Chequeado

Qué pasó con el primer asentamiento del Gran Buenos Aires

Revista El Porteño, octubre 1982

¡Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
10 Agosto, 2018 06:17 am | Tiempo de lectura: 1 MINUTO
Atención! Este artículo tiene más de un año y puede contener datos desactualizados
10 Agosto, 2018 06:17 am
| Tiempo de lectura: 1 MINUTO
Se aprobó en la Cámara de Diputados un proyecto para regularizar los barrios precarios de todo el país. Qué pasó en Francisco Solano, una toma de terrenos que se convirtió en un experimento sobre el efecto que pueden tener los títulos de propiedad.

Hay que ser osado para tomar un terreno en plena dictadura y desafiar el poder del Estado para proteger la propiedad privada. Pero la necesidad es así, empuja a muchos a tomar medidas extremas. Y las 4.600 familias que en 1981 decidieron ocupar los terrenos en Quilmes y Almirante Brown, municipios de la Provincia de Buenos Aires, lo necesitaban. Venían de distintos lugares: algunos de villas de otras zonas del Conurbano, otros vivían en condiciones de hacinamiento con familiares en el barrio y de a poco se corrió la voz y más familias se sumaron. Era un proyecto que -visto en retrospectiva- desafiaba la cordura.

Pero funcionó. Solano fue el primer asentamiento del que se tenga registro en el Gran Buenos Aires. Hasta entonces existían villas, pero no había ocupaciones de terreno pensadas como barrios para que pudiesen urbanizarse fácilmente e integrarse así a la ciudad. Sin pasillos angostos por donde no pasan los autos, con lotes regulares, uno por familia, y lugares reservados para espacios públicos. “No hacer villa” fue justamente uno de los primeros lemas de las familias que llegaron a Solano, decididas a ser parte de la ciudad y a no construir un ghetto que luego quedase aislado por su forma de construcción. La organización de los vecinos ayudó.

Lee la historia completa y la situación actual del barrio de Francisco Solano acá.

 

Te invitamos a compartir tus comentarios.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un mapa de datos para predecir la existencia de fosas clandestinas en México La hija de Luis Octavio Cotero desapareció en julio de 2018 y su familia, igual que sucede con los más de 70 mil casos no resueltos en todo el territorio mexicano, no ha vuelto a saber de ella. Este caso particular solo salió a la luz dos meses después, cuando en septiembre de ese mismo […]
Covid-19 y tecnología: Brasil utiliza inteligencia artificial y aplicación de seguimiento para tratar de combatir la pandemia ¿Cómo pueden los algoritmos ayudar a minimizar los impactos del coronavirus y cuáles son los posibles riesgos y problemas éticos involucrados en estas iniciativas?