Skip to content
Esta nota tiene más de un año
ViralFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Es falso que el terremoto en Turquía y Siria fue causado por el “Proyecto HAARP”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Circula en redes sociales una teoría conspirativa que asocia distintos fenómenos al Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia (HAARP, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.
  • Sin embargo, esto es falso, ya que se trata de un programa del estudio de la atmósfera terrestre que no puede provocar un terremoto de manera intencional.
  • Además, ni luces en el cielo ni nubes extrañas son indicios de la ocurrencia de un terremoto, ya que los mismos no se pueden predecir.

Circula en redes sociales una teoría que le adjudica a los Estados Unidos la responsabilidad del terremoto ocurrido en Turquía y Siria el 6 de febrero último. Le atribuyen la supuesta implementación del Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia o “Proyecto HAARP” (por sus siglas en inglés). Sin embargo, esto es falso.

Diversas publicaciones en TikTok sostienen que “el proyecto HAARP es utilizado para controlar el clima, causar terremotos, manipular el comportamiento humano y desarrollar armas secretas”.

En otros posteos desinformantes se plantea lo siguiente: “¿El terremoto en Turquía fue causado?¿HAARP? Este tipo de eventos están antecedidos por una serie señales como el vuelo errático de las aves, extraños sonidos que provienen de todas partes, al igual que de forma simultánea resplandores que no vienen del cielo que salen de la tierra” (sic). Junto al relato, aparecen una serie de imágenes de nubes con formas cilíndricas sobre el cielo de Turquía.

El sitio de fact checking estadounidense Snopes identificó a este “proyecto” como una gran teoría conspirativa a la que se le atribuyen “desde la creación de huracanes hasta el control mental”.

Sin embargo, el programa forma parte de la Universidad de Alaska Fairbanks para el estudio de la ionosfera, una de las capas de la atmósfera terrestre que comienza a unos 60 a 80 km de altitud y se extiende por encima de los 500 km. Los científicos de HAARP utilizan transmisores de radio alta frecuencia para calentar pequeñas regiones de la ionosfera y observar los efectos, incluido el calentamiento ionosférico.

Además, tal como explicó Chequeado en esta nota, los terremotos no se pueden predecir. Los intentos de predecir terremotos a partir de métodos geodésicos no funcionan. Pueden determinar dónde se están acumulando deformaciones, pero no cuándo se va a producir la rotura. 

La ocurrencia de terremotos es producto de sistemas dinámicos caóticos y, por lo tanto, el grado de predictibilidad es bajo o muy bajo. De esta manera, no hay indicios que marquen la llegada del mismo, tal como sostienen las desinformaciones virales.

El sitio de fact checking mexicano Animal Político también verificó una desinformación similar que vinculaba a HAARP con un terremoto ocurrido en 2021 en ese país. Consultado por ese medio, Víctor Manuel Cruz, académico del instituto de geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que los sismos no se pueden predecir y mucho menos provocar de manera intencionada.

“Lo que puedo afirmar con toda seguridad es que ningún tipo de experimento de esta naturaleza o de ninguna otra puede provocar un terremoto”, señaló. 

El investigador detalló que existe un proceso de inyección de fluidos para extracción de hidrocarburos como el fracking que sí pueden generar sismicidad en algunos lugares, pero eso está bien documentado y no tiene nada que ver con HAARP. 

Las luces del terremoto

Algunas de las desinformaciones virales argumentan que la aparición de luces en el cielo segundos antes de que se desencadenara el terremoto están asociadas a la responsabilidad del “Proyecto HAARP”.

De acuerdo con el Servicio Geológico de los Estados Unidos​ (USGS), fenómenos como relámpagos, bolas de luz, serpentinas y resplandores constantes, vinculados con terremotos, se denominan “luces de terremoto”, algunas de las cuales son en realidad la “formación de arcos eléctricos a partir de las sacudidas de las líneas eléctricas”.

Por su parte, el ingeniero geofísico Esteban Hernández Quintero aporta otra explicación a este fenómeno en un video publicado por la página de Divulgación de la Ciencia de la UNAM.: “Las rocas de la corteza terrestre tienden a tener ciertas imperfecciones y a la hora de que son sometidas a esta fricción empiezan a soltar ciertas cargas eléctricas o electrones. Estos electrones con este movimiento buscan alguna salida de la energía que se genera por fricción. Al momento que salen estos electrones a la atmósfera, esta energía que traen de manera dinámica, llamémosle energía cinética, la convierten en el momento de interactuar con la atmósfera en un fenómeno lumínico”. 

Sin embargo, según Cruz, no hay consenso en la comunidad científica para dar una respuesta certera para asociar de forma directa estas luminiscencias con la ocurrencia de un terremoto.

La explicación de las “nubes extrañas”

Otra de los posteos virales desinformantes advierte la presencia de “nubes extrañas” sobre el cielo de Turquía 15 días antes de que ocurriera el terremoto. La aparición de estas formaciones son reales, pero no están vinculadas al terremoto.

El fenómeno meteorológico se conoce como “nubes lenticulares” y es común en los ecosistemas montañosos. Como estas nubes se forman más abajo que otros cúmulos gaseosos, adquieren formas cilíndricas. Muchas veces, como si fueran platos cóncavos. 

Este tipo de nubes se generan cuando, según detalla el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos, “los vientos rápidos chocan contra la ladera de una montaña u otra estructura alta”. Por eso, además, producen este efecto visual de más ondas, una sobre la otra. 

A este fenómeno se le conoce como efecto Foëhn: turbulencias mecánicas de aire frío, que se posan sobre una atmósfera más cálida. Esto genera zonas “estacionarias” en la atmósfera, que atrapan humedad y le dan forma lenticular a la formación gaseosa.

Además, las imágenes tomadas del cielo corresponden a la provincia turca de Bursa que se encuentra a más de mil kilómetros del epicentro del último terremoto, en Kahramanmaraş.

 

Este chequeo es parte de la iniciativa Third Party Fact-checker de Facebook en la Argentina. En los casos de fotos y videos trabajamos con imágenes trucadas o sacadas de contexto y siempre analizamos en conjunto las imágenes junto con el texto con el que fueron presentadas.

Temas

Comentarios

  • José D Guevara15 de febrero de 2023 a las 7:19 pmEs muy importante estar enterado de lo que es falso y lo que es verdadero para así poder tomar decisiones correctas y no a la ligera sin estar completamente concientes de lo estamos compartiendo muchas gracias
  • Rosita17 de febrero de 2023 a las 9:51 amMentira la verdad
  • Valeria20 de febrero de 2023 a las 4:44 pmUstedes hablan de PREDECIR. PEEROOO de lo q se hablaba en principio de la nota, y por lo q se crea esta nota es sobre PRODUCIR. Los argumentos son muy convincentes. PEEROOO por algo cambian el punto de informacion. NO DEJA D SER RARO ESO. Un gusto igualmente leerlos.
  • Rodrigo3 de marzo de 2023 a las 4:50 pmUna de 2, o es un comentario inducido o eres realmente ignorante. Hay hasta un documental de History channel al respecto, a esta altura ya nadie puede desmentir el real uso de ese sistema ANTIGUO.
  • ngen6 de abril de 2023 a las 3:41 pmCreo que el titulo de la info es un atrapa gente, donde luego se desmiente todo. Veremos que es lo que sucede durante este año. Hay mucha nubes extrañas sequías y demás menesteres. Ni digo que mienten ni que dices la verdad. Pero que hay un alto % humano lo es. Ya hay mucha gente despierta que ya no se puede dominar. Esta llegando la era de la LUZ y la LIBERTAD. Tomen en cuenta eso.
  • pedro nelson henriquez velasquez3 de julio de 2023 a las 5:59 amSaludos...Me interesa saber, sí es posible, descomprimir las tensiones, en el mundo, las cuales, pueden afectar la sobrevivencia de la especie humana...Presionarla de alguna manera, de manera que la vida de nuestra especie, sea amarga, sin sentido, crísis existeciales permanentes, al estilo kafkiano...

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *