Sólo un 2% de los directores del Gobierno nacional ingresó al cargo mediante un concurso - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

Sólo un 2% de los directores del Gobierno nacional ingresó al cargo mediante un concurso

Sólo el 18% de los directores nacionales del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) cumple con los requisitos para ejercer el cargo que ocupa y un 2% son empleados de planta permanente del Estado. Los datos se desprenden del nuevo informe “GPS del Estado” elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec). “La evidencia muestra que hay un deterioro en el espacio directivo”, destaca el documento.

Hay muchas maneras de entrar a trabajar en el Estado. Existen los puestos políticos, que exigen cierto nivel de confianza con las autoridades electas y, en general, se trata del caso de los ministros, los secretarios y los subsecretarios, que están a cargo de definir las grandes líneas de las políticas públicas. Pero también existen cargos de dirección, que los especialistas señalan que deberían ser ocupados por perfiles más bien técnicos.

Muchos de estos directores, sin embargo, no cumplen con los requisitos que se exigen para ocupar esos cargos. Se trata, por ejemplo, de cualidades como la acreditación de un título universitario de una carrera no inferior a cuatro años y de la especialización de la materia del cargo y seis años de experiencia laboral en la especialidad de la función a ejercer.

En 2017, según Cippec, sólo el 18% de los directores nacionales cumplían con estos requisitos, mientras que en 2015 el 32% podía acreditar los requisitos que exigen esos cargos.

“El Estado es un lugar donde el prestigio, la capacitación y el esfuerzo diario tienen que representar el trabajo de cada uno de los empleados a partir del concurso público”, había señalado el presidente Mauricio Macri al anunciar la renovación del Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP).

El informe de Cippec reconoce que “hubo en esta gestión algunos esfuerzos en la planificación de los recursos humanos, tales como la integración de los sistemas de administración de recursos humanos y los controles de presentismo”, pero “los avances en la gestión del rendimiento y desarrollo del empleo público han sido escasos”, señala el trabajo elaborado por José Gasparin y Gonzalo Diéguez.

No es el único dato que muestra un retroceso. En 2015 el 72% de las personas que Cippec denomina “Alta Dirección Pública” eran profesionales. Se trata de directores nacionales y generales de la administración central. En 2017 ese porcentaje bajó al 66% del total. Es decir que hay una menor proporción de profesionales en la dirección pública.

Además, sólo el 2% de los directivos públicos se encuentran designados bajo la modalidad de planta permanente, mientras que en 2015 alcanzaba el 6 por ciento. Es decir que sólo un 2% de los actuales directores ingresó al cargo mediante un concurso. Esto implica, según Cippec, que “la modalidad de ocupación del espacio directivo es discrecional y tiene un componente altamente político”.

Esto no siempre fue así. Esta modalidad “comenzó a instrumentarse a principios de 2002, se consolidó progresivamente durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, y se extendió también como modalidad en la administración de Mauricio Macri“, repasa el informe. En 2003 un 75% de los miembros de la Alta Dirección Pública había ingresado al Estado por concurso. La proporción era inversa.

“Los recursos humanos cumplen un rol central en el desempeño gubernamental: son un ancla institucional que brinda efectividad al sistema democrático y la vigencia del Estado de derecho, pero también contribuyen al desarrollo económico y social”, indica el informe, y concluye: “Las deudas pendientes en este terreno seguirán afectando la efectividad y el funcionamiento del Estado en la medida que no sean atendidas“.

Temas

Comentarios

  • Alejandro27 de julio de 2018 a las 5:50 pmManuel Tarricone: hay una forma más sutil, pero quizás de lo más perversa en cuanto a formas de contratación de capital humano: los regímenes de medio tiempo. En 1948 un manual de administración pública de la ONU orientado a países que salían de ser colonias, alertaba en primer término sobre éste punto. ¿Qué calidad de empleo publico, qué carreras se puede lograr con contrataciones de medio tiempo? Así son casi todas las del estado nacional, y lo es en la provincia de Bs. As. y los municipios que conozco. Salvo los privilegiados de turno, que ganan varias veces más que el "empleado de carrera", los sueldos son paupérrimos. De este modo, se relaja el empleo, puesto que esos empleados a tiempo parcial necesitan un segundo o tercer empleo. Y a pesar de cobrar poco más de la mitad de una jornada completa, rinden el 10%. Bueno. Este gobierno sigue haciendo eso, que pasa desapercibido. Llegan toneladas de supuestos expertos, asesores, completamente ineptos, y carentes de toda capacidad laboral y humana, que si, ganan muchísimo mas. ¿Cuándo van a denunciar las contrataciones de tiempo parcial?
  • Natalia Pego28 de marzo de 2020 a las 2:01 pmMejor explicación imposible, trabajo para el Estado y es tal cual

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *