Imagen: Facebook

Falso

Berni: “[Fui] el primer secretario de Seguridad de la historia que no tuvo un sólo caso de gatillo fácil”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Durante su gestión, el CELS registró al menos 17 casos de gatillo fácil en manos de fuerzas federales en la Ciudad y el Conurbano bonaerense. Además, en 2014 se registró el pico de civiles muertos por fuerzas de seguridad que operan en el Área Metropolitana.

En una entrevista con Radio Con Vos, el ex secretario de Seguridad de la Nación durante el kirchnerismo, Sergio Berni, defendió el accionar del policía Luis Chocobar (procesado por matar al joven Juan Pablo Kukoc de un disparo por la espalda), y dijo tener la “fuerza moral” para hacerlo porque fue “el primer secretario de Seguridad de la historia que no tuvo un sólo caso de gatillo fácil” durante su gestión. Sin embargo, según los datos disponibles, su frase es falsa.

Consultado por Chequeado, Berni contestó que se refirió “específicamente a las fuerzas federales, que eran mi responsabilidad”, y agregó que la fuente de su afirmación era la Secretaría de Seguridad de la Nación.

Es importante destacar que el término “gatillo fácil” no tiene un alcance jurídico, ya que actualmente no existe una figura legal dentro del Código Penal argentino que la contemple específicamente. Por esto mismo, y ante la ausencia de información oficial, es necesario recurrir a las definiciones y los relevamientos de fuentes alternativas.

Berni fue nombrado secretario de Seguridad en marzo de 2012 y finalizó en sus funciones en diciembre de 2015, es decir, fue funcionario hasta el final del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Según un relevamiento realizado por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), durante ese período se registraron al menos 17 casos de gatillo fácil cometidos por efectivos de fuerzas federales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense, sobre todo por efectivos de la Policía Federal.

El CELS considera a un homicidio como un caso de “gatillo fácil” cuando se trata de “asesinatos donde existe una demostración de poder o impunidad y que suponen alevosía por parte de efectivos de seguridad del Estado”.

La Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), una organización política que trabaja en temas de derechos humanos y violencia institucional, tiene una concepción más amplia y considera al gatillo fácil como “una vertiente represiva dirigida de manera aparentemente indiscriminada sobre la población más vulnerable”. Así, según la Correpi, durante la gestión Berni hubo 146 muertes (incluyendo los 17 casos relevados por el CELS) en manos de las fuerzas federales de seguridad.

Además de los casos de gatillo fácil, en 2014, durante la gestión Berni, se registró un pico en la cantidad de civiles muertos a manos de todas las fuerzas de seguridad que tienen jurisdicción en el Área Metropolitana (Policía Federal, Metropolitana y de la Provincia de Buenos Aires), con 154 víctimas, solo por debajo de las cifras registradas durante la crisis de 2001.

Roberto Gargarella, abogado penalista, explicó a Chequeado que al gatillo fácil se lo suele vincular con una figura legal del Código Penal, que son los excesos en la legítima defensa. Y, en la misma línea, agregó: “Es importante ver los detalles de cada caso en concreto. Hay mucha diferencia entre el agente estatal que no tuvo el debido cuidado en el ejercicio de la fuerza y el que gratuitamente ejecuta o fusila a alguien”.

En el caso reciente de Luis Chocobar, el agente de la Policía Local de Avellaneda que mató por la espalda a Kukoc, el joven que participó de un robo violento a un turista estadounidense en el barrio de La Boca, fue procesado por el juez de Menores Enrique Velázquez por cometer un homicidio con “exceso de legítima defensa”.

Actualmente, en lo que va de la gestión de Patricia Bullrich al frente del Ministerio de Seguridad de la Nación (desde diciembre de 2015 hasta la fecha), según datos del CELS, en la Ciudad y el Conurbano bonaerense las fuerzas federales de seguridad provocaron seis muertes consideradas como casos de gatillo fácil. A nivel nacional, según datos del relevamiento de la Correpi, ya se registraron 68 ejecuciones.

Si se establece un promedio mensual teniendo en cuenta sólo los casos de la Ciudad y el GBA registrados por el CELS, la gestión de Berni (36 meses) tuvo un promedio de 0,37 casos de gatillo fácil por mes, mientras que durante la gestión de Bullrich (25 meses) el promedio a la fecha es de 0,24 casos por mes, una cifra levemente menor.

donantes

4 Respuestas

  1. martin dice:

    Me permito preguntar si es posible llegar con esta aclaración al Sr. Berni

  2. Jose Cortez dice:

    Me extraña que una agencia que pretende fundamentar objetivamente sus afirmaciones cometa este error tan grosero. Se refieren a las diferencias mensuales entre las dos gestiones como: Bullrich 0.24 “levemente menor” que los 0.37 de Berni. Es una diferencia del 50% mas de ocurrencia mensual en la gestión Berni. Berni fue un desastre en comparación con Bullrich y esto si está chequeado (por ustedes)

  3. Esteban dice:

    No me parece que defienda a Chocobar. Creo que se puede encontrar una forma mejor de decirlo.

  4. Javier dice:

    No tuve casos de gatillo fácil… pero te cargaste a un fiscal de la nación

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *