Chequeado

Sergio Massa: “En la Argentina hay más prófugos que presos”

Engañoso

¿Qué significa?
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.
26 Junio, 2014 | Tiempo de lectura: 4 minutos


ENGAÑOSO
Los datos que existen coinciden con el cálculo que mencionó el líder del Frente Renovador. Sin embargo, no todos los pedidos de captura vigentes son de “prófugos”; además, los especialistas destacan que es lógico que haya más personas buscadas que presos.

Al referirse a los principales problemas que tiene la sociedad argentina, el diputado nacional por el Frente Renovador Sergio Massa consideró en una entrevista en canal América que uno de ellos es “la inseguridad” y afirmó que “en la Argentina hoy hay más prófugos que presos”. Su frase es engañosa: los datos que mencionó son correctos, pero no todos los pedidos de captura emitidos por la Justicia son de personas “prófugas”. Además, los especialistas destacan que es lógico que haya más personas buscadas que presos.

En la Argentina, en 2012 -último dato disponible-, la cantidad de presos en todas las cárceles del país era de 62.263 personas, según el informe publicado por el Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena (SNEEP) a cargo del Ministerio de Justicia de la Nación.

Chequear, por otro lado, el número de las personas “prófugas” que hay en el país exige mirar los datos del Registro Nacional de Reincidencia y Estadística Criminal y Carcelaria, que también depende del Ministerio antes mencionado y recibe datos de la Justicia federal, la nacional y las provinciales. Dicha fuente no publica ese dato oficialmente, según pudo corroborar Chequeado, pero sí lo hizo una nota publicada por el diario Clarín en 2013, donde figura que los pedidos de captura vigentes ese año alcanzaban un total de 105.249 personas, según el mismo Registro.

Al comparar un dato con otro, la afirmación de Massa sería verdadera. Sin embargo, la relación que estableció entre prófugos y presos en su frase la vuelve engañosa por los siguientes motivos:

1. Massa habló de “prófugos” e incluyó bajo esa categoría al total de los pedidos de captura dispuestos por la Justicia, ya que se basó en la nota de Clarín, según confirmó a este sitio el diputado bonaerense del Frente Renovador, Ramiro Gutiérrez. Pero no todos los 105.249 casos registrados son personas comúnmente llamadas “prófugas”.

El concepto de “prófugo” no existe en el Código Procesal Penal de la Nación. “Una persona ‘prófuga’ es aquella que se profugó de la Justicia, que estando presa se fugó de la cárcel o que salió con algún tipo de salida transitoria y no volvió. Pero también puede ser considerado ‘prófugo’ alguien que es sospechoso de algún delito y que se haya escondido o no se presente a prestar indagatoria o al mismo procesamiento”, explicó Martín Verrier, consultor en temas de Seguridad.

Sin embargo, dentro de los más de 105 mil pedidos de captura, se incluyen, además, casos de personas que, sin estar imputadas, no asistieron a declarar como testigos, pedidos de detención que no se cerraron o personas a las que nunca les llegó la notificación para presentarse a declarar a su domicilio real o actual y figuran como “prófugos”, entre otras situaciones.

A veces hay pedidos de paraderos, inclusive por temas laborales, o comparendos”, añadió Gabriel Iezzi, abogado penalista y ex profesor de la Escuela Superior de la Policía Federal, quien agregó: “Que sean personas declaradas en rebeldía no significa que todas sean potenciales presos”.

2. Marcos Salt, profesor de Derecho Penal y Procesal Penal de la Universidad de Buenos Aires (UBA), puntualizó a Chequeado que es lógico que haya más personas que busca la Justicia que presos. “Si el sistema judicial encontrara a todas las personas que está buscando no todas esas personas irían presas. Una persona que está acusada de hurto simple [N. de R.: como robarse un producto en un supermercado, sin violencia] y nunca se entera de que la están buscando, no va a ir presa cuando la encuentren”, ejemplificó.

A la misma conclusión llegó Alberto Binder, abogado procesalista y experto en sistemas judiciales comparados, al afirmar que “en otros países de América Latina existe el mismo fenómeno de que el número de búsquedas es superior al de presos y detenidos”, pero, a diferencia de lo que ocurre en la Argentina, “se viene trabajando en que las alertas de capturas más serias o más importantes se vayan identificando”.

Salt, experto en sistema penitenciario, añadió que “para poder hacer un análisis serio” la estadística del Registro Nacional de Reincidencia “tendría que tener la gravedad de los delitos por los cuales las personas tienen pedido de captura”, desagregación que en la actualidad la estadística oficial no brinda.

El senador por la UCR José Cano realizó en 2013 un pedido de acceso a la información pública dirigido al Ministerio de Justicia de la Nación para conocer el “listado completo de personas que actualmente se encuentran prófugas de la Justicia, detallando nombre, estado procesal de la causa y la fecha desde la cual no se conoce su paradero”. La respuesta de la cartera a cargo del ministro, Julio Alak, fue que dicha solicitud se encontraba “alcanzada por las prescripciones de la Ley Nº 25.326 de Protección de Datos Personales” debido “a la fuerte discriminación que estos datos pueden ocasionar”.

Sin embargo, según el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación “CIPPEC c/ Ministerio de Desarrollo Social” dictado en junio de este año, los datos no pasibles de acceso a la información pública por su potencial discriminatorio son exclusivamente los definidos como “datos sensibles” en el artículo 2 de la cita ley (según la cual son los “datos personales que revelan origen racial y étnico, opiniones políticas, convicciones religiosas, filosóficas o morales, afiliación sindical e información referente a la salud o a la vida sexual”).

Que sea tan general el dato de capturas habla de la imprecisión con la que el Estado deja latente los pedidos de arresto -subrayó Leonardo Filippini, profesor de Derecho en la UBA y la Universidad de Palermo (UP)- Debería ser mucho más transparente y fácil de conseguir el dato de quiénes son buscados por la Justicia, para qué y por qué”.

Al respecto, Binder concluyó: “Que haya más personas buscadas por la Justicia que gente presa tiene que ver con que los casos de condena son un porcentaje muy pequeño de los casos de denuncia. La correlación que hizo Massa no es del todo incorrecta, pero no es directa, sobre todo cuando estamos trabajando en base a una nube de estadísticas imprecisas”.

 

Temas

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Stanley: “El gasto social en la Nación es más del 75% del presupuesto” La ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, destacó en la última semana en una entrevista con Canal 9 que “el gasto social en la Nación es más del 75% del presupuesto”. ¿Qué muestran los datos? El término “gasto social” no es algo que se utilice en el presupuesto, pero sí […]

Chequeo Diario

Massa: “US$ 60 mil millones se fueron de la Argentina desde que Macri es Presidente” El candidato a diputado nacional del Frente de Todos por la Provincia de Buenos Aires, Sergio Massa, criticó la política financiera de la gestión de Mauricio Macri y sostuvo: “US$ 60 mil millones se fueron de la Argentina desde que Macri es Presidente. ¿Ese es un hombre que genera confianza en el mercado?”. Al consultar […]