Chequeado

¿La Vitamina C evita los resfríos?

Verdadero, pero…

¿Qué significa?
La afirmación es consistente con los datos disponibles, pero omite algún elemento del tema o su contexto.
05 Enero, 2015 | Tiempo de lectura: 1 minuto
Los estudios científicos realizados confirman que ayuda a prevenir y acortar resfríos comunes; pero los beneficios son pequeños y probablemente no justifiquen su indicación a la población general.

Los resfríos comunes son un problema de salud frecuente que, si bien no se asocian a complicaciones graves, ciertamente generan molestias en la población y elevan los costos en Salud. Se ha postulado que la Vitamina C usada preventivamente podría disminuir la frecuencia de aparición de resfríos y una vez contraída la enfermedad, usada como tratamiento, reduciría la severidad. Esta postulación está relacionada con algunos estudios realizados hace varias décadas y que hipotetizaban sobre la acción de la vitamina en el sistema inmune, ayudando al cuerpo a defenderse del ataque del virus del resfrío.

Toda intervención médica, como lo es la indicación de Vitamina C, tiene potenciales aspectos positivos y negativos. Para poder definir si es conveniente usarla para prevenir resfríos deben considerarse ambos aspectos. Para ello, es necesario utilizar información lo más confiable posible, tanto para determinar los potenciales beneficios como los perjuicios.

Esta información proviene de estudios científicos en los que a un grupo de personas sanas se les administró Vitamina C mientras que a otro grupo se le administró placebo (un comprimido que no contiene ningún componente activo). Una revisión de la literatura bibliográfica existente relacionada a este tema publicada en 2013, identificó en total 29 estudios de este tipo que evaluaron los aspectos positivos y negativos de indicar vitamina C para prevenir el resfrío y los resultados mostraron que por cada 1000 personas a los que se les indica Vitamina C por un lapso de tiempo de al menos 3 meses se previenen 24 resfríos. Es decir que 24 personas saldrán beneficiadas mientras que 976 no lo harán (ver acá el documento técnico con los cuadros comparativos).

Por otro lado, dichos estudios también evaluaron la duración de los resfríos y, en este aspecto, los resultados mostraron aún menos ventajas: asumiendo una duración promedio del resfrío de 7 días, la ingesta de Vitamina C acorta la duración en un poco más de 15 horas. Los estudios mencionados no mostraron que la ingesta de vitamina C se haya asociado a efectos adversos importantes.

Por todo lo mencionado puede concluirse que las pruebas científicas disponibles confirman que la Vitamina C se asocia a beneficios en cuanto a la prevención y duración de resfríos comunes. Pero los beneficios observados son tan pequeños, que es muy probable que la mayoría de las personas elija no tomar vitamina C dado que esto implicaría gastar dinero e ingerir un medicamento diariamente con escasas chances de tener resultados positivos.

7 Respuestas

Germánk 8 de Enero de 2015 a las 11:53 am

¿Evitar? No. Es una falacia.
Acorta los síntomas.
Engañoso…

Evitar:
Apartar algún daño, peligro o molestia, impidiendo que suceda.

Nadie que consuma los 200mg diarios de Vitamina C que esos estudios indican como saludables va a evitar resfriarse. Por otra parte, con la dieta común diaria se llega a esos 200mg.

Ariel Izcovich 5 de Febrero de 2015 a las 8:08 pm

Creo que estamos de acuerdo en que el efecto es menor y que la mayoría de la gente no eligiria tomar vitamina C, pero los resultados de los estudios muestran con alta calidad de evidencia que cada 42 personas que la toman por un determinado tiempo se evita 1 resfrio. Por lo tanto NO es una falacia.

EdU 10 de Enero de 2015 a las 3:57 pm

Un 2,4% no me parece que sea relevante como para decir que algo sea verdadero por más peros que le pongan. Creo que ningún medicamento con ese bajo índice de efectividad se lo considere positivamente.
Desconozco los % de curación o evitación en el grupo de control y los de regresión a la media.
Como mínimo, es engañoso y para mí, entra en la categoría no listada de irrelevante.

Ariel Izcovich 5 de Febrero de 2015 a las 8:21 pm

Definir la relevancia de una intervención medica solo mirando la reducción de riesgo absoluto es un error. Coincido en que en este caso un 2,4% es irrelevante y así fue planteado en el artículo, pero si asumieramos que cualquier intervención con 2,4% de efectividad no debería considerarse tendriamos por ejemplo que dejar de usar antiagregantes plaquetarios en el ACV (RRA 1,3% para muerte o discapacidad, Sandercock PA, Counsell C, Tseng MC, Cecconi E. Oral antiplatelet therapy for acute ischaemic stroke. Cochrane Database Syst Rev. 2014 Mar 26;3:CD000029. doi: 10.1002/14651858.CD000029.pub3.)

Comentador 4 de Julio de 2015 a las 6:10 am

Es un 0,24%, no un 2,4%.
Se previenen 24 de cada mil.

Comentador 6 de Julio de 2015 a las 4:20 am

Mala mía! Es un 2,4%. Y eso que estoy cursando Álgebra. Por favor borren este comentario y el anterior.

comentador2 20 de Agosto de 2015 a las 2:40 pm

no entiendo del todo bien la orientación del artículo, porque todos los estudios que menciona son estudios hechos con suplementos vitamínicos, cuando la vitamina C es algo que puede obtenerse de fuentes naturales, sin necesidad de ningún suplemento fabricado por ninguna industria en especial. a fin de cuentas, eso es un sesgo muy característico de la medicina moderna, donde tenés un problema, te tomás una pastilla y lo solucionás (cambiar tu estilo de vida, ¡para qué!). mejor harían en decir: “tomar suplementos vitamínicos con vitamina C tiene un efecto marginal sobre la prevención de resfríos”.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué son los edulcorantes? La recomendación nutricional, como siempre, es leer atentamente las etiquetas, informarse sobre los diferentes edulcorantes (en el amplio sentido de la palabra) e intentar administrar moderadamente su ingesta para no exceder los límites recomendados.

Mitos & Engaños

Es falso que la obesidad y el sobrepeso solo se deben a la alimentación Esta epidemia no está relacionada únicamente con comportamientos y voluntades individuales sino que influyen factores genéticos y ambientales, el desarrollo social y económico y las políticas en materia de agricultura, educación, medio ambiente, y elaboración, distribución y comercialización de los alimentos.