Qué papel juega la religión en las elecciones en Brasil 2022 Skip to content

Qué papel juega la religión en las elecciones en Brasil 2022

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • En los últimos días se pudo observar en la campaña de Lula da Silva (Partido de los Trabajadores) una mayor apelación a los votantes religiosos. Se le da más foco a su fe cristiana y el candidato se pronunció en contra del aborto.
  • Por su parte, la referencia a los valores religiosos es una constante en la comunicación de Jair Bolsonaro (Partido Liberal) desde 2018, con su eslogan “Dios, patria, familia y libertad”.
  • Además de apelar a los fieles, las campañas políticas incorporan cada vez más como candidatos a referentes religiosos, especialmente evangélicos. Especialistas consultados por Chequeado explican por qué sucede esto.

El día después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, la campaña de Luiz Inácio “Lula” da Silva publicó en su sitio y en redes sociales un mensaje sorprendente: “Lula es cristiano. No tiene nada que ver con el satanismo”. 

Este comunicado se enmarca en una serie de teorías desinformantes que circulan desde el comienzo del proceso electoral pero también se puede leer como un cambio en la estrategia de comunicación de cara a la segunda vuelta, en donde los mensajes religiosos parecen haber ganado terreno. De acuerdo con una encuesta reciente del instituto de encuestas Datafolha, el 49% de los votantes aseguró darle mucha importancia a la religión de los candidatos a la hora de definir su voto. 

A través de la cuenta de Twitter “Lula pela verdade” (“Lula por la verdad”, en español), que asegura combatir las “noticias falsas”, la campaña del líder del Partido de los Trabajadores (PT) desmintió un video que circuló en redes sociales y que -según asegura- vincula a Lula con el satanismo. “Lula cree en Dios y es cristiano. Lula no tiene un pacto y jamás habló con el Diablo”, agrega la placa en la que también se puede ver al ex presidente con las manos en posición de rezo.

Días después, desde la cuenta oficial de Da Silva se compartieron imágenes de un encuentro con frailes franciscanos, en donde también mencionó al Papa Francisco. Además, se publicó un video en el que afirma que se opone al aborto, cuando antes se había referido al debate sobre su legalización como un tema de salud pública. 

Si bien su contrincante, Jair Bolsonaro (Partido Liberal), tiene desde el inicio una campaña más ligada a la religión -con su eslogan “Dios, patria, familia y libertad”-, él también enfrentó acusaciones relacionadas con la espiritualidad en el marco de la campaña electoral. 

En los últimos días circuló en redes sociales un video que lo vincula a la masonería y asegura que Bolsonaro prometió “entregar a Brasil a Satanás si es electo”. Esta última afirmación es falsa y fue verificada por el medio de fact checking brasileño Aos Fatos.

Una influencia creciente de la religión

“La religión siempre ha sido un tema importante en las elecciones brasileñas, pero ha ido ganando fuerza en los últimos años, con el crecimiento de las iglesias evangélicas neopentecostales y el aumento del número de evangélicos en el país”, explicó a Chequeado Natália Leal, directora ejecutiva de Agencia Lupa, otro sitio de verificación de datos brasileño, quien también agregó que “el número de candidatos religiosos elegidos creció en 2022 en comparación con 2018: pasó de 18 a 21”. 

“Las discusiones que involucran principios vinculados a la religiosidad, como los temas de género y sexualidad, también aparecen con mayor fuerza”, añadió.

De acuerdo con Ariel Goldstein, investigador del Conicet en el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe de la Universidad de Buenos Aires (UBA), “pertenecer a estas iglesias moldea las formas de ver el mundo. Las costumbres, el valor de la familia tradicional, el tema de estar en contra del aborto, estar en contra de lo que llaman ‘ideología de género’, jerarquiza una serie de aspectos de la vida sobre otros”.

“El que vio con más sagacidad el crecimiento de la influencia de estas iglesias fue Bolsonaro en 2018, que es quien llevó esta agenda al terreno electoral. Ahora el PT intenta disputar esa agenda”, agregó Goldstein a este medio.

Tai Nalon, cofundadora y directora ejecutiva de Aos Fatos, señaló en diálogo con Chequeado que han identificado que los mensajes desinformantes relacionados con la religión también van acompañados por otros temas sensibles. 

Por ejemplo, mensajes que aseguran que Lula va a cerrar iglesias si llega a la presidencia agregan que va a obligar a estos establecimientos a casar a personas de la comunidad “LGBT”.

Además de ese “componente anti-LGBTQIA+”, Nalón agregó que también se mezcla el racismo contra miembros de otras fes. “Los evangélicos brasileños son particularmente agresivos contra las religiones de origen africano. La violencia contra los terreiros [templos] de Umbanda y Candomblé es frecuente y fomentada por algunas iglesias neopentecostales”, describió la periodista.

Las diferencias dentro de los fieles

Si bien existe una fuerte vinculación entre el actual presidente brasileño y el evangelismo, no se trata de un bloque unificado. Goldstein aclaró que “no están todos alineados con Bolsonaro, ni los fieles ni los pastores”, por lo que el impacto electoral todavía es difícil de identificar. 

Además, el investigador, autor de varios libros sobre el país vecino y el crecimiento de las iglesias evangélicas en la región, recordó que muchos líderes religiosos con influencia política estuvieron alineados al gobierno del PT hasta la presidencia de Dilma Rousseff (2011-2016).

El Censo de 2010 (último disponible) identificó que un 22,2% de la población brasileña se declaró evangélica, lo que entonces representó un crecimiento frente a la medición del año 2000. De acuerdo con una encuesta reciente de Datafolha, que estima una población evangélica más cercana al 27% de la población, Bolsonaro obtendría la mayoría de los votos evangélicos: aproximadamente un 65% frente al 31% que votaría a Lula.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *