Chequeado

Orfila: “La herencia que hemos recibido es crítica. El 57% de las vías está en estado malo o muy malo”

Verdadero, pero…

¿Qué significa?
La afirmación es consistente con los datos disponibles, pero omite algún elemento del tema o su contexto.

Ministerio de Transporte

26 Octubre, 2016 | Tiempo de lectura: 2 minutos
El presidente de Ferrocarriles Argentinos se refirió a la mala situación de los trenes metropolitanos, algo que sostienen los datos disponibles. Sin embargo, las vías mejoraron durante los últimos años de la gestión anterior, tras la tragedia de Once.

El presidente de la empresa estatal Ferrocarriles Argentinos, Marcelo Orfila, advirtió sobre el sistema ferroviario que “la herencia que hemos recibido es crítica” y mencionó, entre otros datos, que “el 57% de las vías está en estado malo o muy malo”, en una entrevista con el programa “Vuelo de Regreso” que se emite por FM Millenium. Al ser consultado si hubo una mejora o no durante la gestión del ex ministro de Interior y Transporte Florencio Randazzo, el funcionario sostuvo que la gestión anterior se concentró sólo en la compra de coches.

Ante un pedido de acceso a la información, el Ministerio de Transporte de la Nación contestó por medio de una entrevista a Miguel Fernández, gerente de Ingeniería de la empresa. El funcionario explicó a Chequeado que ese porcentaje surge de informes diarios, semanales o mensuales que hace cada ramal del área metropolitana (Belgrano Norte, Belgrano Sur, Mitre, Roca, San Martín, Sarmiento, Tren de la Costa y Urquiza) a partir de controles permanentes y aclaró que el diagnóstico negativo no implica peligro para la circulación.

Un estado malo provocará que la velocidad en ese tramo sea de 40 o 50 kilómetros por hora; el regular es de hasta 70 km/h, y bueno hasta 100 o 120 km/h, pero no quiere decir que no se pueda transitar. Por ejemplo, el kilómetro uno de la estación Retiro del Mitre (vías del ingreso) son para circular a no más de diez kilómetros porque algunos rieles datan de 1930”, puntualizó el directivo, y facilitó dos imágenes del Ministerio de Transporte que muestran el estado de las vías.

Trenes Argentinos 2016 by chequeado on Scribd

Fernández también aclaró que hace tres años el porcentaje de vías en el peor estado era del 75% y que, a partir de mejoramientos o la renovación parcial en algunas líneas durante la gestión anterior del ministro Randazzo, se logró bajar a los niveles actuales. La nueva gestión anunció el cambio total de las vías para los próximos años.

La renovación ya realizada abarcó en algunos sectores colocar durmientes de hormigón, los que permiten rieles más largos, que a la vez son para desplegar velocidades superiores.

Las declaraciones de Orfila fueron realizadas el día del anuncio del Plan Integral de Obras para la Red Metropolitana de Trenes, que prevé una inversión de US$ 14.000 millones a siete años. En el resumen publicado en la web del Ministerio de Transporte se asegura que “la totalidad de la infraestructura de vías estará renovada para 2023, en todas las líneas, con avance significativo del 90% ya para 2019”.

Consultado por este medio, Jorge Waddell, investigador de política ferroviaria y coautor del libro Historia del Ferrocarril en la Argentina, observó: “Las cifras no las puedo confirmar ni desmentir. Evidentemente debe tener un estado de situación que yo no tengo. Pero a simple vista parecería que son cifras razonables en términos generales“. El ingeniero electromecánico y ex gerente de Planeamiento de Ferrocarriles Argentinos, Juan Pablo Martínez, coincidió con este pronóstico al ser consultado para esta nota.

Sobre el estado de las vías, Waddell recordó que “no es lo mismo una vía secundaria que una de la red primaria, ni tampoco es lo mismo una vía para trenes de pasajeros que de cargas. Una vía puede estar en mal estado para trenes de pasajeros pero para los estándares de los trenes de carga puede considerarse buena”, agregó.

Desde la conducción nacional de la Unión Ferroviaria dijeron a Chequeado que ellos tampoco tienen un informe ni relevamiento, pero reconocen que “se han hecho inversiones en un alto porcentaje, pero falta“.

En la carrera de especialización en Ingeniería Ferroviaria de la Universidad de Buenos Aires (UBA) tampoco disponen de un relevamiento independiente que confirme o desmienta las palabras de Orfila.

Randazzo, quien fue el responsable de los trenes tras la tragedia de Once, en la que murieron 51 personas en febrero de 2012, eligió no hacer declaraciones a este medio y, según explicaron desde su entorno, no le interesa contestar ni entrar en polémicas.

Temas

2 Respuestas

Claudio 26 de Octubre de 2016 a las 4:39 pm

Es posible que vuelva a haber una red nacional ferroviaria?y de ser asi,cuando?

Pablo 24 de Julio de 2017 a las 3:45 pm

No entiendo el “Verdadero, pero….”
El hecho de que al momento de la Tagedia de Once fuera aún peor no le baja la contundencia al hecho de que ahora 57% está en mal estado.
Y no sólo el área metropolitana: miremos el tren a Mar del Plata con decenas de miles de durmientes de hormigón nuevos quebrados

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Del Caño: “Votaron una ley para permitir (...) que las empresas puedan poner dinero en las campañas electorales” En una entrevista en CNN, el candidato presidencial del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Nicolás Del Caño, habló de la polarización en las elecciones nacionales y de cómo afecta a su partido. “Intentan afectarnos disminuyendo nuestra voz. Ya lo hicieron votando una ley para permitir el financiamiento privado, es decir, que las […]

Chequeo Diario

Lacunza: “Hace 8 años que no crecemos de manera sostenida” El nuevo ministro de Hacienda y Energía de la Nación, Hernán Lacunza, asumió hoy tras la renuncia de Nicolás Dujovne y dio una conferencia de prensa en la que aseguró que buscará “garantizar la estabilidad del dólar” y, sobre la situación económica, destacó que el país debe buscar “ese crecimiento sostenido que tanto nos costó […]