Chequeado

Aborto: ¿cuál es la diferencia entre legalización, despenalización y lo que propone el Gobierno en el nuevo Código Penal?

Mariana Varela

¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
26 marzo, 2019 14:50 pm | Tiempo de lectura: 2 minutos
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
26 marzo, 2019 14:50 pm
| Tiempo de lectura: 2 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • La propuesta de legalización fue rechazada por el Senado en 2018, luego de la media sanción de Diputados.
  • El Gobierno envió al Congreso una reforma del Código Penal que mantiene la penalización del aborto.
  • La propuesta reduce las penas para las mujeres, por lo que el delito sería excarcelable.

El Gobierno nacional envió al Congreso el proyecto de reforma del Código Penal de la Nación, que fue redactado por una Comisión de expertos creada a principios de 2017 por el presidente, Mauricio Macri. Entre muchas modificaciones, establece cambios respecto del aborto.

La legalización de la interrupción voluntaria del embarazo obtuvo medio sanción en la Cámara de Diputados en 2018, pero luego fue rechazada por el Senado. Entre las propuestas que se hicieron durante el debate, una proponía la despenalización. ¿Cuál es la diferencia entre legalización y despenalización y qué es lo que propone el nuevo Código Penal?

El proyecto que tuvo media sanción en Diputados en junio de 2018 legalizaba el aborto por solicitud de la mujer hasta la semana 14 inclusive. Establecía que la interrupción del embarazo podía realizarse en un establecimiento de salud público o privado y esos centros debían garantizar que sus pacientes recibieran atención médica, social y psicológica, previa y posterior a la práctica, como también información y provisión de métodos anticonceptivos. Esto le asegura a la mujer un entorno seguro para su salud, sin riesgo de que se la persiguiera penalmente a ella o a los profesionales de la salud involucrados en el procedimiento.

Despenalizar, por otra parte, significa la derogación de una práctica tipificada en el Código Penal, es decir, que el aborto deje de ser considerado un delito. Supone que ni a la mujer ni a los profesionales que intervienen se los puede perseguir ni encarcelar por abortar, ni se les inicia una causa judicial, pero no se regula cómo deben realizarse los abortos para garantizar que sea una práctica segura.

Hay especialistas, sin embargo, que sostienen que ambos conceptos no pueden separarse. Aida Kemelmajer, ex jueza de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, y Eleonora Lamm, doctora en Derecho y Bioética, señalaron en esta nota que una despenalización del aborto obligaría al Estado a garantizar las herramientas para acceder a este derecho.

El proyecto elaborado por la Comisión, que está a cargo del juez de la Cámara Federal de Casación Penal Mariano Borinsky, mantiene la criminalización del aborto. “Tenemos un techo: no podemos legalizar el aborto porque así lo dijo el Congreso de la Nación”, señaló Borinsky a fines de 2018. La redacción del anteproyecto fue finalizada el año último mientras el Congreso debatía la legalización del aborto. Por eso, Borinsky aclaró que se mantiene la criminalización porque “está incorporado en el Código Penal, no puede sacarse porque el Congreso en el Senado lo vetó”.

Sin embargo, sí se establecen modificaciones. Los artículos que penalizan a los profesionales intervinientes, con o sin consentimiento de la mujer, siguen teniendo escalas penales que superan los tres años de prisión, por lo que podrían ir presos, salvo en los casos que hoy no son punibles: cuando hubiera peligro para la vida o salud de la mujer y cuando el embarazo fuera producto de una violación.

El artículo que penaliza a las mujeres que abortan tiene una modificación, en el proyecto de reforma. Establece una escala penal de uno a tres años de prisión. Esto quiere decir que cualquier pena que dicte un tribunal contra una mujer por abortar será excarcelable, es decir que no tendría que ir a prisión si no tiene condenas previas. Pero, además, el proyecto incorpora una facultad para los jueces: sostiene que puede dejar la pena “en suspenso o eximirla de ella teniendo en cuenta los motivos que impulsaron a la mujer a cometer el hecho, su actitud posterior, la naturaleza del hecho y las demás circunstancias que demuestren la inconveniencia de aplicar pena privativa de la libertad”.

Otra modificación que introdujo la Comisión es que no sólo no es punible el aborto cuando hay peligro para “la vida” de la madre, sino también cuando hay peligro para su “salud física y mental”.

En la actualidad la escala penal para las mujeres es de uno a cuatro años y, si bien es un delito, en la práctica son pocas las mujeres perseguidas penalmente por interrumpir su embarazo en relación a la cantidad de abortos que se producen cada año.

Temas

8 Respuestas

horacio bottino 11 de mayo de 2019 a las 11:10 am

¿No aborto:ASESINATO de niño o niña NODESEDA no nacida¿culpable de qué?¿no criminalizar al asesino del pseudemedic0/a o enfermero/a?

Elena 22 de febrero de 2020 a las 2:14 pm

Cada uno que se haga responsable de lo que hace… Se puede evitar el embarazo con métodos anticonceptivos de todo tipo.-
Si lo despenalizan que no se haga esta práctica en los hospitales públicos. Tienen que hacerlo los sanatorios privados o clínicas privadas y pagado por quien interrumpir el embarazo.-
Porque si no hay plata para aumentarle a los jubilados, que tampoco haya plata para pagar abortos

Sergio 30 de julio de 2020 a las 10:59 pm

Es ridículo que quieran aprobar la muerte de una vida sin tener consecuencias, no comprendo por qué las mujeres que aprueban el aborto prácticamente se quieren sentir máquinas expendedoras, es ilógico.

Carlos Manuel Rodríguez Galvac 20 de agosto de 2020 a las 11:55 am

Que se tomen en cuenta las tres causales.

paula 9 de noviembre de 2020 a las 2:10 am

Aborto legal, seguro y gratuito!!

paula 9 de noviembre de 2020 a las 2:11 am

Aborto legal, seguro y gratuito!! sera ley

paula 9 de noviembre de 2020 a las 2:11 am

QUE SEA LEY

Juan Lascano 25 de diciembre de 2020 a las 6:33 pm

El Aborto existió, existe y existirá. Oponerse a su despenalizaciòn es legítimar la marginación, la clandestinidad, el mercado negro, la muerte de mujeres jóvenes en edad fértil. Los que defienden las dos vidas lo hacen hasta el nacimiento, luego se desentienden de ambas.Al despenalizarlo se puede: educar, instruir ,asistir, terminar con la morbimortalidad materna ,aumentar considerablemente las adopciones y lo más importante disminuir la cantidad de Abortos.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Explicador

Por qué es importante aplicarse la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus Algunas personas siguen postergando su segunda dosis o tienen dudas sobre si es realmente necesario contar con 2 dosis. En esta nota te contamos por qué es clave tener el esquema de vacunación completo, en especial frente a la circulación de nuevas variantes del coronavirus. En la Argentina, el 84,5% de la población objetivo a […]

El Explicador

Qué sabemos hasta ahora sobre Omicron, la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica Desde los inicios de la pandemia de COVID-19, la Red de Vigilancia Genómica de Sudáfrica ha estado monitoreando cambios en el virus SARS-COV-2. Esta fue una herramienta valiosa para entender mejor cómo el virus se propaga. A finales de 2020, la red detectó un nuevo linaje del virus: 501Y.V2, que fue más conocido como variante […]