Imagen: CIJ

Quién es Julián Ercolini, el juez que maneja las causas más sensibles contra el kirchnerismo

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El magistrado procesó y ordenó detener al empresario Cristóbal López. Además, investiga a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por lavado de dinero y asociación ilícita. Un repaso por su trayectoria.

El juez federal Julián Ercolini tiene en su juzgado algunos de los expedientes más importantes de causas de corrupción que involucran a funcionarios del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Tiene, además, otras causas sensibles que tuvieron novedades en los últimos meses.

Esta semana el magistrado procesó y ordenó la detención del empresario Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa, propietarios del ex Grupo Indalo. Los consideró “partícipes necesarios” del delito de administración fraudulenta en una causa originada por una investigación del diario La Nación, que denunció que su empresa petrolera Oil Combustibles debía a la AFIP $8 mil millones por no haber pagado el impuesto a la transferencia de los combustibles durante cuatro años.

Ercolini ordenó sus detenciones por considerar que López y De Sousa estaban entorpeciendo la investigación, una de las dos causales de la prisión preventiva que prevé la ley. Según sostuvo en su fallo, los empresarios manifestaron haber vendido sus acciones en el Grupo Indalo, algo que tenían vedado porque el Juzgado había dictado la inhibición general de sus bienes. “Existen condiciones objetivas que me llevan a concluir que su accionar se dirigió a obstruir la labor de la justicia”, concluyó el magistrado.

También procesó al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray por administración fraudulenta. Sostuvo que los empresarios contaron con el aval de Echegaray para no pagar en tiempo y forma el impuesto a los combustibles. Sin embargo, en el caso del ex titular del organismo recaudador Ercolini no dictó su prisión preventiva. El magistrado sostuvo que Echegaray “no registra antecedentes condenatorios, como así tampoco declaraciones de rebeldía vigentes” y valoró que “en el transcurso de la investigación se encontró a derecho y compareció a los llamados efectuados por parte del tribunal”.

De esta manera, al menos en este caso, Ercolini se apartó del criterio dispuesto por la Sala II de la Cámara Federal en el caso del ex ministro Julio De Vido, que luego fue aplicado también por el juez federal Claudio Bonadio contra la ex presidenta Fernández de Kirchner y por el juez federal Ariel Lijo contra el ex vicepresidente Amado Boudou. La Cámara había sostenido que, en las investigaciones contra ex funcionarios públicos, como Echegaray, había que evaluar si “los lazos funcionales tejidos al amparo del acuerdo criminal se encuentran aún vigentes y pueden estar siendo utilizados en perjuicio de la investigación penal”.

Pero, ¿quién es el juez que detuvo a López y a De Sousa?

Ercolini tiene en su despacho dos de los expedientes más importantes que involucran a la ex presidenta. Tramita allí la causa “Hotesur”, en la que fue llamada a indagatoria por presunto lavado de dinero a través de sus hoteles, y la causa por el direccionamiento de las obras de vialidad a favor del Grupo Austral, del empresario Lázaro Báez, en la que fue procesada a fines de 2016. También el magistrado procesó a la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por irregularidades en la compra de un edifico de la Procuración e investiga la muerte del ex fiscal Alberto Nisman.

Ercolini es titular del Juzgado Federal N° 10 desde 2004. Fue nombrado por el ex presidente Néstor Kirchner cuando se cubrieron las vacantes en cuatro de los 12 juzgados federales de Comodoro Py. Comenzó a ejercer la docencia en la cátedra de Derecho Penal de Esteban Righi en la Universidad de Buenos Aires (UBA) cuando tenía 26 años. En 2004 Righi fue nombrado procurador General de la Nación casi en simultáneo con el nombramiento de Ercolini como juez federal.

Cuando asumió se encontró en su juzgado con una denuncia por enriquecimiento ilícito contra el entonces presidente, Néstor Kirchner, y la actual senadora Fernández de Kirchner. El matrimonio eligió como defensor a Fabián Musso, socio del estudio jurídico fundado por Righi. En marzo de 2005 el juez dictó el sobreseimiento, que no fue apelado por el fiscal federal Eduardo Taiano.

Ercolini, además, tuvo en su despacho la causa por la venta de Papel Prensa, en la que sobreseyó a los dueños de Clarín y La Nación. En otro expediente paralelo procesó al ex secretario de Comercio Guillermo Moreno por su irrupción en una asamblea de esta empresa. En 2016 el magistrado ordenó detener al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime en una causa por la compra de trenes a España y Portugal.

Ercolini nació en 1962 y obtuvo su título de abogado a los 28 años. Tiene décadas de experiencia judicial y académica. Se inició en el Poder Judicial como auxiliar en la Justicia de Menores de Morón y, luego de recibirse, fue secretario en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 2 de San Martín. En 1994 ingresó en la Cámara Federal de la Capital Federal para trabajar como relator del entonces camarista Horacio Vigliani. En paralelo continuó ejerciendo la docencia y llegó al cargo de profesor adjunto en la cátedra Righi, que en ese entonces integraba también el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández.

Trabajó en la Cámara Federal hasta 2001. Luego fue designado coordinador de Investigaciones de Fraudes contra el Estado de la Oficina Anticorrupción, cuando José Massoni y Manuel Garrido estaban al frente del organismo, y después fue secretario letrado en la Corte Suprema.

Ercolini, además, fue docente de la Universidad de San Martín y la Universidad Nacional de la Patagonia. En la UBA es director de la Carrera de Especialización en Administración de Justicia, en la que tuvo como coordinador al fiscal federal Franco Picardi y que actualmente coordina Juan Rodríguez Ponte, el funcionario a cargo de la oficina de escuchas judiciales que depende de la Corte.

Antes de ser designado juez, Ercolini integró tres ternas de concursos destinados a ocupar juzgados federales de primera instancia: en Morón, Tres de Febrero y Capital Federal. En el primer caso, su nombre no fue elegido por el Poder Ejecutivo Nacional. Sin embargo, en septiembre de 2004 su pliego para ocupar uno de los cuatro juzgados federales vacantes de la Capital Federal llegó al Senado y en octubre asumió como titular del Juzgado Federal N° 10, que hasta 2001 había ocupado Gustavo Literas.

donantes

2 Respuestas

  1. Victoria dice:

    Bravo Julián seguí así , con honra sin par …..

  2. Juli dice:

    “Comenzó a ejercer la docencia en la cátedra de Derecho Penal de Esteban Righi en la Universidad de Buenos Aires (UBA) cuando tenía 26 años”

    “Ercolini nació en 1962 y obtuvo su título de abogado a los 28 años”

    WHAT??

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *