No, no hay evidencias de que la vacuna COVID-19 sea la causa del síndrome que afecta a Justin Bieber - Chequeado Skip to content

No, no hay evidencias de que la vacuna COVID-19 sea la causa del síndrome que afecta a Justin Bieber

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • El cantante canadiense anunció que sufría el síndrome Ramsay Hunt, una afección derivada de la varicela que puede causar parálisis facial durante un tiempo. 
  • Tras el anuncio, comenzaron a circular en redes sociales publicaciones que culpaban de este síndrome a las vacunas contra la COVID-19.
  • Sin embargo, no hay evidencias de que el síndrome sea un efecto secundario de las vacunas COVID-19. Además, Bieber no informó públicamente si se vacunó.

El cantante Justin Bieber, anunció el 10 de junio último a través de un video subido a su cuenta de Instagram que sufre el síndrome Ramsay Hunt, una afección producida por la reactivación del virus de la varicela que puede causar, como en el caso del artista canadiense, parálisis facial durante un tiempo. Tras el anuncio, comenzaron a circular mensajes en Telegram que vinculan este síndrome a las vacunas contra la COVID-19.

Sin embargo, esto es falso. No hay evidencias concluyentes de que el síndrome de Ramsay Hunt sea un efecto secundario de las vacunas COVID-19. Además, Bieber no informó públicamente si se había vacunado contra el coronavirus.

“Cada inyección Covid es una caja de pandora” (sic) y “Casualidad dirían los necios que se negaron a ver el fraude pandémico y todas las medidas genocidas impuestas, entre ellas los inóculos de la muerte” (sic), dicen los mensajes desinformantes que comparten la noticia de la afección del cantante. Las publicaciones recibieron más de 27 mil interacciones.

 ¿Qué es el síndrome de Ramsay Hunt?

La médica infectóloga Leda Guzzi, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología, explicó a Chequeado que el síndrome de Ramsay Hunt “se produce por una reactivación del virus de la varicela-zóster”, el mismo virus que causa la varicela en los niños y el herpes zóster (o “culebrilla” como se conoce popularmente) en los adultos. 

Después de tener varicela durante la infancia, el virus puede permanecer latente en el cuerpo y luego reactivarse para causar diferentes síntomas. El síndrome se conoce de manera oficial como herpes zóster ótico, y su nombre proviene del neurólogo James Ramsay Hunt, quien describió por primera vez esa enfermedad.

Este síndrome es una expresión de herpes zóster, que se produce por una reactivación del virus de la varicela que padecimos en la infancia. Afecta al octavo par craneal, el nervio que nos da la audición y el equilibrio y también pueden estar involucrados los nervios que alcanzan los músculos faciales. Suele dar parálisis facial periférica y una erupción en el pabellón vestibular del oído que es muy dolorosa. Se puede tratar con aciclovir (un antiviral) y algún otro medicamento. El tiempo permite la recuperación”, sostuvo Guzzi.

No se conoce del todo la causa de las reactivaciones del virus de la varicela-zóster, pero se cree que es principalmente el resultado de la incapacidad del sistema inmunitario para controlar el virus. Las personas mayores y las que tienen el sistema inmunitario debilitado corren un mayor riesgo, y ciertos medicamentos, las infecciones y el estrés son posibles desencadenantes. Algunos estudios sugieren que haber tenido COVID-19 aumenta el riesgo de reactivación del virus de la varicela pero la evidencia no es concluyente.

Existen vacunas contra la varicela y el herpes zóster que pueden reducir el riesgo de infección o reactivación del virus y, por lo tanto, disminuir el riesgo del síndrome de Ramsay Hunt. En la Argentina la vacuna contra la varicela está incluida en el Calendario Nacional y es gratuita y obligatoria, con una primera dosis a los 15 meses de vida y una segunda dosis -que se introdujo desde 2022- a los 5 años. También existe una vacuna contra el herpes zóster disponible desde 2014 y recomendada para los adultos a partir de los 50 años. Sin embargo, no está incluida en el Calendario y tiene un costo cercano a los $28.000.

 Sin evidencias sobre el vínculo con la vacuna COVID-19

El síndrome no aparece como efecto secundario de las vacunas COVID-19 en los informes de farmacovigilancia de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), ni en el Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), ni en ninguno de los informes de seguridad en vacunas del Ministerio de Salud de la Nación de la Argentina.

“Los CDC no han detectado patrones inusuales o inesperados del síndrome de Ramsay Hunt después de la inmunización que indiquen que las vacunas COVID-19 están causando o contribuyendo a esta condición”, confirmó un portavoz del CDC al sitio Fact Check. Y agregó: “La evidencia en este momento no apoya una asociación causal entre la vacunación con COVID-19 y el desarrollo del síndrome de Ramsay Hunt o del herpes zoster (culebrilla). La supervisión de la seguridad de estos resultados está en curso”.

Se han reportado únicamente 2 casos del síndrome tras la vacunación COVID-19: un hombre de 37 años en Hong Kong que desarrolló síntomas 2 días después de su primera dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech, junto con una mujer de 78 años en España que tuvo dolor de oído y otros síntomas 3 días después de recibir la misma vacuna. Sin embargo, se trata de casos aislados que no aportan pruebas de que fuera la vacuna y no otros factores lo que causó la reactivación del virus. “Puede que haya una asociación temporal, pero no necesariamente que ambos eventos están relacionados”, explicó Guzzi.

De hecho, los propios autores del estudio español subrayan que se necesitan más datos clínicos para confirmar esta posible relación y que los beneficios de la vacunación superan a los riesgos: “Queremos enfatizar la importancia de la vacunación para poner fin a la pandemia. La posible asociación con estas entidades es infrecuente y de riesgo muy bajo”.

Además, Justin Bieber no se ha pronunciado públicamente sobre si recibió o no la vacuna contra la COVID-19. El sitio Fact Check consultó al manager del cantante, Scooter Braun, y a su discográfica sobre este tema y no obtuvo respuesta. 

Los mensajes desinformantes también vinculan falsamente el ataque isquémico transitorio que sufrió la esposa de Bieber, Hailey, en marzo de 2022 con la vacuna COVID-19. Sin embargo, nuevamente no hay evidencias de que la modelo haya recibido la vacuna y en un vídeo de YouTube ella mismo explicó que se debió a un foramen oval permeable, que es una pequeña abertura en el corazón que no se cerró como debía después del nacimiento (defecto congénito).

También los sitios de fact checking Newtral, AFP, Health Feedback y Fact Check verificaron esta desinformación y llegaron a la misma conclusión que Chequeado: no hay evidencias de que el síndrome que sufre Justin Bieber sea a causa de la vacuna COVID-19.

 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *