LatamChequea Vacunas: un año de colaboración regional para que la desinformación no gane

A fines de 2020, cuando ya habíamos visto los estragos que genera la desinformación sobre la pandemia, con LatamChequea -la red de chequeadores latinoamericanos- decidimos embarcarnos en una colaboración aún más intensa para contrarrestar la desinformación que empezábamos a ver sobre la vacunas contra COVID-19. Ya veníamos colaborando desde marzo de 2020 con LatamChequea Coronavirus, una alianza de más de 35 organizaciones de 18 países, que contó con el apoyo de Google News Initiative, pero queríamos desarrollar nuevas estrategias.

Nuestro objetivo como chequeadores es que las personas tengan información confiable para que no crean desinformaciones ni basen sus decisiones en ellas. Y en el caso del proceso de vacunación, el éxito depende en gran medida de las decisiones de millones de personas. Necesitábamos limitar el impacto de la desinformación y para eso desarrollamos distintas estrategias. Por eso en marzo de 2021 lanzamos LatamChequea Vacunas, una red con 23 organizaciones de 13 países, que realizamos gracias al apoyo de Google News Initiative.

Tres audiencias específicas

La primera pregunta que nos hicimos fue quiénes podrían ser las principales víctimas de la desinformación. Identificamos a tres grupos con los que podríamos trabajar:

  • Jóvenes, de entre 18 y 26 años, que en muchos casos no veían al virus como algo tan riesgoso en caso de contagiarse y a quienes las desinformaciones sobre supuestos efectos adversos podían influirles más que a otros grupos.

Por eso, Chequeado junto a otras cuatro organizaciones (MalaEspina Check en Chile, La Silla Vacía en Colombia, EcuadorChequea y Maldita en España) trabajamos con influencers y creadores de contenido en diferentes plataformas para que ellos pudieran comunicarles a sus seguidores buena información sobre las vacunas y desmentir desinformaciones.

Gracias a esta estrategia, logramos trabajar con un grupo de influencers que tienen llegada a 26 millones de personas y hacer acciones de comunicación conjunta con algunos de ellos.

  • Personas mayores, que por menor conocimiento de las herramientas digitales, entre otros factores, podían ser víctimas de la desinformación.

Para contrarrestarlas armamos líneas de WhatsApp especiales donde pudiesen mandarnos los contenidos que les parecían sospechosos para que lo chequeamos. Esto se hizo en 8 países y con ellas logramos llegar a 1.600 personas. Trabajamos con decenas de organizaciones para llegar a quienes más necesitaban de este servicio y en el camino aprendimos mucho sobre cómo comunicar mejor los chequeos y deshacer estereotipos que pueden entorpecer la comunicación.

En esta línea de trabajo participaron, además de Chequeado, Bolivia Verifica, Estadão de Brasil, MalaEspina de Chile, La Voz de Guanacaste de Costa Rica, GK y EcuadorChequea de Ecuador, Maldita de España, Verificado de México y Ojo Público y el Verificador de La República de Perú.

  • Poblaciones indígenas, que no siempre tienen acceso a buena información en sus idiomas. De hecho, una investigación periodística realizada por Ojo Público como parte de la serie Los Desinformantes, confirmó que la desinformación tuvo un fuerte impacto en la voluntad de vacunación de algunas comunidades indígenas en Perú.

Para llegar a ellas, se desarrollaron audios en los diferentes idiomas que luego se pasaron en radios comunitarias en estas comunidades.

Gracias a este trabajo se produjeron más de 40 audios en más de 10 idiomas, que pueden verse en este sitio especial. Esta línea de trabajo fue liderada por la organización peruana Convoca, y participaron Bolivia Verifica, Ecuador Chequea, Ojo Público (de Perú) y Animal Político (de México), a los que luego se sumó Agencia Ocote (de Guatemala).

Miles de chequeos en diferentes formatos

Más allá del trabajo realizado para alcanzar a poblaciones que podían ser especialmente vulnerables a la desinformación sobre las vacunas, LatamChequea Vacunas desarrolló una serie de contenidos en diferentes formatos para desmentir las desinformaciones más comunes en la región.

Desgraciadamente el miedo inicial de que habría mucha desinformación circulando resultó ser cierto y los chequeadores de la alianza hicieron más de 2.800 notas para desmentirlos, que pueden verse en esta base pública.

A partir de ellas, se elaboraron 20 ilustraciones, 30 videos y 40 guiones para audios, formato que permiten que los contenidos circulen más y lleguen más lejos en redes sociales.

Una de las grandes ventajas que nos permite trabajar de manera colaborativa es centralizar algunos trabajos que pueden servir a los diferentes aliados -y que no sea cada organización la que tenga que hacerlo-, y a la vez que cada uno pueda adaptar y aprovechar los diferentes contenidos para su audiencia.

Así que para generar estos contenidos se armaron pequeños grupos para definir los temas, una organización lideró la producción –El Surti en el caso de la ilustraciones, Chequeado en el caso de los guiones para audios y de los videos- y luego cada organización definió cómo utilizarlos con su audiencia.

Aportar información confiable y advertir sobre desinformantes

Parte fundamental del trabajo de los chequeadores también es aportar datos claros sin que sea una respuesta a una desinformación específica. En esa línea, desde Chequeado creamos un especial de vacunas con toda la información básica de cada una de las vacunas que se estaban utilizando, que fue reutilizado por 5 aliados de la región.

Por otro lado, dado que unos de los tipos de desinformación más común sobre las vacunas fueron los falsos efectos adversos, Salud con Lupa generó una base y una nota con los efectos adversos registrados en varios países de la región para tener la mejor información disponible sobre el tema. También produjo una serie de videos de personas que no querían vacunarse o tenían dudas, pero decidieron hacerlo, para acercarse a otras personas que podían estar en esta situación.

Salud con Lupa desarrolló también perfiles de personas que desinformaron de manera sistemática durante el proceso de vacunación en distintos países de la región para advertir a las audiencias de que se trata de actores no confiables.

Una campaña con humor

Otra de las líneas de trabajo que desarrollamos en este proyecto fue una campaña de comunicación que hicimos junto a la agencia de publicidad BBDO, que buscó advertir a las personas sobre la desinformación con humor. Para esto trabajamos junto al humorista argentino Pablo Granados y la médica mexicana Ana Ceci en una serie de videos para desmentir algunas de las falsedades más comunes en la región.

Lo que aprendimos

Un año de trabajo colaborativo intenso nos dejó muchas enseñanzas. Algunas que nos ayudaron a trabajar de manera más eficiente fueron:

  • La importancia de trabajar en diferentes formatos que permitan llegar a distintas audiencias y que sean atractivos, para poder llegar al mayor número posible de personas.
  • Identificar a las audiencias que potencialmente pueden ser las más vulnerables a la desinformación para desarrollar estrategias específicas para alcanzarlas a través de las vías de comunicación que utilizan.
  • Aprovechar el trabajo en red para centralizar las partes del trabajo que tiene sentido (por ejemplo que uno solo haga la investigación para desarrollar un guión) pero que luego esto pueda ser utilizado de diferentes maneras por las organizaciones, adaptándolo a lo que su comunidad necesita (por ejemplo tomando un guión y grabándolo en el acento y con las palabras que sean familiares para su audiencia).
  • Identificar tendencias de la desinformación y a los actores que la difunden de manera sistemática puede ayudar a prevenir a nuestras comunidades y en algunos casos a adelantarnos a la desinformación que se va a comenzar a viralizar.

Luego de más de un año de trabajo intenso de desmentir desinformaciones sobre las vacunas cerramos el proyecto LatamChequea Vacunas, aunque aún circulan falsos contenidos que seguiremos chequeando. Pero con un alto porcentaje de la población vacunado, esperamos poder tomar mucho de lo aprendido en este proceso para aplicarlo en otros temas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.