Que te celen no es amor: la problemática de los noviazgos violentos en la adolescencia - Chequeado Skip to content

Que te celen no es amor: la problemática de los noviazgos violentos en la adolescencia

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Los celos pueden ser una forma previa a la violencia y, por eso, según los especialistas es importante desmitificar que son una prueba de amor entre personas.
  • Sin embargo, existe el mito de que los celos son una forma de demostrar amor y algunas actitudes, como que los hombres revisen el celular de sus parejas, son muy comunes en la región. 
  • Los especialistas señalan la importancia de sumar esta problemática a la currícula de la Educación Sexual Integral (ESI).

Existe un mito que circula y señala que los celos son una prueba de amor en una pareja. Pero ser celoso no significa que se quiera más a alguien. Incluso, los celos pueden ser una forma previa a la violencia.

Los celos pueden ser “el paso previo a un acto violento, físico, simbólico, psicológico. Y como tal hay que derribarlo, prevenirlo y que no vuelva a suceder”, señaló a Chequeado Analía Colombo, oficial de Protección de Derechos de UNICEF Argentina. 

Esta problemática, además, se vivencia aún más en la adolescencia y la juventud, posiblemente porque la adolescencia es una etapa de grandes vulnerabilidades, según señaló Colombo. 

Los noviazgos adolescentes: qué dicen los datos oficiales

Según los últimos datos de la Defensoría del Pueblo bonaerense -recolectados en 2018 a través de una encuesta online, que contestaron 10.990 adolescentes y jóvenes-, la violencia más preponderante en los noviazgos violentos en adolescentes y jóvenes es la psicológica, la humillación hacia el otro.

En cuanto a los tipos específicos de violencia, el 33% señaló que al menos alguna vez le criticaron su apariencia o ropa en público o privado y, de ese porcentaje, el 90% son mujeres. Por otro lado, 4 de cada 10 señalaron que al menos alguna vez su pareja menospreció sus opiniones en público o en privado. También, en el 90% de los casos son mujeres. El mismo porcentaje se vio en quienes respondieron que sus parejas no tuvieron en cuenta su opinión para tomar decisiones que involucren a los 2.

La violencia durante el noviazgo puede ser de distintos tipos: psicológica, sexual, física o económica.

En diálogo con este medio, Colombo señaló que en los últimos años –según datos de la Defensoría del Pueblo bonaerensese triplicaron las denuncias con motivo de noviazgos violentos. Esto se debe a distintos factores: la pandemia -que puede haber generado un aumento de los casos debido a que las personas compartieron el mismo espacio durante más tiempo– y el hecho de que muchas mujeres hoy sienten mayor acompañamiento para denunciar. 

“La idea es visibilizar la problemática, sensibilizar y prevenir. Asimismo, generar espacios de contención para que las y los jóvenes que están involucrados en este tipo de problemas sientan confianza de acudir a organismos de protección de derechos y a la justicia a formular la denuncia”, explicó Colombo. 

Una problemática regional

Según el informe “Rompiendo moldes: transformar imaginarios y normas sociales para eliminar la violencia contra las mujeres”, realizado por la organización Oxfam en 2018 en América Latina y el Caribe:

  • El 80% de los y las jóvenes afirma que sus amigos varones revisan el celular de sus parejas.
  • 6 de cada 10 hombres de 15 a 19 años en América Latina piensan que celar es una demostración de amor.
  • El 86% de los y las jóvenes indica que sus amigos y amigas creen que es mejor no meterse en las peleas de pareja.
  • El 84% de las mujeres de entre 15 y 19 años piensa que revisar el celular de la pareja no es violencia.
  • El 59% de los hombres de 20-25 años cree que no es violencia decirle a la pareja qué ropa debe usar.

“Se cree que las juventudes no sufren estas situaciones. Se tiene un prejuicio como si las nuevas generaciones vinieran con otro chip, pero lo cierto es que están insertas en el mismo sistema patriarcal. Sufren estas situaciones y mucho”, explicó a Chequeado Nayla Procopio, asistente de programas en género y juventudes del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

“Las juventudes crecen bajo la crianza de un mundo adulto que no está deconstruido. La mirada de adultos (familia, docentes) con ciertos comentarios como ‘los que se pelean se aman’”, señaló Procopio. Y agregó que en el análisis de los mitos que circulan, como “que te celen es amor”, es importante preguntarse justamente cuáles son las bases sociales y vinculares que lo sostienen. 

“Lo interesante de las nuevas generaciones es que desarrollaron propias herramientas, crearon horizontalmente dos términos que marcan límites vinculares. El primero es el de las relaciones tóxicas. Es una herramienta discursiva muy potente decir ‘esto es re tóxico’. Y el otro es de las ‘red flags’ (bandera rojas a actitudes violentas)”, finalizó. 

Cómo romper con estos paradigmas

Para los especialistas, se debe repensar dónde está la base de la violencia y, desde la Educación Sexual Integral (ESI), cambiar este paradigma. Por ejemplo, mostrar que los celos pueden ser un paso previo a un acto violento y que no son una muestra de amor

“Hace falta la implementación de la ESI en sentido integral y amplio. “Los celos, por ejemplo, tienen una base de inseguridad frente a la pérdida de la pareja. Los vínculos se construyen (nadie nos dice que tenemos capacidad de diálogo, capacidad de consenso con mi pareja). La ESI habilita espacios para hablar, escuchar y debatir sobre determinados temas”, señaló Procopio.

En esa línea, Colombo señaló que hay que visibilizar la problemática para deconstruir aquello que viene como algo naturalizado en la cultura familiar y patriarcal en la que vivimos

Por lo tanto, señaló la importancia de sumar esta problemática a la currícula de la Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas porque “es una forma no solamente de cuidar el cuerpo sino también de la salud en su totalidad”. 

Del mismo modo, ante la consulta de Chequeado, Cecilia Valeriano, directora de Programas de Fundación Huésped, dijo: “Entre muchos de los temas que plantea la ESI, nos trae el eje de la valoración de las diversidades y promoción de la equidad de género. Es decir, reflexionar y generar habilidades para la construcción de vínculos saludables basados en el respeto”. 

A veces los celos son considerados una parte natural de la relación o incluso una muestra de amor. Sin embargo, aprender a reconocerlos como una señal de alerta es clave, especialmente durante la adolescencia, un momento de mucha vulnerabilidad y aprendizajes.

Lineas de ayuda:

  • Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Se puede llamar o escribir a su línea de WhatsApp (54911) 2771-6463
  • Línea 911: en caso de emergencia o riesgo. 
  • Línea 137: asistencia y acompañamiento para víctimas de violencia familiar y/o sexual. Se puede llamar o escribir a su línea de WhastApp (54911) 3133-1000. 

Esta nota es parte del proyecto Qué dicen de mí: mitos y realidades de las y los jóvenes en la Argentina que hicimos junto a UNICEF Argentina.

Temas

Comentarios

  • Rosana Lhasa12 de diciembre de 2022 a las 1:19 amHay que enseñar a los jóvenes sobre cómo generar confianza propia para evitar estos actos de celos que crean una base peligrosa en el futuro.
  • Daniel26 de diciembre de 2022 a las 6:00 pmEs un horror esta nota y me extraña de Chequeado. Me parece que la próxima tendrían que consultar con cualquier psicólogo/a decente. No diferencian los celos de la celotipia, como si ambos conceptos fueran exactamente lo mismo, mientras que se trata de dos cosas totalmente distintas. Tampoco se problematiza el término "tóxico", una palabra tan extendida que nadie sabe qué significa realmente. Por si fuera poco, simplifican el término "amor" como si este fuera simple y puro, casi romántico ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Elaborar un manual sobre cómo llevar adelante una relación de pareja? Repito, consulten a un psicólogo/a de mínima.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *