CFK: “Un hogar argentino consume cuatro veces más [energía que] Brasil, tres veces más que Chile y Uruguay” - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesExagerado
La afirmación no es estrictamente cierta pero sí lo es el concepto o tendencia a la que se alude.

CFK: “Un hogar argentino consume cuatro veces más [energía que] Brasil, tres veces más que Chile y Uruguay”

Durante el discurso de inauguración de la central nuclear Atucha II, en la que se anunció la puesta en marcha de la capacidad total, la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, habló sobre el consumo energético del país: “Hoy los hogares argentinos, tu casa, la de todos los que están acá y las de los que no están también, tienen el consumo energético per cápita más alto de toda la región, cuatro veces más que Brasil consume un hogar argentino, tres veces más que Chile y Uruguay”.

La Presidenta no aclaró qué datos tomaba para realizar la comparación, pero es probable que sea un informe del Ministerio de Planificación de la Nación, que concluye que el consumo residencial en la Argentina es 329% mayor al brasileño, 184% más que el chileno y 174% mayor al uruguayo. Esta comparación incluye el consumo de electricidad, gas natural y gas licuado. Sin embargo, existen particularidades de cada país que vuelven engañosa la comparación.

En general el indicador que se utiliza para comparar es el consumo eléctrico, porque es algo que en los hoagres de todos los países se usa. El caso del gas es más difícil: la Argentina usa más gas que otros países que no tienen suministro propio, y hay particularidades, como que en Brasil no hay un uso de calefacción como en la Argentina, por lo que consume menos”, explicó Gerardo Rabinovich, vicepresidente del Instituto Argentino de la Energía “General Mosconi”, del que participan ex secretarios de Energía. Y aclaró que históricamente el país estuvo por encima de la media regional en el consumo energético. 

Si se analiza exclusivamente el uso de energía eléctrica residencial, la Argentina tiene un mayor consumo por hogar al del resto de la región, aunque no con una diferencia tan marcada como la citada por la Presidenta. En la Argentina se consumieron en 2012 (último año con datos disponibles), 3474 Kwh/hh, un 35% más que en Uruguay 50% más que el promedio de Chile y un 80% más que en Brasil, de acuerdo con la información publicada por Enerdata, una consultora especializada en datos energéticos globales.

El consumo de electricidad se utiliza como una muestra del desarrollo de un país. La Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés), por ejemplo, utiliza el consumo residencial como uno de los indicadores dentro del Índice de Desarrollo Energético, y aclara que “sirve como un indicador de la fiabilidad del servicio eléctrico y la capacidad de los consumidores de pagarlo”. De todas maneras, se observan tendencias contradictorias entre los países en desarrollo que aumentan su consumo, y los países más desarrollados, que gracias a diversas medidas para volver más eficiente el consumo, lo están reduciendo.

El precio de la energía podría incidir en los niveles de consumo, aunque no basta para explicar las diferencias: “El hecho de que haya tarifas más bajas en la Argentina en comparación con otros países puede afectar en los niveles de consumo, aunque no es un factor determinante en el valor global, el crecimiento económico tiene mucho mayor injerencia.  De hecho el aumento en el consumo de los últimos años que se vio en el país también ocurrió en otros países de la región en los que las tarifas son mayores”, explicó Rabinovich.

El consumo residencial de energía es el segundo mayor demandante, y representa el 27% del total de la energía, luego del transporte, que representa el 35%, de acuerdo con los últimos datos publicados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas (CEPAL).

El mismo informe de la CEPAL aclara que: “Por primera vez se da la situación que el sector residencial supera al sector industrial en los niveles de consumo de energía, existiendo distintos factores que explican esta situación. En primer lugar aumenta la capacidad de la población para acceder a los recursos energéticos, aumentan los parques de electrodomésticos; así como la llamada tecnología de confort, lo que genera en un aumento del consumo energético por hogar. En contraparte, la industria comienza a implementar políticas de eficiencia acompañadas de un aumento en la tendencia hacia la autoproducción y la cogeneración en las grandes empresas”.

Corrección 23/02/2015: Originalmente en la nota se consignaba que el Instituto Argentino de la Energía “General Mosconi” (IAE) nuclea a los ex secretarios de Energía. En realidad éstos tienen un espacio separado, aunque algunos son miembros del IAE.   

Temas

Comentarios

  • leon12 de noviembre de 2015 a las 5:03 pmfuera de todas las consideraciones de necesidad de consumo por la distribución de la población en zonas inclementes (hay mayor proporción de argentinos en zona templada a fría que brasileños, por ejemplo), la cuestión es si esa afirmación es algo de lo cual hay que regocijarse frente a la deriva ecológica del planeta consumir más por que es subsidiado no es necesariamente bueno en vez de tanto subsidio hubiera sido preferible sacar a tanta de gente de la miseria, de la indigencia, de la dependencia via planes de los políticos repartidores, de construir redes cloacales, etc
  • Eric9 de agosto de 2016 a las 8:53 amLa calefacción no solamente se obtiene mediante gas. El consumo adicional de electricidad de nuestro país puede estar relacionado con esto también. El desarrollo de infraestructura y los progresos en función de esto, no deberían ser considerados como una amenaza si se invirtiera en ciencia de modo que se puedan descubrir energías no contaminantes, métodos de saneamiento más eficaces, etc. Pero eso se dejó de hacer.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *