Chequeado

Vidal: “Menos del 5% de las leyes que se aprueban por año son vetadas”

Exagerado

¿Qué significa?
La afirmación no es estrictamente cierta pero sí lo es el concepto o tendencia a la que se alude.
26 Mayo, 2014 | Tiempo de lectura: 4 minutos


EXAGERADO
Macri no es el Jefe de Gobierno de la Ciudad que más vetos realizó en relación a las leyes sancionadas por la Legislatura porteña, pero el porcentaje es superior al mencionado por Vidal. En los últimos dos años el promedio cayó ubicándose por debajo del 3 por ciento.

“Se ha instalado la cuestión de que el veto ha sido una cosa masiva, cuando en realidad menos del 5% de las leyes que se aprueban por año son vetadas”, dijo en una entrevista en Radio Metro Maria Eugenia Vidal, vicejefa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en respuesta a las críticas que recibió el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, por la cantidad de leyes vetadas durante sus seis años de gobierno.

Macri no es el Jefe de Gobierno de la Ciudad que más vetos realizó en relación a las leyes sancionadas por la Legislatura porteña, pero el porcentaje es superior al mencionado por Vidal, aunque en los últimos dos años el promedio cayó ubicándose por debajo del 3 por ciento.

Desde su asunción, el 10 de diciembre de 2007, hasta el 23 de mayo de 2014, Macri vetó 126 leyes, según datos de la Secretaría Legal y Técnica de la Ciudad de Buenos Aires. En ese mismo período, se sancionaron 2.294 leyes. El cálculo mencionado incluye tanto a los vetos totales como a los vetos parciales.

Esto quiere decir que desde que Macri es jefe de Gobierno de la Ciudad, vetó el 5,5% de las leyes. En la entrevista, Vidal indicó que fueron menos del 5 por ciento.

Durante los seis años de gestión, las respuestas del Poder Ejecutivo porteño frente a la Legislatura han sido cambiantes. En 2008, primer año de gestión, Macri vetó el 0,22% de las leyes. Al año siguiente, la proporción de vetos aumentó hasta llegar al 7,46% de los proyectos sancionados. En 2010 creció nuevamente y llegó al 7,98 por ciento. El indicador registró una leve baja en 2011 y, finalmente, mostró una fuerte reducción en 2012 y 2013, con porcentajes cercanos al 2,5 por ciento.

Si se cuenta la cantidad de vetos en proporción de las leyes sancionadas, el actual gobierno no ocupa el primer lugar, pero sí el segundo. Durante sus cinco años de gestión, Ibarra vetó el 6,4% de las leyes, un punto por encima de Macri (5,5%). Completan la lista Telerman, con el 4,7%; Fernando De la Rúa, con el 4,2% y, en último lugar, Enrique Olivera, con un 2,2 por ciento.

Tomando la cantidad de leyes vetadas en números absolutos, en cambio, Macri ocupa el primer lugar, con 126, seguido por Aníbal Ibarra, con 86 vetos. Y, en cantidad de vetos por año de gestión, también lidera la lista, con 19,3 vetos por año, seguido por Jorge Telerman (18,5) e Ibarra (16,5).

En el listado de Macri, se incluyen algunos vetos controvertidos, como el de la ley que proponía regular la publicidad oficial. En este caso se trató de un veto parcial, que eliminó 9 de 18 artículos. Entre los más destacados, el artículo 8, que prohibía incluir el nombre, la voz o la imagen de funcionarios del gobierno en las publicidades y el uso de logos, símbolos o colores de agrupaciones políticas, y el 9, que limitaba el uso de la pauta durante el mes anterior a un proceso electoral.

En octubre de 2012, en otro caso controvertido, el Poder Ejecutivo vetó una ley que reglamentaba los abortos no punibles y que adaptaba la legislación de la Ciudad a la jurisprudencia establecida por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en esta materia.

Un informe realizado por el ex legislador porteño por Nuevo Encuentro Gonzalo Ruanova revela que el 91% de las leyes vetadas por Macri entre 2007 y 2013 contó con el apoyo del bloque del PRO en la Legislatura.

Los vetos dan pistas sobre la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo. Cuando los vetos son totales significa que las posiciones entre Ejecutivo y Legislativo son opuestas y, por lo tanto, no se incorporan nuevas leyes. Cuando los vetos son parciales, quiere decir que hay algunas diferencias entre ambos, pero se modifica el status quo al concretarse la ley, aunque sea en parte”, analizó Ana María Mustapic, profesora del Departamento de Ciencia Política y Estudios Internacionales de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).

Las diferencias también pueden darse al interior de una fuerza política, cuando no está del todo cohesionada, y porque las mayorías suelen lograrse por coaliciones”, agregó Mustapic y señaló que entonces los vetos serían una forma también de resolver esas diferencias internas.

“Macri no tiene mayoría propia en la Legislatura –y por lo tanto la redacción de buena parte de los proyectos se negocia con otros espacios-, y el bloque PRO es más autónomo que el Frente para la Victoria en el Congreso”, mencionó Gisela Krasñansky, coordinadora de la Agencia de Información Política y Observatorio Parlamentario FOIA, lo que explica, en parte, que “comparativamente el Gobierno de la Ciudad acumula mayor cantidad de vetos que el Gobierno nacional”.

Agustina Haime, politóloga de la UTDT, realizó un estudio sobre la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo en la Ciudad de Buenos Aires, y mencionó que en este distrito el Jefe de Gobierno posee un poder de veto “fuerte”, porque para insistir sobre una ley vetada (total o parcialmente) “la Legislatura debe reunir una mayoría especial de dos tercios de sus miembros”. Allí, explica que en caso de un veto parcial, además, es necesaria la aprobación con la misma mayoría requerida para la sanción de la norma.

“A diferencia del régimen legal nacional, en la Ciudad de Buenos Aires no está previsto la promulgación parcial de las leyes. Es decir, ante cualquier diferencia (incluso en el caso de un veto parcial), el Ejecutivo debe devolver íntegramente la norma a la Legislatura y no puede ser promulgada en tanto no haya una decisión expresa de la Legislatura en relación al veto. En el caso del Poder Ejecutivo Nacional, en cambio, cuando se veta parcialmente una ley, ésta puede ser promulgada y publicada parcialmente”, coincidió Krasñansky de la Agencia FOIA.

“El hecho de que el Ejecutivo no pueda vetar los puntos con los cuales está en desacuerdo y promulgar el resto de la ley le quita un arma importante al momento de imponer sus preferencias políticas por sobre las de los legisladores”, destaca Haime.

Temas

3 Respuestas

Daniel Cabrera 14 de Agosto de 2015 a las 5:43 am

Se puede actualizar a la fecha la cantidad de vetos, totales o parciales, que realizo M. Macri.

Matias 17 de Noviembre de 2015 a las 1:55 pm

Muy buena Nota Aclaratoria!

María 18 de Noviembre de 2015 a las 11:31 am

Quería saber si se puede acceder al listado completo de las leyes vetadas (cuantas y CUALES). Lo más cercano que encontré es una nota de 2011 que ya quedó muy desactualizada: http://www.infonews.com/nota/3842/las-72-leyes-vetadas-por-macri

¡Gracias! Saludos

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Ibarra: “Hemos reducido casi el 20% de la planta, esos son alrededor de 45 mil cargos. El kirchnerismo (...) la había hecho crecer 91%” El secretario de Modernización de la Nación, Andrés Ibarra, destacó en una entrevista con TN que en la Administración Pública Nacional en estos años Cambiemos redujo “casi el 20% de la planta”, que son alrededor de 45 mil cargos, mientras que “el kirchnerismo, en 10 años de gestión, del 2005 al 2015, esa misma planta […]

Chequeo Diario

Arroyo: “Tenemos el consumo (de leche) más bajo de los últimos 29 años” Durante una entrevista en FM Milenium, el diputado nacional por el Frente de Todos y ex viceministro de Desarrollo Social durante la gestión de Néstor Kirchner, Daniel Arroyo, aseguró que “tenemos el consumo (de leche) más bajo de los últimos 29 años” y agregó que “si baja el consumo de leche es que estamos mal”. […]