Es engañosa la cadena que informa sobre los efectos que producen las píldoras anticonceptivas - Chequeado Skip to content
Esta nota tiene más de un año
Verificaciones facebookEngañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero -intencionalmente o no- ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Es engañosa la cadena que informa sobre los efectos que producen las píldoras anticonceptivas

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Es verdadero que las pastillas inhiben el ciclo menstrual, que las hormonas de las pastillas son sintéticas, que la menstruación no es real y que el moco cervical varía.
  • Es falso que las píldoras anticonceptivas quitan vitaminas B, C, E y Q10.
  • Es engañoso que, al dejar las pastillas anticonceptivas, se pueden presentar hasta 10 síntomas.

Circula en Facebook una cadena que contiene información sobre los efectos que producen las píldoras anticonceptivas: las pastillas “apagan” los ciclos menstruales, las pastillas producen cambios en el moco cervical, las píldoras te quitan vitaminas, entre otros.

Chequeado pudo comprobar que este mensaje es engañoso. Así lo confirmaron a este medio la Sociedad Argentina de Ginecología Infanto-Juvenil (SAGIJ); la ex directora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Silvia Oizerovich; y la integrante de Economía Femini(s)ta y autora del libro “Que la Ciencia te acompañe (a luchar por tus derechos)”, Agostina Mileo.

La cadena -que fue compartida en Facebook más de 66 mil veces- contiene 6 puntos sobre los efectos que producen las píldoras anticonceptivas.

Las pastillas no controlan el ciclo menstrual, sino que lo inhiben

Esto es verdadero.

Chequeado consultó a la SAGIJ, desde donde confirmaron que las píldoras anticonceptivas “inhiben la ovulación”, es decir, la salida de la célula reproductora femenina del ovario hacia la trompa.

Además, agregaron que con algunos anticonceptivos actuales no se inhibe totalmente la función del ovario, siendo un beneficio secundario, ya que previene la formación de quistes funcionales.

Por último, Mileo -quien desde Economía Femini(s)ta lidera la campaña Menstruacción” que busca, entre otras cosas, visibilizar cómo menstruar es un factor de desigualdad para las mujeres- corroboró aquello que sostiene la cadena viral: “Las píldoras suprimen lo que conocemos como menstruación porque impiden la ovulación”.

Las hormonas de las píldoras son sintéticas

Es verdadero que las hormonas -estrógeno y progesterona- que contienen las pastillas anticonceptivas son sintéticas. “Son producto de la industria”, confirmó Oizerovich a este medio.

“Las hormonas son sintéticas. Incluso poder sintetizar la progesterona fue el puntapié inicial para la creación de la píldora anticonceptiva. Eso no quiere decir que sean mejores o peores”, explicó Mileo a Chequeado.

Las píldoras anticonceptivas quitan vitaminas B, C, E, Q10, entre otras

Esto es falso.

Las pastillas no te “quitan” vitaminas. Oizerovich explicó a este medio: “No hay hipovitaminosis -falta, falla o deficiencia en la cantidad de vitaminas que el organismo requiere- por tomar pastillas. La toma modifica, a veces, las metabolizaciones de algunas vitaminas, pero no hay disminución de tal o cual vitamina”.

Además, la SAGIJ agregó que la variación de dichas vitaminas es mínima en pacientes sanas con alimentación adecuada.

La menstruación no es real, el leve sangrado es producto de la deprivación de las hormonas sintéticas

Esto es verdadero.

Las hormonas sintéticas -como se anulan las naturales- son las que producen ese sangrado. Oizerovich dijo a Chequeado al respecto: “Hay estimulación de estrógeno y de progesterona sintéticos, pero no del ovario porque si no una quedaría embarazada”.

Además, Mileo explicó que las menstruaciones -con este método anticonceptivo- siempre estuvieron suprimidas, pero que “la relación entre el sangrado y las píldoras varió con los años a partir de un cambio en la noción de naturaleza y, particularmente, la naturaleza femenina”.

En los años 60, cuando apareció la primera píldora anticonceptiva, estuvo la opción de suprimir el sangrado, pero en ese momento se decidió conservar un sangrado periódico con el objetivo de “imitar los ciclos naturales y con una necesidad de congraciarse con la Iglesia”.

En los ‘90, surgieron las primeras píldoras que suprimieron el sangrado debido a “una nueva teoría sociobiológica”: en los estadios evolutivos anteriores, se menstruaba mucho menos y, por lo tanto, en la modernidad no es natural o normal.

Con las píldoras, el moco cervical varía

Esto es verdadero.

Según explicó la SAGIJ a este medio, el moco cervical varía, se vuelve más espeso. Este cambio forma parte del mecanismo de acción de las pastillas ya que “no sólo impide el ascenso de los espermatozoides, sino de gérmenes que pueden provocar infecciones pélvicas” .

Al dejar las pastillas anticonceptivas, se pueden presentar hasta 10 síntomas

Según la cadena viral, el día que dejas de tomar las píldoras podés experimentar “un síndrome post anticonceptivos, donde se pueden presentar hasta 10 síntomas”.

Esto es engañoso. “No es que se presenta un síndrome, lo que ocurre es que al dejar las pastillas desaparecen los beneficios que otorga la píldora. Por ejemplo, vuelve el dolor menstrual, vuelve el acné”, informó Oizerovich.

Por último, la SAGIJ aclaró que el uso prolongado de las pastillas anticonceptivas disminuye la formación de quistes en el ovario, el dolor menstrual, los síntomas premenstruales y la anemia por sangrados abundantes. Por lo tanto, en caso de suprimir las pastillas, se ponen de manifiesto síntomas que ya estaban previamente, pero que habían desaparecido por la toma.

 

Este chequeo es parte de la iniciativa Third Party Fact-checker de Facebook en la Argentina. En los casos de fotos y videos trabajamos con imágenes trucadas o sacadas de contexto y siempre analizamos en conjunto las imágenes junto con el texto con el que fueron presentadas.

Temas

Comentarios

  • Susana Rodríguez26 de junio de 2020 a las 6:28 pmMuy importante informar y concientizar a la comunidad con evidencia, y más aún destacar la importancia de los ciclos qué transita una mujer en relación a su salud sexual y reproductiva.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *