Qué se sabe del “Sur”, la posible moneda común sudamericana Qué se sabe del “Sur”, la posible moneda común sudamericana Skip to content

Qué se sabe del “Sur”, la posible moneda común sudamericana

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • El presidente  Alberto Fernández y su par brasileño Lula da Silva confirmaron que existen negociaciones para la implementación de una moneda regional para el intercambio comercial.
  • El ministro de Economía, Sergio Massa, explicó que inicialmente sería un proyecto entre Argentina y Brasil; y después se invitaría a otros países de América del Sur.
  • Especialistas destacan que se conocen pocas precisiones del proyecto y que hay muchos detalles operativos por resolver. Qué antecedentes hay de medidas similares.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, y su par brasileño Luiz Inácio “Lula” da Silva anunciaron en un comunicado conjunto que se está negociando el lanzamiento de una moneda común.

“Tenemos la intención de superar las barreras a nuestros intercambios, simplificar y modernizar las reglas y fomentar el uso de las monedas locales. También decidimos avanzar en las discusiones sobre una moneda sudamericana común que pueda usarse tanto para los flujos financieros como comerciales, reduciendo los costos operativos y reduciendo nuestra vulnerabilidad externa”, aseguraron los mandatarios.

El domingo último, da Silva y su comitiva llegaron a Buenos Aires para reuniones previas al encuentro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). En el salón blanco de la Casa Rosada, el ministro de Economía Sergio Massa y su par brasileño Fernando Haddad firmaron un “memorando de entendimiento sobre integración económica y financiera”, cuyo texto todavía no se hizo público.

Una moneda para transacciones

En una conferencia de prensa posterior, el funcionario argentino destacó que se trata de un proyecto de moneda común, no única, es decir que no reemplazaría ni al peso ni al real. 

Tampoco sería como el Euro que es moneda única que circula en 20 países, con la que se paga por bienes y servicios en esos países, sino una moneda para transacciones comerciales y financieras que en ningún caso sustituiría al real brasileño o al peso argentino.

Para Massa, el objetivo de esta herramienta para el intercambio es que “nos dé la oportunidad de que el flujo comercial no esté sometido a shocks externos”, aunque advirtió que en esta oportunidad solamente se dio “un pequeño primer paso, nada más”.

“Nadie tiene por qué asustarse. Vamos a mirar las asimetrías en términos de producto bruto, vamos a mirar los mínimos de exigencia. Argentina, por ejemplo, tiene que recorrer un sendero de más orden fiscal y más acumulación de reservas para poder ser un socio que de alguna manera genere sinergia y virtuosidad en la construcción de una moneda común”, agregó.

Massa había anticipado al diario económico Financial Times que la moneda, que podría llamarse “Sur”, inicialmente sería un proyecto bilateral y después se ofrecería a otros países de la región.

Por su parte, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) se refirió a experiencias previas similares. “Brasil y Argentina ya tuvieron una experiencia de hacer negocios en nuestras monedas, si no me equivoco fue en 2008, cuando establecimos que los argentinos podían pagar en su moneda y los brasileños en la suya”, indicó Lula, aunque aclaró que esta medida fue de adopción optativa.

Previamente, el presidente Argentino se había referido al proyecto. En diálogo con un programa periodístico brasileño, Fernández confirmó la negociación y agregó: “La definición de que haya una moneda única depende básicamente de Brasil; como dependió que exista el Euro de Alemania. Hay un país que motoriza eso”.

Qué antecedentes de moneda común existen

Sobre esta medida, Marcelo Elizondo, presidente de la Cámara de Comercio Internacional (International Chamber of Commerce, ICC) y director de la consultora DNI, señaló en diálogo con Chequeado: “No tenemos demasiado claro en qué va a consistir. Se trata de un anuncio más político que operativo. Por ejemplo, no sabemos quién va a emitir esta moneda, cómo va a cotizar, si va a ser convertible contra otras monedas, entre otros detalles”.

Y agregó: “Brasil y la argentina son muy distintos, sus monedas tienen una estabilidad muy diferente. El real es una moneda fuerte y Brasil tiene una política monetaria muy poderosa. Existe mucha asimetría entre los dos como para que la coordinación sea rápida”.

No es la primera vez que se discute la posibilidad de una moneda en común entre la Argentina y Brasil. En 2019, la propuesta de un “peso real” estuvo en la mesa de los entonces presidentes Mauricio Macri y Jair Bolsonaro, pero no prosperó.

Es que Brasil es el país que más productos argentinos importa, desde hace al menos 3 décadas. Además, las importaciones desde el país vecino son importantes, en especial la de automóviles, como explicamos en esta nota.

En cuanto a otros proyectos similares de moneda común, Alejandro Frenkel, profesor de la Escuela de Política y Gobierno de la Universidad de San Martín (UNSAM), destacó el caso del “ECO”, “la moneda que la Comunidad Económica de los Países de África Occidental vienen diagramando desde hace varios años”.

Al respecto, Frenkel indicó que en ambos casos son alianzas entre países del Sur global pero además tienen en común otros aspectos: “miembros con alta inflación, endeudamiento y volatilidad financiera, economías bimonetarias (atadas al Euro) o que directamente no  tienen moneda propia”.

La moneda todavía no se ha puesto en práctica y se ha diseñado un plan de trabajo para lanzarla en 2027.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *