Chequeado

Reforma Judicial: ¿como en el Tercer Reich?

06 Mayo, 2013 | Tiempo de lectura: 2 minutos


El diputado Eduardo Amadeo comparó la reforma que impulsa la Presidenta con el funcionamiento de ese poder en el régimen de Adolf Hitler. ¿Cómo funcionaba la Justicia durante el nacionalsocialismo?

Los dichos

“¿Qué hay más oscuro que estas semejanzas entre lo que pretende el kirchnerismo y las experiencias históricas dictatoriales?”, se preguntó Eduardo Amadeo (Frente Peronista) en una columna publicada en Infobae. Allí, el diputado nacional comparó la reforma del Poder Judicial impulsada por la presidenta Cristina Fernández con el funcionamiento de ese poder bajo el régimen nazi.

Amadeo citó una frase de Hans Frank, principal jurista del Tercer Reich: “No existe ninguna independencia de la ley respecto al nacionalsocialismo. En cada decisión que adopten, díganse a sí mismos: ¿cómo actuaría el Führer en mi lugar?”. Ese concepto de cómo debía ser la actuación de los jueces nazis, según Amadeo, es el que ahora guía a la Presidenta en “la politización de la Justicia”.

Los hechos

Adolf Hitler asumió como canciller en 1933
, y a los pocos años logró que la única fuente estatal de poder fuera su persona. Disolvió el Poder Legislativo, estableció un sistema de partido único y produjo la alineación del Poder Judicial (todas las asociaciones relacionadas con la administración de justicia se fusionaron en la Liga Nacionalsocialista de Juristas Alemanes).

Demoledor para el sistema de justicia heredado de Weimar fue la creación del ‘Tribunal del Pueblo’, una especie de Justicia paralela que se regía con total arbitrariedad y que en pocos años desplazó a los juzgados penales de casi toda su esfera de actuación”, detalla el juez federal y consejero académico del Museo del Holocausto de Buenos Aires, Daniel Rafecas, en su artículo “El derecho penal frente al Holocausto”.

Hitler desde siempre odió a los juristas (ver “Los orígenes del totalitarismo”, de Hannah Arendt). A pesar de ello, los utilizó y contó con su legitimación para reformar la ley, que posibilitó el proceso de compresión de libertades y derechos que derivó en la Shoá.

La Corte Popular, bajo el mandato de Roland Freisler, “condenó a decenas de miles de personas por ser ‘despreciables’ y miles de personas más a la muerte por ‘traición al pueblo’”. Así se desprende de un artículo del Museo de la Memoria del Holocausto de los Estados Unidos.

Este tipo de condenas fue posible gracias a leyes que modificaron el Código Penal. Algunos ejemplos son la “Ley sobre el delincuente habitual peligroso” (se aplicó a más de 17 mil personas entre 1934 y 1944 que fueron enviadas a campos de concentración) y la “cláusula aria” de la Ley del Servicio Civil, que obligó a la expulsión de jueces, abogados y profesores universitarios judíos de sus actividades.

En 1935, otra reforma del Código Penal alemán ordenó a los jueces que “el sentimiento popular sano” los guiara en sus decisiones. Y meses después se dieron a conocer las leyes racistas de Nüremberg, que marginaban a los judíos a través de la prohibición de matrimonios mixtos o relaciones sexuales entre judíos y no judíos.

Esto llevó a que “las cortes juzgaran que el intercambio sexual no tenía porqué llegar a consumarse para desatar las previsiones criminales de la ley”, menciona el historiador austríaco Raúl Hilberg en su libro “Víctimas, victimarios, espectadores. La catástrofe judía 1933-1945”.

Es decir que, en estos casos, “la ley protegía no sólo la sangre sino también el honor, y un alemán, específicamente una mujer alemana, era deshonrada si un judío se le aproximaba o la provocaba sexualmente de cualquier manera”, aclara Hilberg.

Rafecas observa que “estas y otras medidas ampliaban una y otra vez el poder de los aparatos represivos como la GESTAPO o la KRIPO y asfixiaban los espacios de libertades no sólo de las minorías perseguidas (que en 1943 prácticamente desaparecieron físicamente del territorio alemán) sino de todos los habitantes”.

Como conclusión de la actuación de la Justicia durante esa época, el magistrado recuerda: “En Alemania, el número de delitos punibles con la muerte ascendió de tres a cuarenta entre 1939 y 1945, lapso en el cual sólo los tribunales civiles alemanes impusieron alrededor de 15 mil penas de muerte”.

15 Respuestas

Néstor Vidal 6 de Mayo de 2013 a las 5:57 pm

OK, de acuerdo, comparar al régimen kirchnerista con el nazismo es un despropósito por la magnitud de los 60 millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial y del Holocausto. Pero no debemos olvidar que la ideología del gobierno se nutre de las enseñanzas de Carl Schmitt. Es sólo otro nivel de dictadura. En esencia, es similar. Con aquel criterio de comparación, y probándolo por el absurdo, el proceso militar -comparado con el nazismo- no sería ni dictadura ni genocida. Sin embargo, lo es…y todos son dictaduras.

augustometalero 6 de Mayo de 2013 a las 7:33 pm

O sea… porque personas como Laclau son nazis porque citan a Carl Schmitt… o sea que quedan para personas como Sartré o Foucault que citaban a Heidegger máximo exponenten intelectual del nazismo… lee un poco a Laclau o Carl Schmitt antes de hablar.

Wotan 6 de Mayo de 2013 a las 8:37 pm

¿Quién es “Sartré” y qué significa “exponenten”? Y se escribe “qué queda” y “leé”, genio. Antes de mandar a leer a los demás, volvé al primario.

js 28 de Mayo de 2013 a las 3:29 pm

Sos un pobre tipo

Nerodv 10 de Mayo de 2013 a las 6:57 pm

Tocayo, lo de Amadeo y lo tuyo lo relaciono con una mezcla de gorilismo disimulado (sobre todo en tu caso) e ignorancia. Por ejemplo sabes que los muertos en la WW2 fueron 60M. y que solo 2M. eran soldados. Sabias que Hitler recupero en tiempo record a 6M. de alemanes sus trabajos perdidos en gran parte por unfluencia judia.

Tano 13 de Mayo de 2013 a las 6:11 pm

Solo 2 Millones eran soldados de 60 millones de muertos? WTF, pero donde aprendiste historia en la para ti?

Lautaro Juarez 6 de Mayo de 2013 a las 7:24 pm

“Reductio ad Hitlerum” = una falacia.

Juan Finn 6 de Mayo de 2013 a las 9:17 pm

Amadeo sin los nazis no sabría cómo argumentar, peor sin la dictadura del 70 tampoco lo sabría el gobierno. Para mí, cuando empiezan estas comparaciones (Siendo en mi opinión “el secuestro de goles” una de las más abyecta) comienzan a debilitarse las argumentaciones y a ganar fuerza los agravios.

AlejandroA 6 de Mayo de 2013 a las 9:37 pm

Sin duda la comparación es un despropósito absoluto, aunque sea admisible que la frase de Hans Frank que destacó Amadeo puede servir para describir un poco las intenciones del kirchnerismo. En todo caso, no me parece que haya que irse hasta el nazismo para decir que la propuesta de reforma es un desastre que atenta contra los principios republicanos. Concuerdo con Lautaro Juarez en que la “Reductio ad Hitlerum” es falaz, pero eso no va en detrimento de que el proyecto sea delesnable.

AlejandroB 6 de Mayo de 2013 a las 11:43 pm

No entiendo por qué este artículo no tiene calificación, que creo que debiera ser “insostenible”.

albero1975 7 de Mayo de 2013 a las 12:08 pm

Más que Insostenible, lo calificaría de patético. Estamos en un nivel de discusión que resultaría gracioso si no fuera tan patético. ¿No se puede argumentar el no estar de acuerdo con más nivel? ¿hace falta caer tan bajo, rayando casi en la canallada? No es que defienda al Gobierno pero no podemos compararlo al nazismo. Dejémonos de joder. Si no saben como argumentar algo, es preferible que no digan nada!

ArielDaf 7 de Mayo de 2013 a las 5:35 pm

En definitiva, por las magnitudes que hablamos, es como comparar un ladrón de bancos con un carterista. Pero, no hay que perder de vista que ambos son ladrones.

carlo 8 de Mayo de 2013 a las 1:22 pm

mas bien seria como comparar a un punga del subte con un asesino de masas como el loco de oslo y tantos otros. obvio que el asesino de masas es nuestra presidente. hitler era un pichon al lado de estos asesinos

Titardi 8 de Mayo de 2013 a las 4:43 am

Amadeo?, hijo del Amadeo que dirigió la Acción Católica Argentina desde el 55 y que provocó la euforia de los “niños católicos” en contra de Perón y sirvió de dispositivo táctico para el Tato (no Bores) de la iglesia con el famoso Corpus Christi, y el que instrumentaba golpizas a judíos y la quema de sinagogas? Estamos hablando del hijo de este Amadeo? Ah… mira tu che…

Mariano T. 10 de Mayo de 2013 a las 2:15 pm

Joseph Goebbels refiriéndose a los jueces:
“Entre los que hemos nombrado para que hagan lo que nosotros queremos y los que hacen lo que nosotros queremos para conseguir ser nombrados es una verdadera maravilla: ya no hace falta ni siquiera amenazar ni dar órdenes”

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Explicador

¿Cuáles son los niveles de endeudamiento de las familias argentinas? En su primer discurso como Presidente, Alberto Fernández indicó que “las economías familiares se encuentran asfixiadas por los altos niveles de endeudamiento a tasas usurarias” y luego anunció que su gobierno implementará “un sistema masivo de créditos no bancarios que brinde préstamos a tasas bajas”. ¿Qué dicen los datos? Según el primer informe sobre inclusión […]

El Explicador

Los falsos más virales de la campaña que desmintió Reverso En 2019 la desinformación en la campaña electoral hizo que actores de distintos espacios políticos estuvieran unidos por algo en común: desmentir los contenidos falsos que circulaban sobre ellos. Pero, ¿cuáles fueron las desinformaciones más virales que Reverso verificó? A continuación, un resumen de los contenidos que más circularon en las distintas plataformas y que […]