Gómez Centurión: “Entre los años 2003 y 2017 se perdieron 270 mil chicos de matrícula" - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Gómez Centurión: “Entre los años 2003 y 2017 se perdieron 270 mil chicos de matrícula”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • La cantidad de chicos en escuelas estatales aumentó entre 2003 y 2017, en 560 mil.
  • En el caso de la primaria, hubo una caída de 193 mil estudiantes hasta 2017. En 2018 volvió a crecer.
  • La gestión privada también creció en ese período en los tres niveles.

El candidato a presidente por el Frente NOS, Juan José Gómez Centurión, se refirió a la situación de las escuelas estatales durante el primer debate entre candidatos en la Universidad del Litoral y aseguró que “entre los años 2003 y 2017 se perdieron 270 mil chicos de matrícula”.

Durante 2003 y 2017 hubo un aumento de 559.507 estudiantes en las escuelas estatales en el total de los tres niveles (inicial, primario y secundario). Tanto el nivel inicial como el secundario aumentaron (584 mil y 416 mil, respectivamente), mientras que en el nivel primario hubo una disminución de 193 mil estudiantes, pero no de 270 mil, como dijo Centurión.

En cambio, en la gestión privada hubo un aumento de estudiantes en los tres niveles: 241 mil en inicial; 328 mil, en primaria y 281 mil, en secundaria. Es mayor el número de estudiantes en la gestión estatal que en la privada: en 2018 había 7,4 millones de alumnos que asistían a escuelas públicas y 3 millones que lo hacían a las privadas.

Un estudio de la organización Argentinos por la Educación muestra que el porcentaje de alumnos que van a sector estatal o privado varía mucho en cada provincia: “En CABA, Provincia de Buenos Aires y Córdoba, el 48%, 37% y 27% de los estudiantes de nivel primario asisten a escuelas de gestión privada; mientras que este indicador es de 9%, 10% y 11% en Formosa, La Pampa y Chaco, respectivamente”.

La disminución en la matrícula estatal en las primarias puede tener varias explicaciones. “La baja de la matrícula del sector estatal no debe interpretarse directamente como una mala señal”, explicó Alejandra Cardini, directora de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) en una nota y agregó que “en los últimos años, la repitencia en la primaria bajó notablemente, y esto hace que haya un flujo más activo de alumnos que finalizan, y se materializa en una baja de la matrícula del nivel”.

Hay otros estudios que apuntan también al posible impacto de las medidas gremiales, como un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA).

Por otra parte, el director del observatorio de la Universidad Pedagógica Argentina (UNIPE), Leandro Bottinelli, señala en esta nota que hay varias hipótesis respecto al aumento de la educación privada, la percepción de una mejor calidad pedagógica en las escuelas privadas o la relación entre los ciclos económicos y la matriculación en escuelas privadas, que establece que en períodos de mejora económica aumenta la matriculación.

Cambios en la Ley de Educación

Durante los últimos 15 años hubo varias modificaciones a la ley de Educación: en 2006 se sancionó la obligatoriedad de la escuela secundaria mientras que la modificación a la ley de Educación en 2014 volvió obligatoria la sala de 4 y obligó a la Nación y a las provincias a asegurar vacantes desde sala de 3. Esto impactó en el aumento de alumnos en ambos niveles: entre 2003 y 2018 hubo un aumento del 50% en el nivel inicial, mientras que en el secundario el aumento fue del 22%. En el primario, que es obligatorio desde 1884, hubo un aumento del 3% en ese período.

 

 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *