- Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año

Se advierte hoy una tendencia a que los jueces, a través de sus fallos, terminen de hecho legislando (…) más allá de la resolución del caso concreto que tienen bajo su jurisdicción.

Comentarios

  • Raúl13 de agosto de 2015 a las 3:47 pmSe puede ver al revés. Cuando en EEUU estaba de moda las demandas ecológicas. Un ministro de la corte reclamó a los damnificados que le pidan a sus representantes que legislen en consecuencia y que no obliguen a los jueces a legislar con jurisprudencia. Si no hay ley o la ley es mala, el juez necesariamente va a legislar.
  • Jorge14 de agosto de 2015 a las 4:13 pmEl problema es que los jueces todo el tiempo están cometiendo excesos que van más allá de los "derechos" que intentan salvaguardar, entrometiéndose no sólo en el poder legislativo, sino también en el ejecutivo.
  • Marta Noemi14 de agosto de 2015 a las 5:17 pmSi los jueces de buena fe, cometen algunos excesos, es precisamente por la interomición del poder Ejecutivo en el Judicial,para evitar ser juzgados por corrupción...
  • Daniel15 de agosto de 2015 a las 7:01 pm¿Ejemplos?
  • Florencia Nuñez28 de agosto de 2015 a las 8:49 amPersonalmente considero que lo que concierne al Poder Legislativo es la sanción de nuevas leyes, el Poder Judicial se encarga de interpretarlas. Esas interpretaciones van formando lo que comúnmente conocemos como "jurisprudencia" que, como sabemos, no resultan obligatorias a la hora de interpretar un nuevo caso: son precendentes y no antecedentes, como sería el caso del sistema jurídico del Common Law...
  • Carlos CAMBA11 de septiembre de 2015 a las 10:07 pmEs cierto. El realismo jurídico reconoce que un fallo que no corrija poco o mucho al legislador es infrecuente. Eso equivale a poco menos que legislar...

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *