Skip to content

Los 6 mitos sobre los mosquitos a los que tenés que estar atento este verano

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Frente a la invasión de mosquitos en el Área Metropolitana de Buenos Aires y centro del país, comenzaron a resurgir ciertos mitos para prevenirlos o ahuyentarlos.
  • Al contrario de las creencias populares, los dientes de ajo no espantan a los mosquitos y estos no pican más a algunas personas “porque tienen la sangre dulce”.
  • Tomar vitamina B tampoco impide la picadura de los mosquitos y la borra del café no mata sus larvas. Una recopilación de los mitos más frecuentes sobre estos insectos, en esta nota.

El 2024 arrancó con una invasión de mosquitos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y en el centro del país que generó malestar en la población. Frente a este tipo de eventos, comienzan a resurgir ciertos mitos de recetas caseras para prevenir o ahuyentar a los mosquitos, así como supuestas explicaciones sobre su picadura.

¿Qué hay de cierto en estos remedios caseros? ¿A qué mitos tenemos que estar atentos de cara al resto del verano?

Es falso que los dientes de ajo espantan a los mosquitos

En 2005, un equipo de la Universidad de Connecticut decidió poner a prueba el mito sobre el ajo y los mosquitos y convocó a un grupo de personas 2 veces: primero, les pidieron que comieran un diente de ajo; después, que comieran cualquier cosa, excepto ajo. En cada visita, las personas fueron expuestas a mosquitos criados en el laboratorio y el equipo midió: el número de mosquitos que no se alimentaron de los sujetos, el número de picaduras de mosquitos, el peso de los mosquitos después de alimentarse y la cantidad de sangre ingerida.

Al comparar los datos de las 2 visitas, los investigadores vieron que no había diferencias significativas; es decir: el ajo no sirvió como repelente para los mosquitos.

“No se ha encontrado diferencia respecto de la atracción o repelencia entre las personas que consumen ajo y las que no”, ratificó en diálogo con Chequeado Juan José García, especialista del Laboratorio de Patología de Insectos Vectores del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (Cepave), que depende del Conicet y de la Universidad de La Plata.

Mezclas naturales poco efectivas: agua, vinagre, limón, menta, canela y vainilla

“La mezcla de agua, vinagre y limón no tiene ningún efecto como repelente sobre los mosquitos”, aseguró a este medio Laura Harburguer, investigadora del Conicet en la Unidad de Investigación y Desarrollo Estratégico para la Defensa (Unidef).

“Sobre la menta y la canela hay algunos estudios que demuestran que hay una repelencia muy pobre, por eso no hay productos en el mercado a base de estos elementos, porque el efecto repelente no es el suficiente como para desarrollar un producto que se venda”, sumó la especialista.

Por su parte, Harburguer explicó que sí se ha confirmado el efecto repelente de la citronela  y que existen formulaciones comerciales con esa base pero que poseen una corta duración en su efecto repelente. “Hay que aplicarlas cada 45 minutos, es importante tenerlo en cuenta si se decide por su uso. Sobre todo se recomienda en niños pequeños”, señaló.

En las farmacias o los supermercados se venden repelentes en aerosol, spray, gel o crema con tres principios activos, que son el denominado DEET, o N-Dietil-meta-toluamida, el IR3535 y la Icaridina. “Los repelentes con cualquiera de estos tres activos son iguales de efectivos, no varían según la marca o varían levemente, así que lo más importante es guiarse por el precio”, explicó García.

Respecto de la esencia de vainilla diluida como repelente, Harburguer explicó que se trata de otro mito: “Lo que sucede con la vainilla es que muchas veces se usa en repelentes comerciales para prolongar el efecto repelente -no en la Argentina sino en otros países-, entonces de eso se debe haber sacado que funciona como repelente, pero no es así”.

Los mosquitos no pican más a algunas personas porque tienen la sangre dulce

Como se explica en esta nota, hay personas que resultan “más atractivas” para los mosquitos que otras, pero esto no tiene que ver con los niveles de azúcar en su sangre, sino con una mezcla de factores que incluyen, entre otros, el olor corporal y el dióxido de carbono que emite la respiración, la sudoración y el movimiento.

Para identificar fuentes de sangre, las mosquitas -no los mosquitos- se fijan en el dióxido de carbono que liberan las personas, su olor corporal y otras señales olfativas y visuales. Para diferenciar las fuentes de dióxido de carbono que no están vivas (como los automóviles o los barcos) de las que sí, los mosquitos dependen de las señales olfativas secundarias que producen los animales vivos. Algunos procesos metabólicos como respirar y moverse generan determinados olores que ayudan a las hembras a localizar a su próxima víctima.

“La combinación de todos estos factores -olores, dióxido de carbono y bacterias propias de la piel- es única en cada persona y esto hace que se atraiga más o menos a los mosquitos, pero no tiene que ver con la presencia de azúcar en la sangre”, sumó Harburguer.

No hay pruebas de que tomar vitamina B impida la picadura del mosquito y es falso que pican más a algunas personas dependiendo de lo que coman

No existe evidencia científica que apoye esta afirmación, aseguró en su página web el Ministerio de Salud de la Nación, algo que fue ratificado por García: “El consumo de vitamina B no ha demostrado tener efecto sobre los mosquitos, no evita su picadura”.

“Hay un trabajo científico que recopila todos los estudios que se hicieron relacionados con el uso de la vitamina B como repelente para los mosquitos, y lo que encontraron es que los casos en los que esta vitamina resultaba como repelente eran estudios que científicamente tenían muchas fallas metodológicas, con lo cual no eran concluyentes. Sin embargo, la mayoría de los estudios en donde la vitamina B no demostraba efecto repelente eran estudios que estaban bien hechos y que demostraban la falta de efecto de la vitamina B”, sumó Harburguer.

Sobre el mito de que si se comen ciertos alimentos se pueden atraer más o menos a los mosquitos, la especialista explicó que no por modificar el tipo de dieta vamos a poder hacernos más o menos atractivos a ellos, “sino que tiene que ver con la combinación de factores propia de cada uno e imposible de modificar”.

Pueden existir diferencias con las dietas culturales, explicó: “Los orientales tienen determinado tipo de comida, los europeos y los latinoamericanos, otra. Esas diferencias en el tipo de dieta con más o menos picantes, pueden hacer que alguien resulte más atractivo que otro, pero a ese tipo de dietas se le suman los otros factores: las bacterias propias de la piel, el olor corporal y el dióxido de carbono que libera la persona”.

No hay pruebas de que colocar borra de café en el agua de las plantas mata las larvas de los mosquitos

No existe ningún estudio científico que pruebe esta afirmación, según el Ministerio de Salud nacional.

“La realidad es que la borra del café no tiene ningún efecto larvicida. Sí se ha visto en algunos estudios, que hasta el momento son poco concluyentes, que la cafeína -uno de los principales componentes de la borra del café- puede tener algún efecto larvicida, pero las dosis necesarias son tan altas que es impracticable realizarlo”, aseguró Harburguer.

Lo único eficaz es cambiar el agua de floreros, platos y portamacetas cada 3 días o usar arena húmeda en lugar de agua en los floreros y cepillar las paredes de los recipientes por si hubiera huevos de mosquitos adheridos, recomienda la cartera sanitaria.

Es falso que los mosquitos pican sólo de día o sólo de noche

Cada especie de mosquito tiene sus características propias, que hacen que piquen de día o de noche. “En el planeta Tierra hay más de 3 mil especies de mosquitos, lo que da una idea de la enorme diversidad de comportamientos que existen. Los adultos de algunas especies están activas durante el día y otras durante la noche. Por ejemplo aquí, Aedes aegypti, el mosquito vector del dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla, la hembra pica o toma su ingesta sanguínea durante el día. Culex pipiens, que es el mosquito común de las viviendas, pica durante la noche y es el mosquito que zumba cerca de nuestra cara cuando estamos acostados”, explicó a Chequeado García.

Las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud de la Nación para evitar las picaduras son: disponer mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas, usar repelentes sobre la piel expuesta y la ropa, utilizar mangas largas y pantalones largos. Además, es necesario deshacerse de los posibles criaderos de mosquitos que haya tanto en el interior como en el jardín. Para ello, hay que vaciar regularmente el agua estancada de macetas, canaletas, cubos, cubiertas de piscinas, platos de agua para mascotas o bebederos para pájaros.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *