

4) Efectos en precios locales

Investigaciones antidumping

 

Monitoreo del ingreso de bienes en condiciones de competencia desleal: incremento de investigaciones

Hay actualmente 58 medidas vigentes y en los primeros 3 meses del año entraron en vigencia 7

Medidas sanitarias o de etiquetado

Certificados de sanidad y etiquetado

Se suele frenar el ingreso de alimentos por este método exigiendo normas específicas de calidad

Desaliento a la importación

Conversaciones con diversos actores económicos para reducir las compras al exterior

 

Se habló en diversas oportunidades con cadenas de supermercado e industrias para pedirles que en las góndolas figuren productos locales

Prohibiciones y/o demoras no formales

Bienes detenidos en la aduana sin razón aparente por un tiempo mayor al estipulado

 

Algunos productos, incluso no alcanzados por licencias, no son liberados en la aduana, incluso luego de haber sido verificados

Importación sujeta a exportación

Exigencia de presentar planes de exportación para poder importar

 

Para poder importar algunos productos, es preciso presentar una declaración jurada que incluya proyectos de exportación y/o inversión, producción o sustitución de compras al exterior

 Por ello, no hay que confundir las licencias no automáticas con el resto de medidas que se aplican. Las LNA tienen diversas funciones, entre las que se encuentra el monitoreo del comercio que pudiera ser desleal, pero es una medida lícita en el sentido que tiene reglas que se rige por normas internacionales, que es predecible y manejable. No es el caso de medidas tales como la de ‘importás si exportás.’”

En cuanto a esta medida, Fernando Porta, investigador de la Universidad de Quilmes y del Centro Redes, explicó a Chequeado.com que al tratarse de una medida informal, resultado de una negociación con los empresarios, no está claro qué repercusiones podría tener en caso de no cumplirse. No podría hablarse entonces, en su opinión, de “exigencias.”

Respecto a la idea de una “guerra con Brasil”, coincide en que no es así, y explica que “en el Mercosur siempre se ha negociado de esta manera, con un uso un poco arbitrario de las restricciones a la importación. Siempre fue así, por lo que esto probablemente no sea más que otro episodio en las negociaciones, aunque es significativo que hayan incluído a los automóviles, un producto muy importante en el comercio bilateral.”

Temas

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Explicador

Nuevas medidas sobre importaciones: a qué productos afectan El Banco Central de la República Argentina (BCRA) publicó el 27 de junio último una serie de medidas que limitan la venta de dólares de la entidad para las importaciones de algunas empresas y bienes particulares. Esta decisión significa que el BCRA no les venderá dólares a las empresas que superen en más de un […]
Las 5 claves sobre la nueva ley de VIH, hepatitis, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual El Senado aprobó por 60 votos a favor y uno en contra (del jefe del bloque PRO Humberto Schiavoni) la Ley de Respuesta Integral al VIH, Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), Hepatitis Virales y Tuberculosis, que actualiza la Ley Nacional de SIDA, vigente desde 1990. El proyecto había sido elaborado por más de 200 organizaciones […]