Chequeado

Claves del swap que la Argentina negocia con China

Banco Central

27 Septiembre, 2018 | Tiempo de lectura: 1 minuto

Además de renegociar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno nacional está buscando otras formas de financiamiento. El Banco Central de la República Argentina (BCRA) presidido hasta el martes por Luis Caputo negocia la ampliación del swap que actualmente tiene con el Banco Central de China, según informaron distintos medios. Si bien no se sabe qué política tendrá la nueva gestión de Guido Sandleris -hasta hoy secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda de la Nación- respecto al swap, en esta nota te explicamos cómo funciona y para qué sirve.

Un swap (o “intercambio”, en español) es un mecanismo por el cual dos agentes se comprometen a cambiar divisas o dinero en ciertas fechas, como se precisó en esta nota. La operación no se realiza de forma inmediata sino que se efectúa en “cuotas”, es decir montos y fechas previstas a lo largo de un período acordado.

Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), aclaró a Chequeado que la ventaja de incorporar yuanes (la moneda china) a la economía nacional consiste en que se puedan pagar importaciones de productos chinos sin tener que utilizar dólares. Por lo tanto, funciona como un préstamo y es una forma de estabilizar el nivel de reservas.

El acuerdo no implica que los montos acordados ingresen de forma instantánea en la economía local, sino que el Banco Central incorpora en forma progresiva dichas divisas según la necesidad doméstica. Una vez finalizado el intercambio financiero, el Central deberá devolver la cantidad de yuanes utilizados con una tasa de interés y, a su vez, China deberá reintegrar el total de pesos recibidos.

El swap con China lo introdujo por primera vez, en 2009, el entonces presidente del BCRA, Martín Redrado. Cinco años después, la Argentina negoció un nuevo crédito en yuanes equivalente a casi US$ 11 mil millones. En julio de 2017, ya con Federico Sturzenegger como máxima autoridad del Banco Central, se renovó este acuerdo por otros tres años.

“El actual swap con el Banco Central de China no vencía aún (lo renovó Sturzenegger el año pasado), pero Caputo negocia ampliarlo y que nos presten el equivalente a US$ 20 mil millones -11 mil que ya estaban en uso y 9 mil nuevos-”, explicó el economista y director de EPyCA Consultores Martín Kalos.

Para tener una noción de lo que equivalen estos montos, en 2017 -último año con datos completos- se importaron productos chinos por US$ 12.300 millones, mientras que las exportaciones argentinas a China fueron casi un tercio (US$ 4.600 millones).

El Banco Central chino firmó en los últimos años acuerdos con diversos países -entre ellos, Brasil, Chile, Rusia y Suiza- con el objetivo de aumentar la presencia de su moneda en el mundo.

Temas

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sarampión: cuáles son los niveles de cobertura Ayer por la tarde, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, confirmó la muerte de una mujer por sarampión en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Tenemos que convencer a la gente que falta vacunarse”, insitió el ministro, al mismo tiempo que precisó que se trata de la primera muerte por esta […]

Hilando fino

El aborto en la Argentina: cuáles son los datos disponibles La legislación argentina considera que el aborto no es punible, es decir que no puede ser penado, en casos de violación o de peligro para la vida o la salud de la mujer. Por fuera de estas causales, la interrupción del embarazo es ilegal, y por eso no se puede saber a ciencia cierta cuántos […]