Chequeado

El Consejo que se va

¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
08 mayo, 2013 18:52 pm | Tiempo de lectura: 2 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
08 mayo, 2013 18:52 pm
| Tiempo de lectura: 2 minutos
 

Cómo funciona hoy, antes de la aprobación de la nueva ley, el Consejo de la Magistratura. Equilibrio, representatividad e influencia de los partidos políticos.

Hoy se vota la ley que modifica la composición y el sistema de elección del Consejo de la Magistratura. Cómo funciona hasta ahora el organismo, cómo son electos sus miembros, a quiénes representan y qué influencia ejercen hoy los partidos políticos.

Cómo se constituye hoy

El Consejo está conformado por:

•    tres jueces, electos directamente por sus pares en una elección organizada por la Asociación de Magistrados de la Nación;
•    dos abogados -uno con licencia federal y el otro del interior del país-, también elegidos por sus pares a través de los Colegios de Abogados, nucleados en la Federación de Argentina de Colegios de Abogados (FACA) y del Colegio Público de Abogados de Capital Federal;
•    un académico, electo por el Consejo Interuniversitario Nacional; 
•    tres representantes de la Cámara de Diputados,
•    tres delegados del Senado y
•    uno del Poder Ejecutivo, nombrados por cada uno de esos cuerpos (en el caso del Congreso, dos representantes de la mayoría y uno por la minoría).

Equilibrio

“En la actualidad no hay equilibrio. Nunca hubo realmente un balance perfecto, pero hasta la reforma de 2006 había mayor equilibrio. Hoy hay siete representantes de los poderes electos, tres jueces y dos abogados. Hay una clara mayoría de los representantes políticos”, detalló Ezequiel Nino, co-director de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

Según el artículo 114 de la Constitución Nacional, el Consejo debe asegurar “el equilibrio entre la representación de los órganos políticos resultantes de la elección popular, de los jueces de todas las instancias y de los abogados de la matrícula federal” (para ver cómo será la nueva composición ver: Sanz: “Ya no habrá más necesidad de buscar consenso para elegir un juez o para destituirlo”).

Representatividad

La reducción de los miembros en todos los estamentos en 2006 limitó la representación de la diversidad en cada uno de los espacios”, afirmó Lucas Arrimada, profesor e investigador de Derecho Constitucional (UBA) y editor del blog Ante la ley. Al pasar el Consejo de 20 a 13 miembros, se eliminaron las segundas minorías. Es decir que sólo quedó la mayoría y la primera minoría, reduciéndose la representatividad.

Respecto del caso de los académicos, por ejemplo, Arrimada detalló: “Se limita a una elección en un órgano alejado de los ‘académicos’ y cercano a las autoridades universitarias, sin segundas o terceras fuerzas como sucedía y sucede con legisladores, jueces y abogados”.

En cuanto a los electores, desde el Ejecutivo se criticó que sean pocos quienes eligen a los representantes. En el caso de los jueces, por ejemplo, son alrededor de 700 (de un total de 900) quienes nombran a sus consejeros. En las últimas elecciones de los consejeros de abogados fueron cerca de 10 mil los que participaron en cada una -la elección del consejero federal y la del representante del interior- (ver aquí y aquí).  

Influencia de los partidos políticos  

Uno de los argumentos utilizados por el Ejecutivo para sumar a los consejeros a las listas partidarias es que los partidos ya participan de manera solapada en el Consejo.

Muchos de los académicos, abogados y jueces tienen afinidades políticas o han tenido participación en espacios de política universitaria, gremial, de su propio estamento. En esos espacios los partidos políticos (tanto el radicalismo, el justicialismo, el PRO y el socialismo) han tenido un especial interés y han realizado acciones, alianzas y acuerdos para los sectores aliados, afines en esos espacios”, aseguró Arrimada.

Por su parte, Nino explicó: “Hay cercanía de algunos de los miembros con partidos políticos, pero como puede darse en cualquier cuerpo colegiado”.

9 Respuestas

Ger Fonseca 8 de mayo de 2013 a las 9:06 pm

De la película Yo Robot:

Lanning: Mis respuestas son limitadas.Debes hacer la pregunta correcta.

Spooner: ¿Hay problemas con las Tres Leyes?

Lanning: Las Tres Leyes llevarán a un sólo resultado lógico.

Spooner: ¿Qué resultado?

Lanning: Revolución.

adolfo el bueno 9 de mayo de 2013 a las 3:53 am

Como toda revolución es una elite que quiere tomar el poder.

Ger Fonseca 9 de mayo de 2013 a las 12:22 pm

Si… es el péndulo de la historia. Para sacarse de encima a un crápula, muchas veces el pueblo permite que se instale un crápula de otro color.

Y los viejos crápulas se van diciendo que los nuevos son desestabilizadores, ilegítimos e ilegales.

Y los nuevos crápulas llegan diciendo que combatirán a los viejos crápulas golpistas y monopólicos.

En cualquier caso el problema siguen siendo los crápulas. ¿No?

No me gustan las revoluciones. Prefiero la evolución.

HAguilar 12 de mayo de 2013 a las 4:50 pm

¿Por qué nunca se pone en discusión la legitimidad del criterio tecnocrático de elección de los consejeros jueces, abogados y académicos (“los elegimos entre nosotros porque conocemos el paño”)? ¿Es de “sentido común” pensar que ese criterio elitista sea superior a la elección popular? El art. 114 de la C.N. habla de la “representación” de estos sectores. No aclara si este criterio estamental sólo define la calidad del “representante” o si también delimita la extracción de los “representados”. De acuerdo a una interpretación dinámica de la ley fundamental (es decir, no petrificada en el pasado), no se opone a que los magistrados y los diputados ejerzan en equilibrio la representación de todos los ciudadanos. Si la cuestión es de política legislativa (y el legislador es el primer intérprete de la Constitución), repito: ¿es preferible garantizar el equilibrio entre la representatividad popular y la de los técnicos en lugar de asegurar que políticos y técnicos representen al pueblo?

Ger Fonseca 13 de mayo de 2013 a las 12:25 pm

Tres pasos simples para entender de qué estamos hablando:

1- Explique, por favor, cuál es la diferencia entre el mejor neurólogo y el neurólogo más popular.

2- Indique, por favor, cómo haría para encontrar al mejor y cómo harías para encontrar al más popular.

3- Enuncie, luego, a cuál de los dos elegiría para que opere a su hijo, su hermana o su madre. Justifique su respuesta.

Saludos!

cacho 13 de mayo de 2013 a las 5:06 pm

se está hablando de la elección del consejo que elige a los neurólogos, no de la elección de los neurólogos.

para mi debería ir en boletas separadas.

Ger Fonseca 13 de mayo de 2013 a las 5:55 pm

Es correcta tu observación. Además, tomo tu idea de boleta separada y agrego más… deberían ser elecciones y campañas separadas.

Así la gente podrá votar a los consejeros que prometan limpiar a la justicia de jueces y fiscales corruptos.

De hecho, sería bueno que se prometa eso y se invierta el efecto arrastre…. “La corrupción mata… Cárcel a los corruptos… vote XXXX”

De todos modos, ante la afirmación de que toda legitimidad proviene del voto, debo insistir en el concepto de que la “votocracia” no es mejor que la “meritocracia” en todos los casos.

fghi_dclxvi 3 de junio de 2013 a las 7:36 am

Creo que tu paralelismo no es correcto. La justicia no está tan cercana a una ciencia exacta como la neurología.
Mal que les pese a los que hablan de “ciencia del derecho”, el tema sobre qué es justo y cómo debe manejarse la justicia estará siempre en debate. Y como es claro: se elije al cuerpo que nombra (que tampoco es que lo va a hacer a piacere).

Sería mejor separar estamentos, y que la oposición no se emperre por mostrarse lo más cortante posible y nada más.

Adrián h Garcia.. 7 de abril de 2017 a las 9:44 pm

Ser o no ser, esa es la cuestión… Recuerden q hay un sistema de pesos y contrapesos, q ayuda y regula en busca de un equilibrio… Dado el caso si no se cumpliere, el poder constituyente es mayor y se pronunciaría con fuerza para q halla una correcta legalidad por medio de un impacto social….aunque a veces creen q el pueblo es incompetente, no es así… El pueblo tiene gran participación y criterio de validez, aquí esta la real mayoría….. Q pasaría si se pronuncia un golpe de estado por incompetencia del poder constituido y su corrupción??? Donde se proclame a gritos la legitimación, fuerza y soberanía de la constitución por parte del pueblo….

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Economía

Créditos con el BID, la CAF y el BM: qué consiguió Sergio Massa y adónde podrían ir esos dólares El ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa (Frente para Todos), anunció desde el inicio de su gestión en agosto distintos créditos con organismos internacionales como parte de un conjunto de medidas que apuntan a fortalecer el orden fiscal, el superávit comercial (es decir, que las exportaciones sean mayores a las importaciones) y las […]

Política

Falta contexto en el video en el que Barack Obama dijo que “un orden y un progreso solo puede llegar cuando los individuos renuncian a sus derechos a un soberano todopoderoso” Circula en Twitter un video del expresidente de los Estados Unidos Barack Obama, durante un discurso en el que supuestamente expresa, según los subtítulos: “Por el orden internacional. Pero hemos trabajado durante generaciones para construir. Hombres y mujeres comunes. Los dos, de mente muy pequeña para gobernar sus propios asuntos. Un orden y un progreso […]