Chequeado

Donda: “[Naciones Unidas] ha recomendado a los Estados miembros que consideren abandonar el uso de armas eléctricas Taser”

Verdadero

¿Qué significa?
La afirmación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
El organismo internacional manifestó varias veces en casos de otros países la reticencia frente a este tipo de armas.

El Tribunal Superior de Justicia porteño acaba de permitir al Gobierno de la Ciudad la compra de armas de descarga eléctrica, que hasta ahora estaba detenida por medidas judiciales.

Tras conocerse el fallo, la diputada de Libres del Sur Victoria Donda habló sobre el uso de las armas eléctricas que la Policía Metropolitana podría incorporar y señaló que “el Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura ha sostenido que el uso de estas armas ‘causa severo dolor que constituye una forma de tortura’ y ha recomendado a los estados miembros que ‘consideren abandonar el uso de armas eléctricas Taser’”.

El Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas efectivamente señaló en varios reportes problemas con el uso de las Taser. “El Comité no se refirió a estas armas en sus Observaciones Generales en que interpreta la Convención contra la Tortura, sino en los reportes en que evalúa los informes períódicos de cada país y en base a eso les hace recomendaciones”, señaló Gustavo Maurino, profesor de Derecho de la Universidad de Palermo. Y agregó: “En algunos de estos casos, como el de Nueva Zelanda, recomendó que se evalúe abandonar el uso de estas armas”.

En un reporte sobre la situación en Portugal en 2008 se refirió específicamente a las Taser X26 y señaló: “El Comité está preocupado porque el uso de esas armas provoca un dolor intenso, constituye una forma de tortura y, en algunos casos, puede incluso causar la muerte, como se ha puesto de manifiesto en casos recientes”. Se trata de las mismas armas que quería adquirir el Gobierno de la Ciudad.

En 2013, el mismo Comité, al revisar la situación de los Países Bajos, recomendó que “no distribuya ni permita el uso de manera generalizada de armas de descarga eléctrica a agentes de policía”. Y en 2014, al analizar el caso de los Estados Unidos, también expresó reservas, aunque en ese caso con la recomendación de protocolos más estrictos: “El Estado parte [N. de R.: se refiere a los Estados Unidos] debe procurar que las armas de descarga eléctrica se utilicen exclusivamente en situaciones extremas y bien definidas -cuando exista una amenaza real e inminente para la vida o un riesgo de lesiones graves- como sustituto de las armas letales, y únicamente por agentes del orden debidamente capacitados”.

Las Taser son parte de la armas de electrochoque y lo que provoca, de acuerdo a la explicación de Maximiliano Bucello representante de Taser en la Argentina, son “19 contracciones por segundo de los grupos musculares”, lo cual hace que una persona se sienta extenuada. “El efecto dura entre cinco y diez minutos, para una acción policial es tiempo de sobra”.  Y aclaró que hay pistolas con distintos alcances, de cuatro, siete y diez metros.

A favor y en contra

Estas armas no letales se supone que pueden ser utilizadas como reemplazo de otras formas de violencia y, en última instancia, para evitar el uso de armas de fuego, como argumentó el Gobierno porteño.

El problema es cuando se utilizan en otras situaciones, en las que no se hubiese optado por un arma de fuego. “La utilización de armas Taser puede ser autorizada, pero bajo condiciones muy estrictas”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina. Y agregó que “nunca deben ser utilizadas por la Policía para reducir a personas que se considera sospechosas o que se niegan a acatar una orden de la autoridad. Por el contrario, deben existir criterios muy estrictos, que únicamente permitan su uso en situaciones en las que, de no contar con la Taser, la Policía utilizaría armas de fuego”.

Esta organización contabiliza, entre 2001 y 2014, 602 muertes a manos de la Policía por el uso de este tipo de armas en los Estados Unidos. El cardiólogo Douglas Zipes, investigador de la Universidad de Salud de Indiana y especialista en el tema, señaló que “desde el punto de vista clínico no hay ninguna duda de que un disparo con Taser en el pecho puede causar un paro cardíaco y una muerte posterior”.

Una de las preocupaciones expresadas es que el uso de la pistola eléctrica no deja necesariamente marcas en la piel, por lo que sería imposible probar que fueron utilizadas. Quienes argumentan a favor de su utilización, en cambio, señalan que tienen una cámara y un chip donde queda un registro de todo lo que se hace con ella, que se descarga vía USB, por lo que sería más fácil de controlar que otro tipo de armas, como un arma de fuego, el gas pimienta o el bastón policial.

Es un arma mucho menos lesiva que un arma de fuego, todo depende del uso que se le dé. Puede servir para ciertos casos pero hay un riesgo de que se utilicen como instrumentos de tortura. Las Taser no son en si ni buenas ni malas, como toda arma se puede hacer un mal uso de ella”, explicó Darío Kosovsky, integrante del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) y del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (ILSED) a Chequeado.  Y señaló que “lo importante es desarrollar una política de control institucional de la policía, de todas las armas que se usan”.

Los defensores de este tipo de armas señalan también que en realidad baja la violencia policial. Un estudio publicado en el American Journal of Public Health, que analizó la situación de diferentes casos de implementación de estas armas en policías estadounidenses, y concluyó que la cantidad de lesiones bajó significativamente (entre un 25 y un 62%), tanto para civiles como policías, luego de la implementación de estas armas.

Corrección 19/03/2015: Originalmente la nota decía que el Comité contra la Tortura no produce resoluciones generales cuando debía decir que el Comité no incluyó en sus resoluciones generales el uso de las Taser. Sí lo hizo en las recomendaciones específicas a países.

16 Respuestas

sebas 19 de Marzo de 2015 a las 9:13 pm

Esta organización contabiliza, entre 2001 y 2014, 602 muertes a manos de la Policía por el uso de este tipo de armas en los Estados Unidos. El cardiólogo Douglas Zipes, investigador de la Universidad de Salud de Indiana y especialista en el tema, señaló que “desde el punto de vista clínico no hay ninguna duda de que un disparo con Taser en el pecho puede causar un paro cardíaco y una muerte posterior”. – Y un disparo (de arma de fuego) en el pecho no hubiera sido igual o peor en cualquiera de estos casos?

Eloy 20 de Marzo de 2015 a las 11:31 pm

Uno de los problemas son que no la usan en reemplazo de las armas de fuego, sino en situaciones que no son críticas. Otro e los problemas es que si una persona muere a tiros se puede periciar fácilmente, mientras que resulta casi imposible determinar qué Taser se usó para matar a una persona. Y además está el tema de la tortura: no deja marcas, por lo que pueden seguir torturando personas en situación de calle con más impunidad que antes.

roberto 21 de Marzo de 2015 a las 3:18 pm

Y como hizo el experimento ?. Le disparó con arma de fuego primero y despues con la taser ?
DDHH para los delincuentes!

Ramiro 19 de Marzo de 2015 a las 9:42 pm

Me encantaría entender todo este escándalo de una forma racional. Atacar a una tecnología por los sentimientos que evoca (en esencia, recuerda a la picana), es, cuando menos, estúpido.

Citando a Amnistía Internacional, en el documento antes mencionado: “Al menos 35 personas murieron en 18 estados tras recibir descargas de armas Taser a manos de la policía, con lo que el total de fallecidos en estas circunstancias desde 2001 se elevó a 602. En más de 60 casos se habían citado las armas Taser como causa o factor contribuyente de la muerte.”

O sea, poco más del 10% de las muertes originadas en estas circunstancias, las Taser fueron las causantes. El dato que falta saber es cuántas descargas usando Taser se realizaron, para conocer entonces que tan letales son. Según Taser International, con datos de un estudio de 2009, se realizan unos 900 disparos por día (fuente: http://www.taser.com/taser-products-save-lives/times-police-have-used-taser-ecds-in-the-field). Si esto es válido (lo cual desconozco, posiblemente esté un poco inflado, pero podemos tomar como válido, al menos solo para hacer la cuenta), significa que se realizaron más de 4,2 millones de disparos desde 2001 hasta 2014. 600 o 60 es un número muy bajo frente a 4.200.000 (tomando en cuenta los 602 casos, nos da un 0,014% de probabilidad) así que podríamos considerar que es un arma no letal.

El pretexto de que causan dolor y por tanto se pueden considerar elementos de tortura es de canallas. ¿El gas lacrimógeno no causa dolor? ¿Un disparo no causa dolor? ¿Una esquirla alojada no causa dolor? ¿Se les prohibe a las fuerzas usar estos otros elementos de tortura? No. ¿Necesitan las Taser para torturar? No.

Apuntar contra las Taser es desvíar el foco de atención sobre la verdadera causa de la violencia institucional. Y hacerlo sólo porque es la herramienta que quiere usar un opositor político, por más nefasto que sea Macri, es ensuciar la bandera de DDHH que dicen levantar, tanto Donda como el FPV.

el jardinero 20 de Marzo de 2015 a las 12:34 pm

Claro que las balas causan dolor, por eso el gobierno nacional impide que la policía reprima con armas de fuego.

Ramiro 24 de Marzo de 2015 a las 1:17 pm

¿Y eso es una ley? ¿O sólo una declaración de buenas intenciones que con un cambio de gobierno puede desaparecer?
¿Los pibes que mueren por gatillo fácil, a ellos no los están reprimiendo? ¿O creés que la represión sólo ocurre cuando hay una protesta?

Eloy 20 de Marzo de 2015 a las 11:33 pm

Además el uso de armas de fuego deja muchos rastros, relaciona el arma con el disparo y a veces deja rastros de pólvora. En cambio si un policía mata o tortura con un Taser es muy probable que quede impune.

Blas 8 de Abril de 2015 a las 2:43 am

No, las Taser son más rastreables que un arma de fuego, sus cartuchos al disparar lanzan miles de pequeños puntos de papel con el número de serie.

Ivan 20 de Marzo de 2015 a las 5:02 am

Chequeado, por favor chequeen esas 602 muertes, la enorme mayoría son por golpes no relacionados con el taser (bastonazos, patadas, golpes de puños, maniobras de restricción que cortan la circulación de sangre o aire), en pocos casos se cita a los taser como factor contribuyente y cuando hubo problemas fue por exceso en el uso del arma o por problemas cardíacos .

Ivan 20 de Marzo de 2015 a las 5:03 am

Con lo cual cambiaría el resultado a un “Verdadero, pero…”

Juan 20 de Marzo de 2015 a las 12:46 pm

En primero lugar, adhiero totalmente al comentario de Ramiro, me parece una barbaridad adjudicarle a la TASER la violencia institucional de las Fuerzas de Seguridad. Las máquinas son máquinas y lo que hay que regular es las personas que están detrás de ellas. Según se explico, este dispositivo posee una cámara que filma con video y audio todo el procedimiento (no se puede utilizar sin que registre toda esta información), entonces qué forma de tortura estamos hablando? Si un oficial se excede quedará registrado y podrá ser debidamente apartado de su cargo.
Con las herramientas que hoy en día poseen (tonfa y pistola) pueden hacer abuso sin que haya ningún tipo de control al respecto, sin mencionar que las mismas tienen tanto más posibilidades de provocar un daño grave que las pistolas TASER.
Un detalle no menor es mencionar que el Comite contra la Tortura de las Naciones Unidas, es un órgano independiente de la ONU, con lo cual adjudicarle el dicho a la ONU es una falacia que en “Chequeados” deberían chequear, como su nombre lo indica.
Hoy en día el tema de los Derechos Humanos se fue de las manos, nos preocupamos más por la salud de las personas que violan la ley que por las víctimas de la inseguridad, vivimos detrás de casas llenas rejas, alarmas, no podemos salir de noche sin estar preocupados, en fin…

Eloy 20 de Marzo de 2015 a las 11:35 pm

Buscá el caso del policía que le dio una descarga a una nena que peleaba por no querer bañarse. Lo sancionaron no por el uso del mismo, sino porque no quedó registro filmado (es decir, parece que no es tan difícil evitar que filme). Basta con que “justo” tapen la cámara con o “justo” se haya ensuciado.

ale 20 de Marzo de 2015 a las 3:00 pm

El problema de fondo no son las taser. O sea atrapan a un ladron usando una taser y que? sale al otro día a la calle. o no?
El problema es la reforma de la justicia. Que son los jueces los que dejan salir a los ladrones al otro dia por 1000 razones diferentes. Eso deberia ser el tema en cuestion.
CHEQUEADO podrian hacer algun chequeo al respecto?

Gracias!

Micaela 24 de Marzo de 2015 a las 6:57 am

El problema no es el arma, sino contra quién las apuntan.

Facundo 4 de Enero de 2019 a las 12:22 pm

Como siempre. Los derechos humanos más preocupados por los delincuentes que por las víctimas… No usar el Taser porque causa dolor? Jajajaja. No, si la idea era que el delincuente quede reducido por un ataque de risa, producido por las cosquillas que provoca

Dr. Abrelatas 8 de Enero de 2019 a las 8:39 pm

Despues de leer “Recomendaciones” de algun oscuro burocrata de la ONU, porque no “ir a la fuente” ?? dejo UN link, (hay muchos mas) :https://www.ncjrs.gov/pdffiles1/nij/232215.pdf (Departamento de Justicia de USA 2011, Oficina de Programas de Justicia, Instituto Nacional de Justicia)

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Vidal: “Sacamos 13 mil policías” “Yo sigo creyendo que hay mucho por hacer todavía dentro de la policía. Sacamos 13 mil policías y todavía yo creo que hay más para hacer, no es una purga, es una política. Son 90 mil, es la fuerza más grande de la Argentina”, señaló la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en una entrevista con […]

Chequeo Diario

Lousteau: “Hoy tenemos seis veces más pobreza que hace 45 años” El precandidato a senador nacional de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau, aseguró en una entrevista con Canal 9: “Hoy tenemos seis veces más pobreza que hace 45 años”. Según el equipo del candidato, el INDEC informó en 1974 que el 4,4% de las personas estaban bajo la línea de la pobreza en el Gran […]