Chequeado

No, Pfizer no patentó un dispositivo para rastrear a los vacunados

10 noviembre, 2021 16:47 pm | Tiempo de lectura: 2 minutos
10 noviembre, 2021 16:47 pm
| Tiempo de lectura: 2 minutos

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • La patente a la que se refiere una publicación viral  está a nombre de Gal Ehrlich y Maier Fenster -miembros del estudio israelí especializado en patentes Ehrlich & Fenster- y la misma fue concedida el 31 de agosto del 2021, pero no tiene ninguna relación con Pfizer.
  • Además, a diferencia de lo que señala el contenido viral, ninguna de las vacunas contra el coronavirus contienen grafeno. Así lo demuestra su composición.
  • Por último, las vacunas no contienen “rastreadores”. Así lo afirman los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Circula en Facebook una nota de Canal 7, de Salta, titulada: “Pfizer rastrea a los vacunados a control remoto – Patente”. El cuerpo de la nota viral señala que el 31 de agosto último se “aprobó la patente de Pfizer para el rastreo de los humanos vacunados en todo el mundo a través de microondas y grafeno mantenido en los tejidos grasos de los vacunados” (sic). 

Sin embargo, esto es falso. La patente a la que hace referencia la publicación  no es de Pfizer y las vacunas no contienen rastreadores ni grafeno.

El contenido viral fue compartido en Facebook donde tuvo más de mil interacciones. Estos datos surgen de la herramienta Crowdtangle, utilizada para medir el impacto de lo que circula en la red social.

La patente viral no es de Pfizer

La patente a la que hacen referencia y que aparece en la nota de Canal 7, de Salta, no está relacionada con Pfizer.

A través de una búsqueda en el servicio Google Patents del número “US 11,107,588 B2” que figura en las publicaciones, este medio pudo encontrar el documento titulado: “Métodos y sistemas para priorizar tratamientos, vacunación, pruebas y/o actividades mientras se protege la privacidad de las personas”.

En el documento se puede ver que la solicitud está a nombre de Gal Ehrlich y Maier Fenster -miembros del estudio israelí especializado en patentes Ehrlich & Fenster– y que la misma fue concedida el 31 de agosto del 2021, pero no tienen ninguna relación con Pfizer.

El medio de fact-checking AFP Factual se comunicó con Gal Ehrlich, quien señaló: “La patente es propiedad de sus inventores: Maier Fenster y yo. No tiene nada que ver con Pfizer ni con ningún otro fabricante de medicamentos o vacunas en particular”.

Y, además, agregó que la patente había sido solicitada en 2020 y apuntaba a usar “las interacciones de Bluetooth entre los teléfonos celulares de los individuos” para determinar cuáles son las personas socialmente más activas y que deberían ser el objetivo prioritario de las medidas para evitar la propagación del coronavirus.

Además, la vacuna contra el coronavirus de Pfizer fue aprobada para uso de emergencia por las autoridades estadounidenses en diciembre de 2020, mucho antes de que se conceda la patente a la que hace referencia la publicación desinformante.

No contienen rastreadores ni grafeno

Berta Domènech Garcia, doctora en Química e investigadora de la Universidad Tecnológica de Hamburgo especializada en nanotecnología y nanomateriales, explicó a Maldita.es que el grafeno es “una capa de átomos de carbono empaquetados en forma de hexágonos contiguos, como un panal de abejas”.

En esta línea, ninguna de las vacunas contra el coronavirus contienen grafeno. Así lo demuestra la composición de las vacunas de AstraZeneca, Sputnik, Sinopharm, PfizerModerna y Johnson & Johnson aprobadas en la Argentina. 

Las vacunas contra el coronavirus son seguras y efectivas y fueron evaluadas en varios miles de participantes de ensayos clínicos. Las vacunas cumplieron con rigurosos estándares científicos de seguridad, efectividad y calidad de fabricación antes de ser aprobadas.

Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) incluyó el supuesto magnetismo de las vacunas como uno de los mitos más difundidos con respecto a la vacunación.

“No. Vacunarse contra el COVID-19 no lo magnetiza, ni siquiera en la zona de la vacunación, que suele ser el brazo. Las vacunas contra el COVID-19 no contienen ingredientes que puedan producir un campo electromagnético en la zona de la inyección. Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 contiene metales”, sostuvo el CDC.

Por último, como explicó este medio, las vacunas no contienen “rastreadores”. Así lo afirma el CDC  y se ha verificado en diversas ocasiones (acá, acá y acá).

Por lo tanto, es falso que la patente “US 11,107,588 B2” se trate de un dispositivo para que Pfizer haga un rastreo a los vacunados utilizando grafeno y microondas como afirma la publicación desinformante.

 

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Este chequeo es parte de la iniciativa Third Party Fact-checker de Facebook en la Argentina. En los casos de fotos y videos trabajamos con imágenes trucadas o sacadas de contexto y siempre analizamos en conjunto las imágenes junto con el texto con el que fueron presentadas.

Temas

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:
- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal
- promoción o venta de productos.
Muchas gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Salud

No, ni la viruela del mono ni el herpes zóster son efectos secundarios de la vacunación contra la COVID-19 Circula en Twitter un mensaje que asocia la viruela del mono con el herpes zóster y, además, a esta última le adjudica ser uno de los posibles efectos secundarios de las vacunas contra la COVID-19: “usan la misma foto de la definición del Herpes Zoster, para el virus de la viruela del mono. ¿Por qué? […]
Es falso que el adenovirus de chimpancé que usa la vacuna de AstraZeneca tiene relación con la viruela del mono Circula en Twitter que la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca -que utiliza una versión modificada de  un adenovirus de chimpancé como vector- es la causante de la viruela del mono. Sin embargo, esto es falso. Como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), la viruela del mono es una zoonosis (enfermedad que se […]