Imagen: HCDN

Trasplante de órganos: los cambios que trae la llamada “ley Justina”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La norma presenta cambios en la figura de “donante presunto”, crea más servicios de procuración de trasplantes y simplifica procesos. También se habilita la donación renal cruzada, que implica como un intercambio de donantes entre dos receptores que cuentan con donantes vivos pero que no son compatibles entre ellos.

La Cámara de Diputados sancionó ayer por unanimidad la nueva Ley de Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, conocida como “ley Justina”, en honor a la niña de 12 años que falleció en noviembre último mientras esperaba un trasplante de corazón.

Uno de los principales puntos de la iniciativa señala que “la ablación de órganos y/o tejidos puede realizarse sobre toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos”.

Esto, en principio, modificaría lo señalado por la Ley 26.066, conocida como “ley del donante presunto”, que también consideraba que toda persona era donante si no existía una manifestación en contra, pero que además fijaba que, al momento de la muerte, las autoridades responsables debían solicitar testimonio a la familia de la voluntad del fallecido, como explica este documento del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

La nueva norma no menciona la necesidad de la aprobación de los familiares, aunque señala que, “en caso de no encontrarse registrada la voluntad” del paciente, “el profesional a cargo del proceso de donación debe verificar la misma conforme lo determine la reglamentación”. De esta manera, se deberá esperar a la publicación de la norma en el Boletín Oficial para poder saber completamente cómo se llevará a la práctica el procedimiento.

Si bien la iniciativa tuvo gran adhesión en el Congreso, la Sociedad Argentina de Trasplantes (SAT) hizo públicas sus reservas. La entidad que reúne a profesionales de la salud involucrados en la práctica emitió un comunicado después de la media sanción en el Senado, en el que marca su preocupación por los cambios en relación a la figura de un “donante presunto duro”, y señala que países que se usaron como ejemplo en el debate, como España o Francia, tienen esta misma figura pero no dejan de consultar a las familias.

El proceso de procuración y trasplante es mucho más complejo que conminar a la ciudadanía a ser donante. Por suerte en nuestro país hay millones de personas que han expresado su voluntad de donar. Obviamente que el número sea mayor aún es mejor, pero esto es solo una parte de la accesibilidad al trasplante”, explicó a Chequeado Carlos Díaz, jefe de la Sección Nefrología del CEMIC y presidente de la SAT.

La norma también dispone la creación de servicios de procuración en distintos establecimientos hospitalarios. De esta manera, cada unos de estos hospitales tendrá que contar con al menos un profesional encargado de “la correcta detección, evaluación y tratamiento del donante”

La estrategia más efectiva para aumentar el pool de donantes es aquella basada en el abordaje y desarrollo integral de la actividad de procuración en los establecimientos de salud, con flujo suficiente de recursos”, explicó a este medio Alejandro Bertolotti, jefe del Departamento de Trasplantes de la Fundación Favaloro, quien además destacó la importancia de “la educación continua en la población para generar conciencia sobre la importancia de la donación”.

En relación a los trasplantes con donantes vivos, la ley habilita la donación renal cruzada, que había sido aprobada por el Incucai menos de un año atrás. Este procedimiento involucra a cuatro personas y funciona como un intercambio de donantes entre dos receptores que cuentan con donantes vivos (generalmente familiares) pero que no son compatibles entre ellos.

Este tipo de trasplante recibió más atención después de que en 2015 el periodista Jorge Lanata recibiera un riñón a través de este método, permitido entonces a través de una autorización judicial.

Por último, la ley simplifica los procesos para la certificación de fallecimiento de los posibles donantes, y también para los casos que requieren intervención judicial.

La lista de donantes por sí y por no

Hoy en el país, casi 11 mil personas se encuentran en una lista de espera para ser trasplantados, de acuerdo con datos del Incucai. La mayoría necesita un riñón, otros córneas (membrana dura y transparente, situada en la parte anterior del ojo) u otros hígado. El resto precisa de otros órganos o tejidos.

En la actualidad, más de tres millones de personas de todo el país se inscribieron en el Registro Nacional de Expresiones de Voluntad para la Donación afirmando su voluntad de ser donantes y otro millón de no serlo.

 

Para inscribirse en el Incucai y expresar la voluntad de donar órganos, ingresar al siguiente link.

donantes

15 Respuestas

  1. Quete dice:

    ¿Pueden informar como logro “…constancia expresa de lo contrario.” ?, no quiero donar mis órganos. No quiero ser un pedazo de carne esperando que lo casen por la calle para sacarle los órganos en algún “accidente confuso”. No confío en la ley, menos en la ética de los médicos.

    • Carlos Hugo Diaz dice:

      Sr./Sra. Quete.
      Es muy simple. http://www.incucai.gov.ar y ahí te describen las diversas formas en como expresar tu voluntad.
      Los miles de donantes, no fueron ningún pedazo de carne y esa gente como sus familias no merecen esa descortesía suya, seguramente debido al desconocimiento de como se suceden las cosas.
      Por último, las leyes -nos gusten o no- no son para confiar sino respetarlas; y la ética de los médicos no es diferente del común de las personas con lo cual es muy probable que Ud. sea alguien de bien como el médico que le escribe.
      Qué siga muy bien.

      • Jorge Bruno dice:

        Dr. Diaz, si bien no en los términos de Quete, tampoco comparto esta ley. Creo que es coercitiva, no obstante su motivo humanitario, y a pesar de que, parece ser, existe una cláusula de poder manifestarse como no donante. Digo “parece ser” porque no puedo dar con el texto de la ley, e ingresé en el link de Incucai que Ud. adjunta, y el sitio no sólo no acompaña el texto legal, sino que tampoco pone de sobreaviso que a partir de ahora somos todos donantes obligados, salvo que expresemos lo contrario bajo una formalidad exigida. Resulta además incongruente con el espíritu de la reciente ley sobre aborto por la cual se está reconociendo en definitiva que las personas (en concreto, obviamente, las mujeres, pero en abstracto todos) somos soberanos de decidir sobre nuestro cuerpo, en particular nuestros órganos internos. Ahora esta ley de transplante contradice ese principio. No comparto, ideológica o filosóficamente, que por el hecho de haber nacido dentro de una sociedad, el Estado se arrogue la autoridad de disponer del cuerpo y de los órganos de sus habitantes, aunque sea para fines humanitarios. Un Estado, además, que no ha dictado una ley obligándose a cuidar los órganos internos de, por ejemplo, los niños desnutridos, o que sufren enfermedades curables, pero que como son pobres y no pueden atenderse en establecimientos privados de excelencia sino en hospitales públicos vaciados y abandonados por el mismo Estado, muchos de ellos tendrán a futuro un deficiente funcionamiento de sus órganos, a pesar de que también son habitantes de la misma sociedad. Quiero aclarar que no estoy alentando con esto a declararse no donante; posiblemente yo no me manifieste en contra de que se utilicen mis órganos para transplante una vez que haya fallecido, lo cual no me impide declararme en contra de esta ley, en la forma que ha sido dictada (aunque, reitero, hasta ahora no pude obtener el texto). Creo que esta ley, como se hizo con el aborto, debió ser puesta a un debate amplio y abierto de la sociedad antes de su promulgación.

      • jose dice:

        Vamos,, caes con un dolor de muelas y te clavan muerte cerebral. diagnóstico que estalló en los últimos años, yo creo que cualquiera puede usar la terminología que le corresponda cuando es en defensa propia

    • Karen dice:

      Por lo que leí tenes que ir al registro civil o donde tramites tu dni en tu localidad a denegar tu voluntad de ser donante.

  2. Cristina Loreley dice:

    Los testigos de Jehová no permiten ni siquiera donar o recibir sangre.
    Como van a cumplir con la ley?

    • Carlos Hugo Diaz dice:

      Cristina,
      Los testigos de Jehová han sido receptores de trasplante. Sí es bien cierto lo comentado respecto de las transfusiones. Hasta la fecha ninguna religión se expresó formalmente contra la donación y trasplantes de órganos o tejidos.

    • esteban dice:

      además la ley dice que sos donante a menos que expreses de manera fehaciente lo contrario. que hagan el tramite y listo. por favor, lectura. o que le van a hacer? meterlo preso por ser testigo de jehová y no querer donar los organos?

  3. alicia dice:

    Cómo hay que hacer para saber si una persona que hace varios años ya denunció su voluntad de no donar, ésta continúa vigente con la nueva ley o tiene que volver a declararla? Porque antes quedaba asentado en el viejo DNI libreta, pero este documento no existe más.

    • Karen dice:

      Lo que leí en otro artículo confiable es que todos estamos en la lista, ahi que expresar la voluntad contraria para que te den de baja. Lo expresado, antes de la Ley Justina, ya no tiene efecto.

    • Víctor Manuel Barrios dice:

      Ya uno fallecido en el más allá estaría orgulloso de salvar una vida o más yo soy donante ,

  4. Carla torassa dice:

    No confio …si antes podian decidir los familiares porque ahora es forzado…PORQUE NO INFORMAN COMO REGISTRARTE PARA NO SE DONANTE? PORQUE OCULTAN ESA INFORMACION?

  5. Clara dice:

    No confío en los medicos !! Porque nos tratan como. a vacas !! NO , NO , y NO ,NO QUIERO SER. DONANTE !! Espero sepan respetar mi desisión !!
    Donde debo hacer constar lo que deseo que sea seguro ??… Gracias !!

  6. walter dice:

    Yo soy donante. Pero no apruebo que el estado se meta a decir que por un lado una mujer puede decidir abortar porque es su cuerpo, y otro es donante por desicion del estado. Esto lleva a replantearme y a cambiar mi desicion para dejar de ser donante.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *