Chequeado

Vidal: “El presupuesto que se destina a salud es el 20% del total”

Engañoso

¿Qué significa?
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.
06 Septiembre, 2012 | Tiempo de lectura: 3 minutos


ENGAÑOSO
La vicejefa del Gobierno porteño utilizó este argumento para defender la gestión sanitaria actual. Aunque el dato es exacto, durante el período 2008-2011 se registró la inversión promedio más baja en salud desde el año 2000.

Luego de una entrevista en el programa “Palabras +, Palabras -”, la vicejefa de Gobierno de la Ciudad, María Eugenia Vidal, destacó vía twitter que “la Ciudad mostró el lado de la gestión pública que nunca se muestra. El 20% del presupuesto va a salud por una decisión política”. De esta manera, la funcionaria utilizó el gasto en salud como argumento para defender la gestión actual en el área.

La afirmación de Vidal coincide con los datos. Sin embargo, es una de las inversiones proporcionalmente más bajas en salud desde el año 2000. Por otra parte, los especialistas advierten que éste no es un indicador con el que se pueda medir la eficiencia del gasto y, aún menos, los resultados del sistema sanitario.

Según los datos disponibles del Ministerio de Hacienda de la Ciudad (que fueron publicados en el blog Sardinas en el desierto, de Fernando Renzi), la Ciudad destinó en 2012 el 20% de su presupuesto a salud. Ese porcentaje está en línea con la inversión realizada por la gestión de Mauricio Macri entre 2008 y 2011, cuando el área salud representó en promedio el 22% del gasto total.

Durante los dos gobiernos de Aníbal Ibarra (2000-2003 y 2003-2006) y el de Jorge Telerman (2006-2007), en cambio, dicha inversión promedio osciló entre el 27 y el 23% del total.

Porcentaje del gasto total destinado a salud. Años 2000-2012*. Ciudad de Buenos Aires.

*Al tratarse del año en curso, la cifra corresponde a la inversión presupuestada en el anexo del presupuesto 2012 y no a los gastos devengados (es decir, a lo que efectivamente se ejecutó). Para los años anteriores se tomó el gasto ejecutado.
Fuente: Elaboración de Chequeado.com en base a datos de las cuentas de inversión del Ministerio de Hacienda del GCBA.

Para comprender el financiamiento de la salud pública de la Ciudad es necesario preguntarse también en qué se gasta ese monto. Los datos presentados más arriba muestran que la Ciudad de Buenos Aires destinó históricamente la mayor parte del gasto en salud a los pagos de salarios del personal, aunque durante la gestión de Macri alcanzó el valor más alto (70% en promedio del total).

De los recursos de salud suele destinarse un 10% a inversiones de capital, reparaciones y equipamiento, y todo el resto a la compra de insumos”, precisó Martín Morgenstern, doctor en economía, profesor de la Universidad I-Salud y miembro de la Asociación de Economistas de la Salud (AES).

Federico Tobar, investigador principal de Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), subrayó: “Esto no es porque los recursos humanos estén mejor remunerados sino porque están peor distribuidos. En la Ciudad, así como en otras jurisdicciones del país, la incorporación de personal no sigue criterios sanitarios”. En países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), como en España, la remuneración del personal fue en 2008 la partida con mayor peso en el gasto sanitario público con el 43,4 por ciento del total.

La eficiencia del gasto

El indicador de inversión en salud como porcentaje del gasto total indica, por aproximación, el nivel de prioridad que tiene esa área en una gestión. Sin embargo, Tobar explicó “esa participación puede subir sin que el gasto absoluto lo haga o bajar si el gasto total se incrementa”, y agregó que, por esta razón, “es un indicador precario.”

Según los especialistas consultados, la eficiencia de una política sanitaria puede medirse mediante dos alternativas: vincular el gasto con la tasa de maternidad y mortalidad infantil; o relacionar el gasto con los resultados en los hospitales, medidos en términos de consultas y egresos hospitalarios.

Sobre el primer punto, Tobar señaló que “si intentamos medir cuánta salud se compró con ese presupuesto es claro que no hubo conquistas -e incluso hubo un leve retroceso- en los indicadores de salud de los porteños”, como la mortalidad infantil, ya que “ninguna jurisdicción ha implementado políticas que justifiquen una reducción sostenida de la mortalidad” (ver: “Buenos Aires, ¿el primer mundo en mortalidad infantil?”).

Morgenstern coincidió en que, en la segunda variable, los datos de producción del subsistema público de la Ciudad “no registraron una mejora muy significativa”: las consultas pasaron de 9,8 millones en 2007 a 10 millones en 2010, y los egresos de 185 mil a 185,1 mil en ese mismo período. Y, además, agregó: “La ineficiencia puede observarse al evaluar económicamente esta producción y compararla con los costos de producirlas. Debería asignarse un mayor esfuerzo a fortalecer los Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS), con acceso a centros de diagnóstico en cercanía en lugar de más camas hospitalarias”. Hoy existen en la Ciudad casi 100 camas hospitalarias para habitantes sin cobertura de salud por cada CAPS, según el documento “Gestión territorial en salud” publicado por la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS).

Esto se debe, según el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Salud durante la gestión de Ginés González García, al “sistema hospitalocéntrico” con el que cuenta la Ciudad, donde “ante enfermedades simples, las personas acuden a los hospitales en lugar de asistir a los CAPS”.

“Esta situación dificulta el acceso de los ciudadanos a los cuidados continuos, afecta la calidad de los servicios, genera un uso irracional de los recursos e incrementa los costos de producción. Además -concluyó Tobar-, las falencias refuerzan la persistencia del enfoque curativo en detrimento de un modelo basado sobre la prevención y la promoción de la salud”.

10 Respuestas

Yo opino 6 de Septiembre de 2012 a las 10:49 pm

“Amor por lo público” dice Mauricio junto a Sry Sry Shankar.

YO 7 de Septiembre de 2012 a las 2:27 pm

No seria Verdadero pero… ya que los datos son verdaderos pero a la vez es el mas bajo de las ultimas decadas….pero no deja de ser absolutamente Verdadero!!

nano 11 de Septiembre de 2012 a las 2:45 pm

Por eso lo catalogan como “engañoso”. Si bien el dato es verdadero, no puede utilizarse para defender la gestión en salud, como bien explica la nota.

Oso de Pompeya 7 de Septiembre de 2012 a las 6:38 pm

Para nada nos podemos sorprender cuando de eso se trata la aplicación de políticas neoliberales a la gestión pública.

logan 7 de Septiembre de 2012 a las 7:49 pm

A pesar de que el dato es verdadero, y es el menor en porcentaje, lo realmente importante tendria que ser el dato en $ ya que el dato de porcentaje se usa para una evaluación general, si en 2009 pusieron $5 y en el 2011 pusieron $6 puede ser igualmente menor porcentaje.

Jorgea 10 de Septiembre de 2012 a las 6:47 pm

Al contrario, el dato nominal no es comparable porque es sobre un presupuesto mayor, de ahí el uso de porcentajes…

Martin_L 29 de Septiembre de 2012 a las 7:38 pm

Por que en las mentiras de CFK siempre aparece la calificación EXAGERADO y a las mentiras de los demás aparece ENGAÑOSO?
Las mentiras del kirchnerismo son menos mentirosas???

Mariela 26 de Noviembre de 2015 a las 9:21 am

Lo que no entienden que en Argentina no hay un mango el central quebrado de donde sale la guita para ponerles en salud y si ponen ese presupuesto es porque no da para más no porque quieren perjudicar a nadie.Nos tenemos que acostumbrar a ser más educados para conseguir más dinero y llegar a poder tener una muy buena prepaga,para no pedir nada gratis al gobierno porque con la miseria que pagamos en impuestos no llegamos como los Países Bajos a vivir como corresponde y con los ladrones de políticos que no ayudan tampoco. Si tienen pymes y no les sirve para prepagas hay que cerrar y trabajar para telefónica argentina que te da prestaciones y buen sueldo Con buena onda te digo .porque ahora estas trabajando con este gobierno y también te oigo la queja ojo!!

gab 11 de Mayo de 2016 a las 12:22 pm

claro, pero las empesas telefonicas, al ser monopolicas, estan cobrando una fortuna injustificada por sus servicios. lo que pagan a los empleados no es nada comparado a la ganancia que se llevan a su pais.

Antonio 14 de Noviembre de 2016 a las 4:19 pm

Buena,hay que implementar la tarjeta de salud. Cada 5 años,renovar,con foto y dedo pulgar. HAy que demostrar ser RESIDENTE.En los hospitales públicos,hay un robo impresionante.A los extranjeros,se los atienden gratis.LA mafia en los hospitales,robos,mentiras de personas curadas,es enorme. HAy desde enfermeros,administradores,médicos, farmacéuticas que están en el robo..

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chequeo Diario

Fernández: “La Argentina es un país que consume el 70% de lo que produce” El candidato a Presidente por el Frente para Todos, Alberto Fernández, criticó en el debate entre candidatos en la Universidad del Litoral a las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri y dijo que “la Argentina es un país que consume el 70% de lo que produce”, por lo que “cuando uno afecta el consumo, […]

Chequeo Diario

Gómez Centurión: “Entre los años 2003 y 2017 se perdieron 270 mil chicos de matrícula" El candidato a presidente por el Frente NOS, Juan José Gómez Centurión, se refirió a la situación de las escuelas estatales durante el primer debate entre candidatos en la Universidad del Litoral y aseguró que “entre los años 2003 y 2017 se perdieron 270 mil chicos de matrícula”. Durante 2003 y 2017 hubo un aumento […]