Declaraciones juradas: cómo se compone el patrimonio de los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal - Chequeado Skip to content

Declaraciones juradas: cómo se compone el patrimonio de los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • El máximo tribunal en materia penal de la Argentina está compuesto por un presidente y 4 salas de 3 jueces cada una. Revisa sentencias de todas las cámaras criminales federales y todos los tribunales orales federales del país.
  • Carlos Mahiques, Guillermo Yacobucci y Daniel Petrone, designados en 2018, son los 3 jueces que declaran mayor patrimonio.
  • Como ocurre habitualmente, la mayoría de los magistrados declara inmuebles, vehículos y ahorros en distintas monedas. A esto se suma el caso de un magistrado que tiene inversiones en criptomonedas.

La Cámara Federal de Casación Penal es el máximo tribunal en materia penal del país. Revisa sentencias de todas las cámaras criminales federales y todos los tribunales orales federales del país y es la última instancia penal antes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Está compuesta por 13 jueces: un presidente y 12 vocales divididos en 4 salas de 3 magistrados cada una, aunque actualmente los magistrados son 12 y hay un cargo vacante. En esta nota, la tercera de esta serie (ver acá y acá), te contamos cómo está compuesto el patrimonio declarado de los 12 magistrados del máximo tribunal penal del país.

¿Quiénes son los jueces de la Cámara de Casación Penal que más patrimonio declaran?

Carlos Mahiques, que llegó al tribunal en 2017 mediante un traslado desde la Cámara de Casación porteña, es el magistrado de Casación que más patrimonio declaró: $ 61,5 millones (unos US$ 295 mil de acuerdo al valor informal de la divisa para fines de 2021). Le siguen 2 magistrados nombrados en julio de 2018: Guillermo Yacobucci, con un patrimonio declarado de $ 54 millones (US$ 259 mil), y Daniel Petrone, con $ 45,5 millones (US$ 218 mil), que antes había sido juez de un Tribunal Oral de Lomas de Zamora. El ranking continúa con 2 jueces nombrados mucho antes, en 2011. Son Ana María Figueroa, con un patrimonio declarado de $ 39,2 millones (US$ 188 mil), y Alejandro Slokar, que preside el tribunal y declara bienes por $ 35,6 millones (US$ 171 mil).

En el otro extremo, Diego Barroetaveña ($ 19,2 millones, equivalentes a US$ 92 mil), nombrado en 2018; Juan Carlos Gemignani ($ 24,3 millones – US$ 117 mil), designado en 2011; y Ángela Ledesma ($ 28,1 millones – US$ 135 mil), que llegó a Casación en 2003, son los magistrados que menos patrimonio declaran ante el Consejo de la Magistratura.

¿Qué declara cada juez de la Cámara Federal de Casación Penal?

Inmuebles en el país, vehículos y ahorros en distintas monedas. Así se componen, de acuerdo con los documentos oficiales a los que accedió el Centro de Datos de Chequeado, la mayoría de los patrimonios de los magistrados de este tribunal. En algunos casos también figuran títulos públicos y acciones que cotizan en la Bolsa y, en un caso particular, criptomonedas. Este medio consultó a los jueces mencionados sobre mayores detalles, pero hasta el momento de publicación no se obtuvo respuesta.

Carlos Mahiques: tras casi 2 décadas en un tribunal oral en lo Criminal y Correccional, llegó a la Cámara de Casación en lo Criminal y Correccional porteña, que trata delitos comunes, en 2013. Tuvo un paso como ministro de Justicia de María Eugenia Vidal (Cambiemos) en la Provincia de Buenos Aires entre 2016 y 2018, y ese año fue trasladado de una Casación a la otra: de la ordinaria a la federal.

Oriundo de Mercedes, municipio bonaerense, el magistrado declaró una casa de 300 metros cuadrados en esa localidad, cuya valuación fiscal asciende a $ 2,4 millones. También reportó 2 departamentos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, uno adquirido en 2009 y valuado en $ 11,7 millones; el otro, lo compró en abril de 2021 y figura con un valor de $ 25,2 millones, aunque podría, en este caso, ser su valor de adquisición y no su valor fiscal.

También declaró 2 autos, adquiridos en 2019 y 2020: un Peugeot 3008 GT y un Toyota Etios XLS. En cuanto a sus ahorros, declaró $ 10,3 millones, US$ 57.500 y € 1.600.

Guillermo Yacobucci: en julio de 2018 pasó de un tribunal oral criminal a la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal. Buena parte de su patrimonio, según los documentos oficiales, está en inmuebles. Como bienes gananciales, declaró 2 departamentos y una cochera en la Ciudad de Buenos Aires y una casa en la Provincia de Buenos Aires, aunque no aclaró en qué partido. Además, declaró el 50% de 3 departamentos en la Ciudad, cuyo origen es la sucesión de sus padres.

También informó un Dodge Journey, que adquirió en 2017, valuado en $ 2,1 millones; y bienes electrónicos del hogar, pinturas y alhajas, por un total de $ 2,1 millones. En todos los casos, como bienes gananciales (es decir, los que adquiere una pareja una vez que se casa). Por otra parte, declaró ahorros por $ 1,2 millones y US$ 77.500 e informó $ 521 mil en “una acción que se adquiere naturalmente junto con el inmueble en Provincia de Buenos Aires en barrio cerrado”. También declaró una deuda por US$ 60 mil dólares por un préstamo “entre particulares” con el objetivo de comprar la casa que declara en la Provincia de Buenos Aires.

Daniel Petrone: al igual que Yacobucci, llegó a Casación en 2018. Declaró ser dueño de una casa en Pacheco, Tigre, Provincia de Buenos Aires, y un departamento en la Ciudad de Buenos Aires. Además, declaró un 50% de un departamento en Tigre y el 54% de una casa de 1100 metros cuadrados en el Partido de la Costa. Además, reportó un Ford Mondeo SEL, valuado en $ 2,7 millones.

En el apartado de ahorros está la parte más novedosa: declaró $ 2,1 millones, US$ 283 mil, € 2.000 y tenencias en criptomonedas: declaró inversiones en DAI, USDC, BTC y ETH por un total de $ 1,8 millones. También informó un crédito a favor correspondiente a la compra de un inmueble por US$ 58 mil y una deuda de $ 676 mil por un préstamo personal.

Ana María Figueroa: llegó a la Casación en 2011, luego de una larga carrera como docente y abogada. Declara buena parte de sus bienes en inmuebles. Informó ser dueña de 3 departamentos en la Ciudad de Buenos Aires, y una casa en Rosario y otra en Cañada de Gómez, ambas en la provincia de Santa Fe; y 2 casas en Mar de las Pampas, Provincia de Buenos Aires.

En otro apartado declaró como “derechos hereditarios” el 20% de la compra de 3 inmuebles en la Ciudad. También informó un automóvil Alfa Romeo adquirido en 2013 y “material didáctico”, aunque no aclaró de qué se trata. En cuanto a los ahorros, declaró $ 5,3 millones, US$ 33.466 y € 2.000.

Alejandro Slokar: también llegó al tribunal en 2011. Declaró una casa de 150 metros cuadrados en la Provincia de Buenos Aires, aunque no aclaró en qué localidad. Informó ser dueño de una camioneta Ford Ranger 2020, adquirida en 2021, y reportó parte de su patrimonio en acciones y títulos públicos: acciones de YPF SA (empresa con mayoría estatal que cotiza en bolsa), fondos comunes de inversión y bonos del Estado argentino. Respecto de sus ahorros, declaró una caja de seguridad con US$ 250 mil.

Gustavo Hornos: es uno de los jueces más antiguos de Casación. Fue nombrado en 1995, luego de ser fiscal de Cámara. Declaró un departamento de 190 metros cuadrados en la Ciudad de Buenos Aires, valuado en $ 13,2 millones, y 2 cocheras en la misma Ciudad, aunque de una de ellas sólo declaró un 33,3%, ya que se señala como una “sucesión”. Informó una Toyota Hilux SWA, adquirida en 2013, y un título público por el equivalente a $ 429 mil. Por otra parte, declaró ahorros por $ 2,1 millones y US$ 151.500.

Mariano Borinsky: fue nombrado juez en septiembre de 2011. Venía de ser fiscal federal ante los tribunales orales. Declaró la mitad de un departamento de 285 metros cuadrados en la Ciudad de Buenos Aires, que adquirió en 2016, y otros 2 departamentos con cochera en la Ciudad. Por otro lado, reportó el 50% de una Chevrolet Captiva adquirida en 2014 tras la venta de otros 2 vehículos y, en el apartado de ahorros, informó $ 7,3 millones y US$ 76 mil. Por último, en la sección de créditos, declaró $ 4 millones invertidos en el “Fideicomiso Financiero Lagunas H – Club Náutico Hacoaj”, un fideicomiso vinculado a un proyecto inmobiliario en el Club Naútico Hacoaj, en el partido bonaerense de Tigre, para la construcción de viviendas para miembros de ese club.

Eduardo Riggi: es el más antiguo de los 12 jueces. Fue nombrado en diciembre de 1992, cuando el tribunal entró en funcionamiento. Declaró un departamento de 165 metros cuadrados en la Ciudad de Buenos Aires, una casa y un terreno en Pilar, Provincia de Buenos Aires; y una casa en la localidad balnearia de Pinamar, valuada en $ 9,5 millones. Por otra parte, declaró bienes personales y del hogar por $ 3,2 millones y un Mercedes Benz modelo 79.

En cuanto a sus ahorros, informó $ 2,2 millones en 2 cajas de ahorro, pero además informó otra caja de ahorro y una caja de seguridad en las que no informó el monto, sino que señaló: “Me remito a lo declarado en el Anexo Reservado”. Si bien es algo que se repite en declaraciones juradas anteriores del magistrado, se trata de una rareza ya que el anexo reservado se utiliza para información sensible, como los números de cuentas bancarias, los domicilios de los inmuebles y las patentes de automóviles. Por otro lado, declaró 2 créditos comunes en su favor por un total de US$ 260 mil.

Javier Carbajo: es el magistrado más nuevo de Casación. Fue designado en diciembre de 2018. El magistrado declaró 3 departamentos en la Ciudad de Buenos Aires (con participación del 40%, el 50% y el 100%, respectivamente), la mitad de una casa en Bolivar, Provincia de Buenos Aires, que heredó de su padre; y el 50% de un lote de 877 metros cuadrados en Nordelta, en el partido bonaerense de Tigre. También declaró la mitad de una Toyota RAV 4, adquirida en 2018, y ahorros por $ 4,1 millones y US$ 118.853. Es el único de los magistrados de la Cámara que paga el impuesto a las Ganancias.

Angela Ledesma: designada en la Cámara de Casación en 2003, venía de ser jueza en los tribunales federales de San Martín. En su última declaración jurada informó 4 departamentos y 2 cocheras en la Ciudad de Buenos Aires y un AUDI A3 Sportback, adquirido en 2013. Por otra parte, declaró ahorros por el equivalente a $ 13,8 millones.

Juan Carlos Gemignani: llegó al tribunal con la camada de 2011, tras una larga carrera en la docencia y la abogacía. Declaró un departamento y una casa en Paraná, Entre Ríos, y 2 autos marca Volkswagen: un Nivus y un Gol, ambos adquiridos en 2021. Informó ahorros por $ 5,4 millones y US$ 100 mil.

Diego Barroetaveña: fue designado en 2018. Declaró un departamento en la Ciudad de Buenos Aires, que adquirió en 2018, y el 30% de una casa en Victoria, partido de San Fernando, Provincia de Buenos Aires, de 300 metros cuadrados. También declaró un Honda Civic EXS, comprado en 2013, y un Mercedes Benz A200 Progressive, que adquirió en 2021. Tiene ahorros por $ 2,5 millones, US$ 51.004, € 9.000 y £ 120.

¿Cuánto cobran los jueces de Casación?

Los ingresos anuales netos de los jueces de este tribunal van desde los $ 10 millones hasta los $ 14,6 millones, según sus propias declaraciones juradas. En promedio y en base a lo informado por los magistrados en sus declaraciones juradas, los jueces de Casación cobran en promedio unos $ 941 mil de bolsillo por mes.

El que informó mayores ingresos es Gemignani, con $ 14,6 millones al año, seguido de Riggi ($ 13,5 millones) y Hornos ($ 13,2 millones).

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *