¿Se eliminaron, como dijo Máximo Kirchner, los delitos de calumnias e injurias del Código Penal? - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

¿Se eliminaron, como dijo Máximo Kirchner, los delitos de calumnias e injurias del Código Penal?

Este Gobierno fue el que eliminó del Código Penal las calumnias y las injurias”, dijo el hijo de la presidenta de la Nación, Máximo Kirchner, durante una entrevista en Radio Continental. El líder de La Cámpora explicó así su decisión de no denunciar al periodista Daniel Santoro -quien publicó en el diario Clarín que Máximo “sería cotitular, junto a [la actual embajadora argentina ante la OEA, Nilda] Garré, en dos cuentas secretas” en el exterior-, pero sí de avanzar penalmente contra la revista brasilera Veja, que publicó algo similar.

En 2009, el Gobierno impulsó una reforma del Código para despenalizar los delitos de calumnias e injurias. Sin embargo, la ley sólo eliminó la posibilidad de aplicar penas en casos de “interés público”. “Ello condujo a que disminuyeran los casos iniciados por funcionarios o figuras públicas”, recordó a Chequeado Eduardo Bertoni, ex relator para la Libertad de Expresión de la CIDH, aunque agregó que “el litigio no desapareció totalmente”. Un informe de 2012 del CELE, centro que dirige Bertoni, demostró que, pese a que tras la reforma no hubo condenas, sí se produjeron denuncias por estos delitos.

Vale la pena recordar que esta modificación no fue iniciativa propia del Gobierno sino que fue ordenada al Estado nacional por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a partir de lo resuelto en 2008 en el “caso Kimel”. Además, el Anteproyecto de Código Penal que presentó la Comisión presidida por el ex juez de la Corte Eugenio Zaffaroni, en caso de aprobarse, supondría un retroceso a lo que fue la última reforma. Según argumentó Bertoni, “por un lado, sólo concentra su atención punitiva en los medios de comunicación para el caso de las injurias, y por el otro aumenta las sanciones penales, tanto de las calumnias como de las injuria”.

Comentarios

  • Mario Alejandro Ruiz Carreras4 de abril de 2015 a las 4:24 pmEl Senado convirtió en ley la derogación de las penas de prisión para los delitos de calumnias e injurias pero mantuvo las sanciones económicas contra particulares. Quedaron a salvo las expresiones contra funcionarios porque en ningún caso se podrá condenar las “referidas a asuntos de interés público o las que no sean asertivas”.
  • Mariana Ocampo5 de abril de 2015 a las 11:07 pmPreguntenle a Fontevecchia!!! Lo más burdo y soez que hemos visto en cuanto a medios se refiere. Según muchos profesionales del área es así, y por más que haya sido propuesto de afuera , fue este gobierno el que estuvo de acuerdo. Hay que tener ovarios para bancarse que cualquiera como Santoro o Lanata o Majul diga cualquier cosa y no hacer nada. Realmente les admiro la tolerancia. Santoro sería un candidato al juicio en otros países con las barbaridades que dice.
  • crazyfrogo7 de abril de 2015 a las 12:20 amPobre, se nota que te comiste el versito de 678
  • Marcela11 de junio de 2015 a las 8:25 pmLas mentiras se deben penar, no merecemos que nos mientan los medios masivos que nos informan, la libertad de expresión tiene que ser limpia y clara para dar testimonios fehacientes, haciendo el bien a los ciudadanos, educándolos y guiándolos con la verdad, jamás la libertad de expresión tiene que ser sinónimo de mentira. Hoy en dia con tantos monopolios informativos y hurracas vendidas por un interes propio es muy nesesaria una buena ley que condene la mentira de los medios.
  • Fernando12 de septiembre de 2022 a las 12:39 amLa mentira, la injuria, el discurso que exacerba el odio, debe estar penalizado.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *