Chequeado

CGT: “El salario no es una ganancia”

Engañoso

¿Qué significa?
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.
18 Mayo, 2012 | Tiempo de lectura: 2 minutos


ENGAÑOSO
La Confederación General del Trabajo utiliza el slogan en su campaña contra el impuesto a las ganancias, pero aunque el nombre puede llamar a confusión, es uno de los impuestos más progresivos.

La campaña de la CGT en contra del impuesto a las ganancias argumenta que el salario no es una ganancia. Hugo Moyano, secretario general de la central, ha repetido muchas veces en sus discursos que se trata de un impuesto injusto puesto que grava a los trabajadores. Es, sin embargo, uno de los impuestos más progresivos del sistema tributario, aunque su nombre puede desorientar.

El impuesto a las ganancias es el más adecuado para redistribuir”, explicó Luis Omar Fernández, especialista en cuestiones tributarias y docente de la UBA. Se trata de un impuesto directo y progresivo, que grava más a quien más gana.

Originalmente el impuesto a las ganancias se llamaba impuesto a los réditos. En 1973 se combinó con el denominado “impuesto a las ganancias eventuales” y el nombre que quedó fue el de impuesto a las ganancias. Pero se trata en realidad de un gravamen sobre los ingresos, o personal income tax en el tratamiento anglosajón, que existe en la gran mayoría de los países bajo diferentes denominaciones.

Hoy lo pagan todos aquellos que ganan más de $5.782 estando solteros o $7.998 en caso de estar casados. El impuesto a las ganancias personales aporta alrededor del 6,6% de la recaudación tributaria total, un porcentaje bajo comparado con el promedio de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), un grupo de países en su mayoría desarrollados, donde es del 25,3 por ciento.

Impuesto a las ganancias en países miembros de la OCDE. Año 2011.

Fuente: OCDE.

Pero que se trate de uno de los impuestos que más aporta a la redistribución, no significa que esté bien implementado. Según señaló Fernández, además autor del blog “Los Salieris de Jarach”: “Lo ideal sería que se graven todas las ganancias y no se limite a los salarios. Hoy no se paga impuestos por los bienes de capital ni por los dividendos, por ejemplo”.

Otra falencia es la desactualización de la escala de alícuotas. “Toda persona que gana más de 10 mil pesos hoy paga el máximo en ganancias, cuando no tiene la máxima capacidad contributiva, porque la escala no se modifica desde el año 2000”, argumentó Fernández. El hecho de que muchos contribuyentes superen el tope máximo le quita progresividad al impuesto, ya que no aumenta el porcentaje pagado a mayor ingreso.

De esa falta de actualización proviene uno de los grandes reclamos de la CGT: el aumento del mínimo no imponible. Según las facultades establecidas por la Constitución Nacional, debería ser el Congreso quien determine las escalas y los mínimos del impuesto. Sin embargo, en los últimos años éstos se han decidido a través de resoluciones de la AFIP, que luego el Congreso termina aprobando.

En cuanto a la alícuota máxima, esta varía según los países de la OCDE, entre el 0,8 y más de 13 veces el salario medio de la economía, como en el caso de Chile. En los Estados Unidos el máximo es de 8 veces el salario medio.

Existen críticas también a la base sobre la que se cobra el impuesto, como observó Jorge Gaggero, economista del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (CEFID-AR), en una nota publicada en el diario La Nación: “Se aplica un débil impuesto a las ganancias, principalmente a las empresas -en buena medida lo trasladan a los consumidores, que terminan pagándolo- con un impacto muy limitado sobre las personas”. Y agregó: “Esto ocurre por dos razones: por una parte, la alícuota marginal máxima del impuesto personal es baja (35%, igual a la alícuota general que tributan las empresas) y, por la otra, sus bases de tributación son muy estrechas (se grava casi exclusivamente el trabajo personal, con una débil progresividad, y están exentos los flujos de ingresos típicos que benefician a los ricos)”.

Nota: Había un error en la presentación de la comparación de países con la OCDE. Donde decía “Esos mínimos varían según los países de la OCDE” debía decir “En cuanto a la alícuota máxima…” como dice ahora. Pedimos disculpas por el error y agradecemos a Ana C, quien lo señaló.

Temas

26 Respuestas

Carlos P. 19 de Mayo de 2012 a las 12:47 am

Por el desarrollo del artículo, creo que la afirmación debería estar calificado como “verdadero, pero…”.
Primero porque en términos económicos, salario no es ganancia.
Segundo porque, más allá de una denominación incorrecta, se aplica con todas las falencias que el artículo describe. Particularmente la oración que dice “El hecho de que muchos contribuyentes superen el tope máximo le quita progresividad al impuesto, ya que no aumenta el porcentaje pagado a mayor ingreso” contradice el copete.

Aún así, me fascina esta página!
Saludos.

Perez 4 de Abril de 2013 a las 8:04 pm

que le quite progresividad no quiere decir que no sea el más progresivo del sistema argentino.. podría serlo aún más, pero así y todo, sigue siendo el más progresivo..

dari042 20 de Mayo de 2012 a las 6:52 pm

“En los Estados Unidos el mínimo es de 8 veces el salario medio.” me interesaría la fuente de ese dato, creo que es inferior, sds

chequeado.com. 21 de Mayo de 2012 a las 11:13 pm

http://www.oecd.org/stats

Las estad[isticas de la OECD, capítulo taxes

Ana C. 25 de Mayo de 2012 a las 7:14 pm

Estás usando los datos equivocados. Las cifras a las que hacés referencia no son las de mínimo no imponible sino las del monto al que se empieza a pagar la alícuota más alta.

Guillermina 21 de Junio de 2012 a las 7:37 pm

Hablar de impuesto a las ganancias cuando nos estamos refiriendo al impuesto al ingreso es incorrecto, si creemos que en nuestro País, percibir 7 mil pesos por mes es “ganancia” vivimos dos realidades distintas entonces, me parece sumamente subjetivo y manipulado este chequeo, esperaba algo mejor de ustedes

franco 27 de Junio de 2012 a las 9:05 am

si te molesta la denominacion, llamalo impuesto a los ingresos altos y todos contentos

Mariano T. 20 de Mayo de 2012 a las 10:00 pm

A cualquier detractor de este impuesto se le puede preguntar si un sueldo de 30.000 por mes debería estar exento.
Si dice que no, entonces estamos hablando de que el impuesto es correcto, solo que hay que ajustar mínimo imponible y tasas.

Lucianovm 22 de Mayo de 2012 a las 9:35 pm

El hipotetico caso de un asalariado de $30.000 -son casos excepcionales- se soluciona con tributos a sus bienes personales, esos a los que un salario tan elevado le permite acceder. Ese caso que no se da con los obreros convencionados que tributan por excesivos $5700, “ganancias” con los que se proveen alquiler, comida y ropa.

Mariano T. 23 de Mayo de 2012 a las 5:27 pm

Bien puede ganar 30.000 y no tener bienes personales. Gravan cosas muy distintas. Y el de 20.000? Y el de 15.000? Y el de 100.000?

Lucianovm 24 de Mayo de 2012 a las 10:41 am

Estas de acuerdo que si no se tiene bienes personales no hay que tributar, pero si con que los trabajadores tributen por ganancias que no tienen. Extraño, el monto de la remuneración no es el tema, porque si el empleador fija ese salario alto, lo hace libremente.
No se si grava cosas tan distintas: las ganancias y los bienes personales hacen a la riqueza de la persona. Y las remuneraciones del trabajador no hacen a su riqueza sino a su subsistencia, en caso de remuneraciones altas que se grave lo que hace el trabajador con ese salario.

Perez 4 de Abril de 2013 a las 8:13 pm

el impuesto al salario debe existir (lo llamen como lo llamen).. todo ciudadano debe aportar al estado en el que vive, porque ese estado no se puede financiar de otra manera… y un estado desfinanciado es un estado inutil, manejado por empresas privadas.. así que el impuesto debe existir.. el problema es cómo..
El mínimo no imponible no es la cuestión fundamental, a pesar de que todos miran eso.. la cuestión fundamental es la escala porcentual.. si el primero aporta un 0.5% no le cambia nada.. si aporta un 30% si le afecta… del mismo modo, si los niveles más altos pagan el mismo porcentaje que los más bajos va a tener una cierta progresividad, pero si los porcentajes varían más, tendrá otra… de todos modos, sigue siendo el impuesto más progresivo del sistema…

Nacinalypopular 21 de Mayo de 2012 a las 6:09 am

Lo que no entiendo, es porque el señor CGT solo se queja del impuesto a las ganancias, cuando los peores impuestos que tenemos los Argentinos son las llamadas cargas sociales, el IVA, el impuesto a las transferencias y los ingresos brutos. Todos estos impuestos los pagamos todos por igual, ricos y pobres y no tiene una base imponible.

Guillermina 21 de Junio de 2012 a las 7:39 pm

Las cargas sociales no son impuestos, son cargas sociales y tienen un objetivo concreto, del resto de los mencionados estmos mezclando directos e indirectos, nacionales y provinciales, habría que analizar cada uno en su contexto

pablo campos 12 de Junio de 2013 a las 5:55 pm

porque en este momento esta posicionado en una mirada corporativa de su gremio (que tiene sueldos altos)no le importa el resto de los asalariados

ernvera 22 de Mayo de 2012 a las 2:08 pm

En definitiva, es cierto…el salario no es una ganancia, es una remuneración por el trabajo efectuado.

Si es progresivo o no progresivo, es otra discusión me parece.

Matutte89 22 de Mayo de 2012 a las 2:31 pm

Me parece que la afirmación debería calificarse como verdadero o verdadero pero…, en realidad el artículo no refuta la frase, sino que muestra las falencias en la aplicación de un impuesto que en el resto del mundo es por su forma de aplicación es progresivo y aca en la Argentina no lo es tanto. La CGT se basa en esas falencias al momento de aplicar el impuesto que terminan equiparando Además, según la concepción de lo que representa el trabajo para una persona se puede considerar al trabajo como una ganancia o como una retribución percibida a cambio de la fuerza laboral, debate que no se analiza en la nota

Lucianovm 22 de Mayo de 2012 a las 9:32 pm

El nombre del impuesto no llama a ninguna confusión. El impuesto es a las ganancias, no a los ingresos. El salario no es ganancia en absoluto. Que cualquier obrero convencionado tribute da muestras que el sistema argentino no tiene nada de progresivo.
La CGT, sea Moyano o no su secretario general, no esta en contra del impuesto, sí a que tributen los trabajadores. En todo caso que paguen quienes obtienen ganancias con sus trabajos.
No creo que haya asociacion sindical afiliacion aparte que defienda un impuesto a un credito alimentario como son las remuneraciones.
Comentario aparte, el nombre es Confederación no Central.
Disfruto de sus notas, pero en este caso el “engañoso” se lo llevan ustedes: el nombre de la ley no presta a ninguna confusion.

Mariano T. 23 de Mayo de 2012 a las 5:30 pm

Debería ser “ganancias de las empresas” e “ingresos de los individuos”.
La ganancia de un autónomo debería ser tan gravable como el ingreso de un asalariado. No hay motivos para discriminar a uno o a otro.
Es una cuestión de mínimos y tasas. A mi me parece que los 3 deciles superiores de ingresos deberían estar gravados.

Lucianovm 24 de Mayo de 2012 a las 10:35 am

Bueno, en un “deber ser” se podría discutir. Pero el nombre de la ley es más que claro.
Y volviendo al tema, un trabajador autónomo sí tiene ganancias a diferencia de uno en relación de dependencia que no. Son dos situaciones absolutamente distintas juridica y economicamente hablando. Es justamente ese el motivo para diferenciarlos.

Mariano T. 24 de Mayo de 2012 a las 6:36 pm

Ahí estamos en el meollo.
La ley es correcta en equiparar autonomos y asalariados. Lo que es incorrecto es el título.
Imaginate que sino una empresa nombraría empleados a sus parientes para pagar menos ganancias.
En todo el planeta los asalariados pagan ese impuesto igual que los autonomos. Después de todo, lo que marca la capacidad contributiva es la plata que entra en tu casa, o tu patrimonio, no el origen de esa guita.
Todos los que estan en los 2 o 3 primeros deciles (eso lo podemos discutir) tienen que pagar, sean asalariados, autonomos, rentistas, o hasta jubilados.
Y creo que parte de la escala que hay que corregir es la tasa máxima. Por más de 12 lucas por mes, aunque seas empleado, deberías pagar el 50% del excedente.

iRMA 31 de Enero de 2013 a las 10:33 pm

La Ley de cotratos de trabajo,desde la epoca dePedron en su art.191,dice que el salario, es el sustento que cada trabajador lleva dignamente a su casa producto de su esfuerzo personal,porlo tanto queda excento de impuestos.-
El impuesto a las ganancias es para el comerciante que hace operacioes Comerciales- financieras, Por lo tanto,los jubilados no pagan,ellos tienen que cobrar el 82% movil

Perez 4 de Abril de 2013 a las 8:19 pm

Irma, y un jubilado gracial que cobra $15.000 por mes no tiene que pagar impuestos? un directivo de una multinacional que lleva honradamente $50.000 a su familia para poder comer no tiene que pagar impuestos? un monotributista que se pone a fumigar casas por $3.000 por mes, si? coincido con Mariano T. lo determinante tiene que ser el monto del ingreso, no el tipo de actividad…

gallegosluis a 21 de Junio de 2012 a las 11:04 pm

porque el impuesto a las ganancias no les llega al juego, a las casas de cambio a los sres jueces etc.

raka 25 de Junio de 2012 a las 2:20 pm

averiguaron, sobre el imp a las ganacias en el resto de los paises, averiguaron tambien cunatos otros imp mas se le suman aca y en otros paises. Arg es uno de los paises con mayor presion tributaria. Y amen de lo que diga este articulo, es bochonozo que un jubilado pague imp a las ganancias y un juez no.

adriana 1 de Febrero de 2013 a las 1:15 am

creo que desde el vamos estamos analizando algo inexplicable, ya que al llamar “impuesto a las ganancias” al salario percibido por un trabajador que honestamente a logrado alcanzar un sueldo digno para vivir y subsistir no constituye una ganancia sino más bien un aporte conseguido con esfuerzo y alcanzado con sus propios medios.
Pienso además que como pueblo nos merecemos saber cuáles son los fines o el destino que le dan a ese impuesto, ya que creo que si supiéramos para qué lo utilizan distinta sería la historia ya que hasta el momento creo que nuestros impuestos “sirven solamente para beneficiar a los gobiernos de turnos para continuar con sus clientelismos políticos” y para seguir enriqueciéndose gracias a nuestro trabajo.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alberto Fernández, sobre el déficit fiscal: "[Cristina dejó] 1,8%, es lo que dice el INDEC actual, [ahora] tenemos más de 6 puntos" El precandidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, destacó en una entrevista con TN que el déficit fiscal aumentó durante la gestión de Mauricio Macri en relación al que dejó Cristina Fernández de Kirchner en 2015. “Cristina le dejó 1,8%, en algún caso, en otro caso 3 puntos según usted lo toma, de […]

Chequeo Diario

Macri: “Ya terminamos 7.600 km, entre autopistas y rutas, y tenemos 13.480 km en construcción. Esto es más que en los últimos 65 años” En la inauguración de un tramo de una nueva autopista en la Provincia de Buenos Aires el presidente de la Nación, Mauricio Macri, destacó las obras que se realizaron durante su gobierno y aseguró: “En lo que hace específico a lo vial ya terminamos 7.600 kilómetros, entre autopistas y rutas, y tenemos 13.480 kilómetros en […]