Skip to content
Esta nota tiene más de un año

Abuso y maltrato infantil: qué muestran los datos en la Argentina

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Según una encuesta de Unicef realizada en 2019 y 2020, el 59% de chicas y chicos entre 1 y 14 años experimentó prácticas violentas de crianza; el 42%, castigo físico, y el 51,7%, agresión psicológica.
  • Entre octubre de 2020 y septiembre de 2021 fueron atendidas, bajo un programa del Ministerio de Justicia, 3.219 niñas, niños o adolescentes víctimas de violencia sexual y 6.770 víctimas niñas, niños y adolescentes por violencia familiar.
  • Cómo denunciar un caso de maltrato o abuso infantil.

Última actualización, 13/04/2023.

El juicio por el crimen de Lucio Dupuy, que se produjo el 26 de noviembre de 2021, cuando el niño tenía 5 años, finalizó poco más de un año después, con duras condenas a la madre del niño y a su pareja. El hecho conmocionó al país, al punto que en el Congreso se impulsó y se aprobó la creación del Plan Federal de Capacitación sobre Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, conocido como Ley Lucio.

Los jueces del Tribunal de Audiencias de Santa Rosa, La Pampa, que decidieron sobre el caso, declararon culpables a la madre, Magdalena Espósito Valenti, por el delito de homicidio “triplemente calificado por el vínculo, alevosía y ensañamiento” y a su pareja, Abigaíl Páez, responsable del homicidio “doblemente calificado por alevosía y ensañamiento”. Páez, además, fue condenada por abuso sexual gravemente ultrajante.

El caso puso el foco en el abuso sexual y la violencia del que son víctimas niñas, niños y adolescentes y las estrategias deficientes para detectarlo en el país. En esta nota te contamos qué muestran los datos sobre maltrato infantil en la Argentina.

Las prácticas violentas de crianza

La Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes (2019-2020) de Unicef Argentina reveló que el 59% de chicas y chicos entre 1 y 14 años experimentó prácticas violentas de crianza; el 42%, castigo físico (incluye formas severas, como palizas y golpes con objetos), y el 51,7%, agresión psicológica (como gritos, amenazas, humillaciones).

Desde Unicef señalaron a Chequeado que, en una consulta que hizo el organismo a 1500 adolescentes a través de la herramienta U- report, estas tendencias se mantuvieron en 2022. “El 40% de las y los adolescentes consultados atravesaron su primer hecho violento entre los 6 y los 13 años. Y 4 de cada 10 chicos y chicas afirma haber recibido maltratos en su casa o la casa de un familiar, mientras que 7 de cada 10 afirmó haber sufrido maltratos por parte de personas de su círculo íntimo”, señalaron.

Según datos de la Oficina de Violencia Doméstica que depende de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en la Ciudad de Buenos Aires, en el tercer trimestre de 2022 3 de cada 10 personas afectadas por situaciones de violencia doméstica fueron niños y 8 de cada 10 niñas, niños y adolescentes afectados sufrieron violencia por parte de sus progenitores.

Al ser un problema que muchas veces suele ocurrir en el ámbito familiar o cercano, las niñas, niños y adolescentes necesitan que las personas puedan intervenir para prevenir, detener y denunciar acciones violentas o maltratos”, afirmó Alejandro Morlachetti, especialista en Protección de Derechos de Unicef, durante la presentación de la campaña #QueGaneElBuenTrato, para visibilizar y contribuir a la desnaturalización del maltrato en la crianza de chicas y chicos. 

Desde el organismo señalaron que el maltrato y la violencia tiene múltiples consecuencias negativas en el bienestar y en el desarrollo de las infancias y adolescencias. Además del daño y del dolor que causa, afecta el desarrollo cognitivo, la autoestima, y debilita las relaciones interpersonales.

Las víctimas de violencia sexual

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación cuenta con el Programa “Las víctimas contra las violencias”, creado en 2006, que brinda atención a las víctimas de abuso o malos tratos, así como a víctimas de explotación y prostitución infantil.

Entre octubre de 2020 y septiembre de 2021 se registraron, bajo ese programa, 3.219 niñas, niños o adolescentes víctimas en consultas por violencia sexual. De ese total, un 77% eran niñas, y el mayor porcentaje de niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia sexual se concentró en el rango etario de 12 a 17 años. El dato surge de un análisis de la cartera que dirige el ministro Martín Soria, en conjunto con Unicef Argentina.

Entre las formas de violencia sexual contra los niños, niñas y adolescentes identificadas por los profesionales de la línea de acuerdo con el relato del hecho, la mayoría de las víctimas atendidas sufrió “tocamiento sexual o tentativa” (27,9%), “violaciones o tentativa” (20,5%) o “grooming” (20%).

Además, el 36,2% de los casos de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes sucedió en el hogar, y el 3,4% en la vivienda de un familiar. De los agresores, el 56,5% eran familiares y 17,7% conocidos no familiares.

El programa también atendió, en ese periodo, 6.770 víctimas niñas, niños y adolescentes por violencia familiar, del cual 51% eran niñas. Del total de las víctimas, el 65,3% dijo haber sufrido violencia psicológica y el 31,1% violencia física y psicológica. 

“La protección contra toda forma de violencia, maltrato y abuso constituye un derecho fundamental garantizado por la Convención sobre los Derechos del Niño. Es responsabilidad del Estado facilitar el acceso a servicios de justicia y organismos especializados de niñez y adolescencia que puedan acompañar a las las chicas y chicos que sufren situaciones de maltrato o violencia, y ofrecer herramientas a las familias para promover entornos protectores que las prevengan y protejan”, afirmó Olga Isaza, representante adjunta de Unicef.

El 13 de abril último, el Senado aprobó por unanimidad la “Ley Lucio”, en referencia a Lucio Dupuy, encargada de crear el Plan Federal de Capacitación de carácter continuo, permanente y obligatorio en Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (NNyA) dirigido a todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Cómo denunciar un caso de violencia infantil

Si sufrís o si sabés o sospechás que un niño, niña o adolescente es víctima de violencia familiar, abuso sexual, grooming o explotación sexual, podés llamar a la Línea 137 opción 1 o escribir por Whatsapp al +54 11 3133-1000. También podés realizar tu consulta en forma confidencial en este formulario.

Un equipo de psicólogas y trabajadoras sociales del Programa las Víctimas contra las Violencias atiende tu llamado o tu mensaje de WhatsApp y te brinda contención e información sobre tus derechos. También podés buscar las áreas de niñez de tu provincia.

Además, la línea 102 es un servicio gratuito y confidencial de atención especializada en los derechos de niñas, niños y adolescentes. Brinda información y puede dar intervención al organismo de protección local ante situaciones de vulneración de derechos. Es de alcance nacional y es atendido por equipos especializados de cada provincia.

Actualización, 13/04/2023: esta nota se actualizó para consignar la aprobación de la Ley Lucio.

Temas

Comentarios

  • Karina24 de mayo de 2023 a las 1:32 amCuando llamas te relativizan los problemas y te dan soluciones absurdas aún en riesgo de vida de alguien prácticamente se burlan, tenés que llamar cuando alguien ya murió y por ahí no se te ríen tanto en la oreja
  • Priscila16 de noviembre de 2023 a las 1:11 pmHola! Estaría buenísimo que se invirtiera en pequeñas publicidades o spots donde ofrezcan a los niños teléfonos o lugares accesibles para que ellos mismos puedan hacer denuncias... no hay que desestimarlos. Aprovechar los canales infantiles para promoverlos, al menos el canal del estado "Paka-paka". Sabemos que el porcentaje de denuncias es solo la punta del iceberg. Hay muchos más casos que no son denunciados. A estas cosas habría que darles más espacios de promoción y prevención sin lugar a dudas.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *