Chequeado

Quiénes son los dueños de las tierras en la Argentina

Hermes Mazali

11 Mayo, 2018 | Tiempo de lectura: 1 MINUTO
Más de 12,5 millones de hectáreas se encuentran en manos de extranjeros, de las cuales casi dos son de firmas radicadas en paraísos fiscales. Mientras el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner buscó limitar el desembarco de foráneos, Cambiemos hizo cambios para atraer inversiones y decidió “liberar las tranqueras” territoriales.

Aunque no son nuevos, los conflictos por la tierra recrudecieron y ganaron visibilidad en el último año, sobre todo tras la desaparición y posterior encuentro del cuerpo del joven Santiago Maldonado (fue ese el nombre más buscado en Google en 2017). Su caso mostró al mundo la tensión que desde hace años protagonizan muchas comunidades aborígenes en el país, pero también puso la lupa sobre potenciales problemas ambientales y económicos con algunos de los dueños de la tierra, muchos de ellos extranjeros.

La problemática es compleja y no tiene una única solución. Mientras que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner buscó limitar el desembarco de foráneos en la Argentina, la gestión de Mauricio Macri fomenta la llegada de inversores extranjeros y considera que para ello es necesario “liberar las tranqueras” territoriales.

Por eso, te invitamos a leer la investigación de Maia Jastreblansky completa acá.

 

Temas

Qué pasa cuando una mujer tiene que escapar de su hogar por violencia de género En el último año en la Argentina se registraron más de 86 mil casos de violencia contra mujeres. Los refugios para que puedan escapar de sus casas son indispensables, pero no es lo único que la víctima necesita. Cómo es el recorrido hasta llegar a estos refugios y qué programas tiene hoy el Estado para que estas mujeres puedan salir adelante.
Causa "Cuadernos": los aportes electorales son irrisorios con respecto a los bolsos señalados por Centeno La Justicia investiga pagos millonarios en dólares en el circuito informal que habrían realizado empresarios -ahora convertidos en arrepentidos-, quienes señalan que no estaban destinados a obra pública sino a campañas políticas. Los informes oficiales y las declaraciones, sin embargo, revelan aportes electorales que no superan entre los 130 y 200 mil dólares.