De montoneros y camboyanos II: no todos eran combatientes - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

De montoneros y camboyanos II: no todos eran combatientes

En su mencionado texto publicado en La Nación, Tzvetan Todorov dice, además, que los muertos y desaparecidos a manos de la última dictadura militar (entre 15.000 y 30.000 personas), “en su mayoría, eran combatientes que sabían que asumían ciertos riesgos”. Sin abrir juicio de valor sobre el argumento central de la nota (la “memoria completa”), en este caso puntual, los datos más serios disponibles sobre combatientes dicen otra cosa. Para los sociólogos Marcos Novaro y Vicente Palermo, amediados de 1975 eran “entre 2000 y 3000 los cuadros armados de la guerrilla. En un trabajo de 1984, Frontalini y Caiati –citados por Novaro y Palermo-, estiman en no más de 1800 el total de combatientes. El especialista inglés en Montoneros, Richard Gillespie, calcula hasta 3000, sumando también el ERP. Y María José Moyano, hasta 3500. Además, para cuando los militares tomaron el poder, en marzo de 1976, se estima que el número de combatientes ya se había reducido significativamente.
Fuente: La Nación – “Los riesgos de una memoria incompleta” – 9/12/2010

Comentarios

  • Fabián Martin10 de diciembre de 2010 a las 5:18 amSi hubiese habido entre 15.000 y 30.000 combatientes en 1976, lo que los militares y apologistas de la dictadura llaman "guerra", hubiese sido perdida, sin duda, por las Fuerzas Armadas, cuya incapacidad militar ("militar" en el mundo real, con combates entre soldados armados y entrenados) quedó demostrada algunos años después.
    Para marzo de 1976 Montoneros y ERP (sobre todo ERP) estaban más bien desarticulados en el plano de la lucha armada.
    Por supuesto, La Nación insiste en no ver que la mayor parte de los desaparecidos fueron lo que Martínez de Hoz y Cía. tenían por escollos políticos en función de la implementación de su plan económico, plan del que recién actualmente comenzamos a desembarazarnos.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *