Cristina Fernández: “Somos el país con mayor desarrollo en empresas de biotecnología en toda América latina” - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
FrasesDiscutible
No es claro que la afirmación sea cierta o no. La conclusión depende de las variables con las que se la analice.

Cristina Fernández: “Somos el país con mayor desarrollo en empresas de biotecnología en toda América latina”

Durante un almuerzo con el presidente de República Checa Václav Klaus, el pasado 31 de marzo, la presidenta Cristina Fernández afirmó: “Somos el país que mayor desarrollo en empresas de biotecnología tiene en toda América latina”. Y, además, agregó que este desarrollo “va a poder ser clave” en un mundo “con una demanda que no va a poder ser satisfecha con las producciones tradicionales en materia de agricultura”.

De acuerdo a cifras del informe “Las empresas de biotecnología en la Argentina” -del especialista en economía agropecuaria Roberto Bisang-, en el país existen alrededor de 120 empresas de este tipo, pero la presencia de compañías medianas y grandes sobresale principalmente en las producciones de medicamentos y semillas, área en la que la Argentina era líder indiscutible a nivel regional. Sin embargo, los especialistas hoy debaten si Brasil desplazó al país al segundo lugar en los últimos años.

Según explicó a Chequeado.com Alberto Díaz, director del Centro de Biotecnología Industrial del INTI, el sector empresarial argentino es una referencia a nivel latinoamericano, y citó como ejemplo a las empresas Biosidus (medicamentos) y Bioagro (tratamiento de semillas). El especialista dejó afuera a Cuba, cuya evolución “se debe a que el Gobierno impulsó notoriamente el desarrollo biotecnológico en el área de salud”, y aclaró: “El liderazgo brasileño depende de la variable con que se mire”. “En la última década, gracias al desarrollo del complejo azucarero-energético, Brasil se volvió pionero en el sector de biotecnología con el objetivo de estimular el desarrollo industrial. En el campo privado, en tanto, las empresas farmacéuticas y agropecuarias de la Argentina que generan productos biotecnológicos se encuentran por encima”, subrayó.

El director científico del Foro Argentino de Biotecnología (FAB), Juan Dellacha, coincidió con Díaz y remarcó: “Es difícil hablar de liderazgos, pero la Argentina está entre los países de avanzada en el desarrollo de semillas transgénicas y lanzamiento comercial, como en el caso de los cultivos de soja, maíz y algodón. Esto permitió que el país alcanzara una cosecha récord el último año y una gran competitividad a nivel internacional”.

La comparación se vuelve difícil ya que, según cifras del informe citado, de las 120 empresas que conforman el grupo de firmas biotecnológicas en Argentina, 58 son microempresas, un número similar (52) Pymes y medianas, y solamente una decena califica como grandes. “La mayoría de estas compañías cuentan con el apoyo estatal a través del Fondo Tecnológico Argentino, pero son de capital privado”, aclaró Dellacha. En Brasil, en tanto, el sector empresarial se compone por empresas mixtas, de gran envergadura, y privadas.

Los que destacan el liderazgo del empresariado brasileño, por su parte, argumentan que se debe a la falta de inversión en la Argentina. En una nota publicada en la revista Campeones en Semillas, el ex secretario de Agricultura y hoy director de Biotecsur, Marcelo Regúnaga, explicó: “En Brasil encontraron mecanismos para atraer la inversión con regímenes que le garantizaban a las empresas semilleras multinacionales una adecuada retribución por la inversión”.

En la misma línea, el director del Grupo CEO, Eduardo Trigo, recordó que “pasamos de ser líderes innovadores a seguidores tardíos” porque “estamos viviendo de las inversiones que se hicieron hace tiempo; en la Argentina no se reinvirtió nada de los beneficios aportados por la biotecnología y hoy sigue sin hacerlo. Seguimos dependiendo de la investigación que hagan las empresas multinacionales; las inversiones en I & D en biotecnología del INTA o de las universidades nacionales siguen siendo mínimas, con 15 mil dólares anuales”.

La versión de Trigo se ve reflejada en dos documentos recientes: el informe 2009 del Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas (ISAAA, por sus siglas en inglés) y el Boletín Estadístico Tecnológico N°4 del Ministerio de Ciencia y Tecnología. En ambos textos se afirma que Brasil es actualmente el motor de crecimiento agrobiotecnológico de América latina.

En tanto, Roberto Bisang señala en su informe que el eje empresario mundial en la materia está dominado por los Estados Unidos y los países de la Comunidad Europea, pero destaca que existe “una segunda línea de países conformada por Canadá como líder y presencias no menores como la Argentina, Australia y el Brasil”. Es decir que no se establecen diferencias entre los principales países de la región sur.

Por lo tanto, si bien es cierto que Argentina es un país líder en el sector agrobiotecnológico, no está claro que sea el de “mayor desarrollo” empresarial de América latina.

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *