Fraude en Brasil: no hay pruebas para afirmar que la elección fue “hackeada” - Chequeado Skip to content
ViralFalso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Fraude en Brasil: no hay pruebas para afirmar que la elección fue “hackeada”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas lineas
  • Sin evidencias, circulan posteos en redes en los que se cuestiona el voto electrónico mediante el cual los brasileños eligen autoridades desde hace 26 años.
  • La urna electrónica no puede ser hackeada, como se afirma, por una sencilla razón: no tienen conexión remota de ningún tipo.
  • El propio Jair Bolsonaro tampoco cuestionó el resultado de la votación, que perdió contra su antecesor, Lula da Silva, quien volverá a ser presidente a partir del 1 de enero próximo.

Brasil eligió presidente para el período 2023-2026 en un balotaje realizado el 30 de octubre último entre el actual mandatario Jair Bolsonario y su antecesor Luiz Inácio “Lula” da Silva, quien resultó vencedor por el 50,90% de los votos contra el 49,10%. La votación, como todas desde hace 26 años, se realizó en ese país mediante urnas electrónicas. El resultado está siendo empleado por desinformadores para afirmar, sin pruebas, que se cometió fraude electoral a través del “hackeo” del voto electrónico o “algoritmos” en el escrutinio. Sin embargo, no hay evidencia sobre esto

Las máquinas de voto electrónico en Brasil no permiten la conexión remota, ni este sistema ha sido sujeto a fraude desde su implementación en 1996, según apunta el Tribunal Regional Electoral de Sao Paulo.

Además, como se publicó en esta nota de Chequeado, el sistema tiene una alta legitimidad interna entre los partidos y todos han consentido los resultados electorales, incluso en el balotaje más peleado de la historia de Brasil: Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), contra Aecio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), en 2014. Neves reconoció el resultado y felicitó a Dilma.

El PSDB, después, presentó un escrito para hacer una auditoría especial de las urnas, aunque aclaró que no fue con el fin de deslegitimar el resultado ni recontar los votos sino de desechar teorías sobre un hipotético fraude.

El presidente Bolsonaro, además, tampoco cuestionó el resultado en su primera aparición pública posterior a la derrota contra Lula que sufrió en la segunda vuelta electoral. Tampoco sus funcionarios lo hicieron e, inclusive, anticiparon su predisposición a la transición de gobierno.

Qué dicen los contenidos que hablan de fraude en Brasil

Como publicó Factchequeado en esta nota, congresistas republicanos y otros voceros conservadores en los Estados Unidos han amplificado algunos contenidos desinformantes que buscan generar dudas sobre la validez de las elecciones brasileñas.

Por ejemplo, el aliado del ex presidente Donald Trump Mike Lindell (quien también impulsa la consigna llamada “Gran Mentira” del supuesto fraude en las elecciones de 2020 en Estados Unidos) compartió en TruthSocial y en su red social Frank Speech videos de protestas en Brasil acompañados del mensaje: “Millones salen a las calles en Brasil para protestar contra la elección que le robaron a su Presidente con las máquinas de votación de Smatmatic” (sic).

Sin embargo, Smartmatic ni ha proporcionado las máquinas de votación electrónica ni tiene acceso al sistema de las elecciones de 2022, como pudo comprobar Agência Lupa.

A su vez, Tucker Carlson, presentador de Fox News que acostumbra a compartir teorías conspirativas, se ha referido a la victoria de Lula como el candidato que “supuestamente ganó”; sus comentarios fueron subtitulados en español y compartidos por el portal La Derecha Radio.

De una búsqueda en Google Trends surge que desde Estados Unidos la palabra “fraude” estaba generando interés en relación con las elecciones brasileñas. La tendencia es similar a la búsqueda en inglés “fraud brazil”.

A su vez, el medio de fact checking español Maldita indicó que circulan en redes sociales varios contenidos que aseguran que el último proceso electoral de Brasil sufrió “el ataque de los hackers”, por lo que se habría cometido fraude electoral.

¿Por qué es falso lo que se afirma?

Para ello difunden sin contexto un supuesto mapa que mostraría “la ciberamenaza en tiempo real”, para asegurar que las elecciones habrían sido objeto de ciberataques. Pero el mapa que se comparte es, en realidad, de una monitorización a nivel global, sin relación con las elecciones brasileñas, que hace la compañía de ciberseguridad Kaspersky en tiempo real a partir de sus datos.

Este mapa muestra los diferentes tipos de amenazas y los mecanismos de detección de forma actualizada, pero si atendemos a estos datos no hay ninguna prueba de que estos ataques se hayan producido contra las máquinas de voto electrónico, ni que Brasil haya sido víctima de un número excesivo de ataques durante la jornada electoral en comparación con el resto del mundo. El mapa se actualiza de forma constante, y se puede ver cómo Brasil, al igual que el resto de países del mundo, sufre estos ataques.

Además, el hackeo es imposible: la urna electrónica de Brasil no tiene conexión a internet, ni por bluetooth ni a ninguna red. 

“La urna emite un acta al principio para notificar que está en cero la memoria, luego cada ciudadano coloca el número, le aparece la foto del candidato, confirma. Por la tarde, cuando termina la votación, la máquina emite otra acta en papel para cerrar el proceso. Las autoridades extraen la memoria, un pendrive, que se conecta a un dispositivo para transmitir los votos. Desde el punto de vista tecnológico, el sistema es lo suficientemente primitivo para ser seguro”, destacó en diálogo con Chequeado Alejandro Tullio, especialista en elecciones y ex director de la Dirección Nacional Electoral (DINE) del Ministerio del Interior entre 2001 y 2015.

El 13 de mayo de 2022, el Tribunal Superior Electoral brasileño (TSE), organismo encargado de organizar y realizar los procesos electorales en Brasil, llevó a cabo la sexta edición de la Prueba de Seguridad Pública del Sistema de Voto Electrónico.

Durante las pruebas se corrigieron las vulnerabilidades detectadas en ediciones anteriores, y ninguno de los ataques consiguió comprometer la integridad del voto electrónico, informó el organismo.

Además, el propio TSE ha insistido en una nota actualizada el 17 de septiembre que desde que se implementó el sistema de voto electrónico en Brasil nunca se ha registrado ningún caso de fraude electoral a través de este sistema. 

“Las alegaciones que pretenden cuestionar la confiabilidad del sistema de voto electrónico se basan todas en hechos descontextualizados, falsos o tergiversados, los cuales ya han sido exhaustivamente examinados por el Ministerio Público y la Justicia Electoral y, a la vez, desmentidos”, afirman desde el TSE, de acuerdo con esta verificación de Maldita.

No, Lula no ganó las elecciones gracias a un “algoritmo”

También se difunden otros contenidos que aseguran, a partir del seguimiento del escrutinio de la segunda vuelta, que la victoria de Lula se debe a un “algoritmo”. Con mensajes como que “es IMPOSIBLE que en 1 hora el pedofilo narco comunista haya remontando más de 12 %!!!!” (sic) o como que “ya han pulsado el botón”, estos contenidos denuncian un supuesto fraude electoral basándose únicamente en la diferencia de voto durante el escrutinio.

Unas acusaciones que ya se difundieron durante la primera vuelta, con mensajes que describen un supuesto “algoritmo” con el que se estaría cometiendo fraude electoral. “A cada 12% de recuento Lula sube un 1% y Bolsonaro desciende un 0,5%”, reprodujeron estos mensajes durante la primera vuelta electoral celebrada el 2 de octubre.

Una narrativa que vuelve, con textos que aseguran que “el mismo patrón se repitió en ambas elecciones de Brasil” ya que en ambas ocasiones “al 70% del escrutinio el resultado se dio vuelta”.“Smartmatic fraude”, insiste esta publicación, en alusión a esta compañía, que se especializa en tecnología aplicada a procesos electorales.

Otros contenidos siguieron el escrutinio a lo largo de la jornada electoral, con mensajes como “sabemos cómo acaba, con un fraude a lo [Joe] Biden”. Estos contenidos también aseguraron en diferentes ocasiones a lo largo del escrutinio que “empiezan a activar el programa del pucherazo”, para luego asegurar que “el programa del pucherazo no consigue recortar”. “El programa está trucado para recortar 10-15000 votos cada 1% de escrutinio”, comenzaron a asegurar estos mensajes cuando la tendencia comenzaba a invertirse, para posteriormente cambiar esta cifra. “Al pulsar dos veces el botón recortar 30.0000 votos por cada 1% de escrutinio”, inciden estas publicaciones, sin ningún tipo de prueba.

Pero como asegura el medio de fact checking brasileño Comprova, en la primera vuelta no hubo ningún algoritmo que diera la ventaja a Lula a cada 12% del escrutinio, como apuntan los expertos consultados por esta iniciativa. 

Comprova también negó que el escrutinio de votos a partir del 70% estuviera externalizado, lo que daría lugar a un posible fraude electoral según algunas publicaciones.

 

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Temas

Comentarios

  • GUILLERMO GIRALDO ARANGO9 de noviembre de 2022 a las 1:22 pmSomos una empresa que consideramos necesarias: La verdad, la honradez y la libertad. ¡Colombia Cero Corrupción! 🇨🇴 🔺

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *