Olas de calor, sequía y un invierno más frío que lo habitual: que pasó con el clima en la Argentina en lo que va de 2022 - Chequeado Skip to content

Olas de calor, sequía y un invierno más frío que lo habitual: que pasó con el clima en la Argentina en lo que va de 2022

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • El Servicio Meteorológico Nacional presentó el reporte preliminar del clima de cara a la COP27. Allí se destaca que 2022 ocupa el puesto número 18 entre los años más secos en la Argentina desde 1961.
  • Además, hubo un otoño e invierno más frío que lo habitual y el verano se caracterizó por olas de calor más extremas debido a su extensión y duración.
  • A nivel mundial, los últimos 8 años van camino a ser los más cálidos de los que se tenga registro. En 2022, olas de calor extremas, sequías e inundaciones devastadoras afectaron a millones de personas.

Olas de calor extremas, sequía e incendios y un otoño e invierno con condiciones más frías que lo habitual; son algunos de los eventos meteorológicos más destacados en la Argentina que tuvieron lugar desde enero hasta septiembre de 2022.

Los datos surgen del reporte preliminar del clima que elaboró el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y que sirve como insumo para el Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático que el Gobierno nacional presentará en la 27° Conferencia de las Naciones Unidas de 2022 (COP27) en la ciudad de Sharm El Sheikh, Egipto.

En esta nota te contamos algunas de las principales conclusiones del informe.

Temperaturas un poco más bajas

Luego de un 2021 extremadamente cálido, el quinto año más cálido de la Argentina desde 1961, los primeros 9 meses de 2022 presentaron una temperatura media levemente inferior a lo normal a nivel país, con respecto al período de referencia 1981-2010. Al momento, 2022 se ubica en el puesto 21 de los años más fríos desde 1961 para nuestro país. Además, hubo olas de frío intensas entre mayo y julio que afectaron parte del centro y el sur del país.

Fuente: SMN

Sin embargo, a nivel mundial ocurrió lo contrario. Según el Reporte Global del Clima de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés), la temperatura de la superficie (continental y oceánica) de enero a septiembre estuvo 0,86 °C por encima del promedio de 1901-2000, la sexta temperatura más alta de su registro de 143 años. Más aún, es muy probable que el año 2022 se clasifique entre los 10 años más cálidos registrados.

Como explicamos en esta nota, pueden suceder otoños e inviernos más fríos que lo habitual y tiene que ver con que existe la llamada variabilidad climática. “Cuando decimos que las temperaturas aumentan, no estamos diciendo que todos los años la temperatura tiene que ser mayor que la anterior. Lo que vemos es una tendencia general a que cada vez sean más altas”, señaló a Chequeado Leandro Díaz, investigador del Conicet en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera, que depende del Conicet y la UBA.

Y agregó: “Cuando uno mira el promedio de temperatura anual en la Argentina, los años más cálidos son 2017, 2020, 2012, 2015, 2021, 2014, 2013; es decir, que los 7 años más cálidos ocurrieron en los últimos 10 años”.

Olas de calor y sequía

En el verano 2021/2022 ocurrieron las 3 primeras olas de calor de la temporada, con un evento sin precedentes que afectó a gran parte del país entre el 6 y el 26 de enero. Esta fue una de las olas de calor más extremas debido a su extensión (72% del territorio nacional) y duración (hasta 14 días), detalla el informe del SMN

En varias oportunidades, las temperaturas superaron ampliamente los 40 °C, incluso en regiones donde es poco frecuente, como en la costa atlántica bonaerense. La ciudad de Mar del Plata registró 42,4 °C en la tarde del 14 de enero. Dentro de lo intenso de la ola, también se destacó la alta frecuencia de días con más de 40 °C, que fue máxima en el norte argentino, donde se batieron récords históricos: 19 días en Las Lomitas (provincia de Formosa) y 18 días en Rivadavia (San Juan).

Además, la temperatura media en lo que va de 2022 fue superior a lo normal en las 6 estaciones antárticas. Durante el verano, las estaciones Belgrano II y Carlini alcanzaron sus máximos absolutos.

En cuanto a las precipitaciones, entre enero y septiembre de 2022 la Argentina registró un desvío estimado de -9,9% a nivel país, ubicando este año en el puesto 18 de los años más secos desde 1961. En la mayor parte del centro y norte del país prevalecieron lluvias por debajo de lo normal, como así también en el sur patagónico. El común denominador de los inviernos más secos (1988-1995-2007-2008-2009-2021) fue el fenómeno de La Niña, que ya transita su tercer año consecutivo como contamos en esta nota.

Fuente: SMN

Qué pasó a nivel mundial

El informe sobre el estado del clima 2022 de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) -un organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas- muestra que los últimos 8 años van camino a ser los más cálidos de los que se tenga registro. En 2022, olas de calor extremas, sequías e inundaciones devastadoras afectaron a millones de personas. 

“Cuanto mayor sea el calentamiento, peores serán las consecuencias. Los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera son tan elevados que apenas podremos limitar el calentamiento a 1,5 °C, el objetivo menos ambicioso del Acuerdo de París”, afirmó el profesor Petteri Taalas, secretario General de la OMM.

Y agregó: “Ya es demasiado tarde para muchos glaciares y el deshielo continuará durante cientos, o incluso miles de años, y ello acarreará graves consecuencias para la seguridad hídrica. El ritmo de aumento del nivel del mar se ha duplicado en los últimos 30 años”.

El informe también advierte sobre fenómenos meteorológicos extremos. En África oriental, como resultado de la persistente sequía y de otros factores agravantes, se estima que, antes de junio de 2022, entre 18,4 y 19,3 millones de personas se encontraban en situación de “crisis” alimentaria. Por el contrario, las lluvias récord de julio y agosto provocaron vastas inundaciones en Pakistán, que dejaron al menos 1.700 muertos.

En amplias zonas del hemisferio norte las condiciones fueron excepcionalmente cálidas y secas. China sufrió la ola de calor más extensa y pertinaz desde que se tienen registros nacionales y el segundo verano más seco del que se tiene constancia. En Wuhan, el río Yangtsé alcanzó el nivel más bajo jamás registrado en un mes de agosto.

Varias zonas de Europa se vieron afectadas por repetidos episodios de calor extremo. El 19 de julio se batió un récord nacional en el Reino Unido, cuando la temperatura superó los 40 °C por primera vez. A ello se sumaron incendios forestales y una persistente y perniciosa sequía. El caudal de los ríos europeos, como el Rin, el Loira y el Danubio, se situó en niveles críticamente bajos.

“Los fenómenos meteorológicos extremos se están intensificando, y por ello es más importante que nunca velar por que todos los habitantes de la Tierra tengan acceso a las alertas tempranas, dado que permiten salvar vidas”, sostuvo Taalas.

En este sentido, durante la COP27 el secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, presentó el Plan de Acción Ejecutivo de la iniciativa Alertas Tempranas para Todos. La OMM considera que los sistemas de alerta temprana son un recurso al alcance de todos para la adaptación al cambio climático, ya que son una forma relativamente barata y eficaz de proteger a personas y bienes de peligros tales como las tormentas, las crecidas, las olas de calor, los tsunamis y otros eventos meteorológicos extremos.

Para ello, la ONU pide una inversión a lo largo de 5 años de US$ 3.100 millones. El dinero para esta medida de adaptación se destinará a promover los conocimientos sobre los riesgos de desastre, a observaciones y predicciones, a actividades de preparación y respuesta y a la comunicación de las alertas. Vale aclarar que la Argentina cuenta con un sistema de alerta temprana, pero la mitad de los países del mundo no.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *