Qué es el fenómeno de La Niña y cómo afecta a la Argentina - Chequeado Skip to content

Qué es el fenómeno de La Niña y cómo afecta a la Argentina

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El invierno de 2022 fue el 7° más seco en 61 años y el 5° consecutivo en registrar déficit de lluvias, según el Servicio Meteorológico Nacional.
  • El común denominador de los inviernos más secos es el fenómeno de La Niña, que ya transita su tercer año consecutivo, un hecho excepcional que hasta el momento solo ocurrió en 2 ocasiones desde 1950.
  • En esta nota te contamos qué es La Niña y por qué crea condiciones favorables para la propagación de incendios, la bajante de ríos y una menor producción agropecuaria.

Los datos más recientes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) -un organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas- revelan que es probable que el fenómeno de La Niña que se está viviendo actualmente persista por lo menos hasta fin de año. De ese modo, se convertiría en el primer “episodio triple” de La Niña de este siglo, al presentarse por tercera vez consecutiva en la temporada primavera/verano del hemisferio sur, un hecho excepcional que hasta el momento solo ocurrió en 2 ocasiones desde 1950.

Pero, ¿qué es el fenómeno de La Niña y cómo afecta a la Argentina? Te lo contamos en esta nota.

Diferencias entre La Niña y El Niño

La Niña es un fenómeno que produce un enfriamiento a gran escala de las aguas superficiales de las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial, además de otros cambios en la circulación atmosférica tropical en los vientos, la presión y las precipitaciones, según la OMM

Por lo general, tiene efectos en el tiempo y el clima opuestos a los de El Niño, que constituye la fase cálida del fenómeno denominado El Niño-Oscilación del Sur (ENOS).

El fenómeno tiene una periodicidad irregular, usualmente ocurre cada 2 a 7 años, y se declara la fase El Niño/La Niña cuando las temperaturas del mar en el Pacífico oriental tropical aumentan/disminuyen 0,5°C por encima/por debajo del promedio durante varios meses consecutivos (5 trimestres).

Los efectos sobre nuestro país son diversos y varían dependiendo de la fase, la región y la época del año. En particular, durante la primavera y el verano el noreste argentino tiende a registrar lluvias superiores a las normales durante la fase El Niño. En cambio, durante la fase La Niña la misma zona tiende a registrar precipitaciones por debajo de lo normal, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Sin embargo, todos los fenómenos climáticos de origen natural se producen ahora en el contexto del cambio climático, que provoca un aumento de las temperaturas mundiales, exacerba los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos, y altera la configuración de las temperaturas y las precipitaciones estacionales.

Episodio triple

El boletín El Niño/La Niña hoy de la OMM sostiene que la probabilidad de que el actual episodio de La Niña continúe durante los próximos 6 meses es del 70 % para el período de septiembre a noviembre de 2022, aunque ese porcentaje disminuye gradualmente hasta el 55 % para los meses de diciembre de 2022 a febrero de 2023. 

También explica que las condiciones que, desde septiembre de 2020, han permitido la instauración de un episodio de La Niña en el Pacífico tropical se han reforzado fruto de la intensificación de los vientos alisios (es decir, los vientos que soplan de manera regular de sureste a noroeste en el hemisferio sur) registrada entre mediados de julio y mediados de agosto de 2022.

“Es excepcional que un episodio de La Niña se mantenga durante 3 años consecutivos. Su efecto de enfriamiento está ralentizando de forma transitoria el aumento de las temperaturas mundiales, pero no detendrá ni invertirá la tendencia al calentamiento a largo plazo”, afirmó el profesor Petteri Taalas, secretario General de la OMM

Y agregó: “La agudización de la sequía en el Cuerno de África (Kenia, Somalia y Etiopía) y en la parte meridional de América del Sur lleva el sello de La Niña, al igual que las precipitaciones por encima de la media observadas en el sureste asiático y en Australasia (Australia, Melanesia y Nueva Zelanda)”.

Agravamiento de la sequía

El invierno 2022 en la Argentina fue un 33,3% más seco que lo normal, y se posicionó como el 7° más seco desde 1961 y el 5° consecutivo en registrar déficit de lluvias, según indicó el SMN. Además, la Ciudad de Buenos Aires, junto a las de Rosario, Junín, San Pedro, Perito Moreno y Ezeiza registraron su invierno más seco desde 1961, con precipitación acumulada de hasta 50 y 100 milímetros por debajo del promedio.

Fuente: SMN

El común denominador de los inviernos más secos (1988-1995-2007-2008-2009-2021) fue el fenómeno de La Niña, que ya transita su tercer año consecutivo.

“En promedio, las Niñas se asocian con condiciones más secas hacia el este y más frías de lo normal. Aunque el efecto de las temperaturas compite con las tendencias positivas propias del calentamiento global”, señaló Leandro Díaz, investigador del Conicet en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA), que depende del Conicet y la Universidad de Buenos Aires.

Según el pronóstico trimestral del SMN, para septiembre, octubre y noviembre próximo se prevé mayor probabilidad de ocurrencia de lluvias inferior a la normal sobre la región del Litoral, este de Buenos Aires y centro-norte de Patagonia; normal o inferior a la normal sobre la región norte y región de Cuyo y normal sobre la región central, La Pampa y oeste de Buenos Aires.

Fuente: SMN

 

“En este escenario, como indica el pronóstico del SMN, la señal estacional se inclina a mayores probabilidades de tener precipitaciones por debajo de lo normal en buena parte del país (sobre todo al este y sudoeste). Esto se da en el contexto de condiciones de sequía que venimos teniendo de manera bastante persistente desde el 2020”, explicó Diaz. Y advirtió: “Estas condiciones tienen numerosos impactos que estamos experimentando, ya desde hace varios años como condiciones muy favorables para la propagación de incendios, bajantes de ríos, problemas en la producción agropecuaria, daños en los ecosistemas”.

Por su parte, Christian Garavaglia, pronosticador del SMN, sostuvo en el sitio Meteored: “Estas primeras tendencias para lo que será el cierre del 2022 son un signo de atención insoslayable. Hay que tomarlas con prudencia, pero siendo conscientes de que el contexto ayuda a que este escenario sea bastante probable, con temperaturas medias por encima de lo normal y olas de calor que podrían empezar a materializarse desde finales de la primavera o recién comenzado el verano”.

Y agregó: “Esta información climática de valor es clave para gestionar con anticipación una mejor toma de decisión en sectores vitales como el agro, la energía y el manejo del fuego. El combo de falta de agua más temperaturas elevadas promete, lamentablemente, un nuevo semestre complejo”.

 

Temas

Comentarios

  • Juan18 de septiembre de 2022 a las 2:55 pmMuy interesante la información.
  • Mauricio César Costa21 de septiembre de 2022 a las 1:04 pmEs interesante lo manifestado, pero mas aplicable a Pampa Húmeda y Mesopotamia que al NOA y parte del NEA.
  • Augusto Vargas Cabanillas22 de septiembre de 2022 a las 6:45 amMuy interesante la información es completa referente al fenómeno de la Niña y el Niño. Es la primera vez que les leo en Piura - PERÚ
  • María Carolina Banzato24 de septiembre de 2022 a las 9:02 amExcelente información muy importante para los que somos productores agropecuarios
  • Cecilia13 de octubre de 2022 a las 11:20 amMuy interesante la informacion
  • Roberto R. Gaspalou20 de octubre de 2022 a las 3:26 pmLa unica forma de incrementar lluvias es hacer tajamares en rios y arroyos para subir las napas.
  • Patricia Delgado8 de noviembre de 2022 a las 6:06 pmFelicito la información que ha sido difundida. Poco es lo que se conoce sobre los impactos de El Niño y La Niña en la región y sobre todo lo que deben estar haciendo ya las autoridades competentes. La OMM alertó que La Niña de todas maneras se presentará. Sin embargo, casi ningún país que es afectado está difundiendo esta información y menos realizando campañas de prevención. Sería interesante que se creen bases de datos de los impactos económicos y sociales de ambos fenómenos naturales.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *