Chequeado

No hay evidencia suficiente para asegurar que el aire acondicionado pueda esparcir el coronavirus

26 Junio, 2020 15:33 pm | Tiempo de lectura: 3 minutos
26 Junio, 2020 15:33 pm
| Tiempo de lectura: 3 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • No hay evidencia suficiente para asegurar que el aire acondicionado pueda ser un factor de transmisión del nuevo coronavirus.
  • Varios organismos consideran poco probable la transmisión por vía aérea.
  • Sin embargo, recomiendan ventilar los espacios y evitar la recirculación de aire.

Como muchas cuestiones relativas al nuevo coronavirus, todavía no hay evidencia suficiente para afirmar o negar que el aire acondicionado pueda ser un factor que facilite la transmisión de la COVID-19. En primer lugar, esto se debe a que todavía no hay consenso acerca de la transmisión por aerosoles, es decir, la transmisión del virus por parte de partículas muy pequeñas, que podrían ser arrastradas a distancias mayores a un metro por corrientes de aire, como explica esta nota del sitio de fact-checking de España, Maldita.

Existe consenso científico respecto a que el coronavirus se transmite por gotas que exhala una persona cuando tose, estornuda o habla, y que pueden caer a un metro o metro y medio. Sin embargo, estas gotas son muy pesadas para quedar suspendidas en el aire. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció en los últimos días que hay “evidencia emergente” sobre la transmisión del SARS-CoV-2 por vía aérea. “Creemos que debemos estar abiertos a esta evidencia y comprender sus implicaciones con respecto a los modos de transmisión y a las precauciones que deben tomarse”, explicó Benedetta Allegranzi, responsable de Prevención y Control de Infecciones de la organización.

Qué investigaciones hay

Hay pocos estudios que investiguen el posible rol del aire acondicionado en brotes de coronavirus. Uno de estos, publicado por los Centros para Control de Enfermedades y Prevención (CDC por sus siglas en inglés), es un estudio de caso de un brote en un restaurante en China, donde los miembros de dos familias se contagiaron de coronavirus tras sentarse en las mesas contiguas a una familia que acababa de llegar de la ciudad de Wuhan (donde se inició la epidemia que luego se convirtió en pandemia).

Aunque los investigadores señalan que el estudio tiene limitaciones, concluyen que de las posibles rutas de transmisión, “la causa más probable de este brote fue la transmisión de gotas”, pero que la distancia entre el paciente cero y el resto de las personas infectadas era mayor a un metro por lo que “un fuerte flujo de aire desde el acondicionador de aire podría haber propagado gotitas”.

En otro experimento, se generaron artificialmente aerosoles con coronavirus, comprobando que tres horas después continuaba habiendo presencia del virus en el aire. Sin embargo, el estudio aclara que las condiciones del experimento no son extrapolables, y que puede haber diferencias en la vida real. Por eso, no pueden sacarse conclusiones.

Recomendaciones

Un documento de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) publicó un documento en el que analizó las investigaciones disponibles sobre el uso de aire acondicionados en locales cerrados y concluyó que no hay evidencia suficiente para sostener que estos son una fuente de transmisión, aunque apuntó a la importancia de la renovación del aire y ventilación de los espacios, así como también respetar la distribución del espacio. “La probabilidad de que el virus entre en el sistema de climatización o extracción de aire y se difunda por los conductos es muy baja, aun así se debería garantizar una renovación suficiente, captando el aire exterior”, especificó el documento.

Por otro lado, la Federación de Asociaciones Europeas de Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado estableció una serie de recomendaciones para reducir una posible transmisión aérea entre las que se incluyen: utilizar más ventilación natural y evitar la recirculación de aire en un mismo espacio.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España explicaron que en los edificios más grandes los sistemas acondicionadores hacen recircular el aire interior entre los espacios, y recomendaron que debido a la situación actual “que esta recirculación de aire no se realice y que todo el aire que circula en los edificios provenga del exterior”.

La Cámara Argentina de Calefacción, Aire Acondicionado y Ventilación (Cacaav) publicó un protocolo para el uso y manejo del aire acondicionado en la pandemia, en la que se recomienda evitar la recirculación del aire, mantener ventilados los ambientes y mejorar los sistemas de filtrado. “Sin embargo, esto no se puede realizar con todos los equipos”, aclaró a Chequeado Mario Alcoba, presidente de Cacaav, y explicó que una de las alternativas es colocar dentro de los equipos un mecanismo de radiación UVC que elimina virus y bacterias.

 

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

 

Actualización 22/07/2020

Temas

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiénes son los “Médicos por la Verdad” y los “Epidemiólogos Argentinos”, grupos que difunden desinformaciones sobre el coronavirus? Se oponen al uso de barbijos y al “aislamiento de los sanos”, y apoyan la “inmunidad de rebaño”. Cuestionan la especificidad de las pruebas PCR, critican la potencial vacunación masiva de las vacunas disponibles para el coronavirus y promueven el dióxido de cloro como un tratamiento posible para la enfermedad, aunque la ingesta de este […]
No hay pruebas que confirmen que Máximo Kirchner es el dueño del Lamborghini que llegó al país Circulan por redes sociales y WhatsApp imágenes de un auto de alta gama gris que llegó al país en los últimos días. Las publicaciones señalan que el automóvil fue comprado por el diputado nacional Máximo Kirchner (Frente de Todos). Sin embargo, la importación del Lamborghini Huracán Evo Spyder estuvo a cargo del empresario Guillermo Chetta, […]