De cómo el “¿qué chequearías hoy?” se transformó en “Chequeo Colectivo”

“¿Qué chequearías hoy?”, fue la frase que en los inicios de Chequeado tuiteábamos desde la redacción cada vez que queríamos convocar a nuestros lectores a través de Facebook o Twitter para que nos enviaran frases a contrastar. Luego de una selección de frases que obedecía a ciertos criterios de relevancia, nos obligábamos a verificar los datos que se encontraban en ellas y publicarlas en nuestro sitio.

Una de las primera veces que lo hicimos, en 2011, los lectores nos pidieron que explicásemos por qué el entonces juez federal Norberto Oyarbide acumulaba varias causaspolémicas de ese momento, como la denuncia por presunto lavado de dinero y defraudación a la administración pública contra Sergio Shoklender, el ex apoderado de la Asociación Madres de Plaza de Mayo. La nota posterior -que se publicó en la sección El Explicador- fue muy leída.

Pasó el tiempo hasta que tres años después, por iniciativa de nuestra directora ejecutiva, Laura Zommer, y de la entonces coordinadora del área de Desarrollo Institucional, Carolina Caeiro, Chequeado presentó un proyecto que apuntaba a consolidar la demanda cada vez más creciente de chequeos de nuestros lectores. Se decidió presentarlo enel Laboratorio Iberoamericano de Innovación Ciudadana en la ciudad de Veracruz, México, entre los días 24 de noviembre y 15 de diciembre de 2014, y al que el autor de este post concurrió en representación del equipo.

La propuesta anunciaba: “CHQ (Chequeado) Electoral Colectivo es una plataforma participativa para la apertura de datos y verificación de publicidades electorales y spots de campaña, tanto en formatos gráfico como audiovisual. El objetivo (…) es que los ciudadanos puedan enviar fotos de afiches de campaña, links a spots de campaña y pedidos de verificación vía Twitter y Facebook, solicitando que se evalúe la veracidad de las afirmaciones hechas por candidatos políticos como parte de sus estrategias electorales. Las publicidades enviadas serán verificadas por el equipo de Chequeado, y clasificadas por el equipo de periodistas de verdadero a falso, siguiendo las categorías desarrolladas”.

Sin embargo, durante las tres semanas que duró el Laboratorio la idea fue mutando. Fue el trabajo de horas de Freddy Íñiguez López, Janet Cifuentes, Julia Giannella, Luiza de Sá, Olaia Fernández y Viridiana Hernández, el que enriqueció (y mucho) la idea original que habíamos llevado. Ellos -un equipo mixto conformado por un programador, dos diseñadores y cuatro periodistas- fueron quienes nos ayudaron a pensar y discutir la idea de “una plataforma abierta para verificar declaraciones a pedido de la ciudadanía”.

Grupo Colectivo

Los cambios que se realizaron en México fueron varios. Aquí se mencionan los principales:

-Modificar el nombre de “CHQ Electoral Colectivo” por el ya conocido “Chequeo Colectivo”, ya que todos los integrantes del equipo coincidimos en que la plataforma podía ser utilizada por los lectores para hacer pedidos en cualquier momento del año y no sólo en períodos electorales como se había establecido en la idea original.

-Ajustar los objetivos de la plataforma, que terminaron siendo tres: “involucrar a más ciudadanos en el debate público acercándoles información verificada”; “hacer un seguimiento y promover la rendición de cuentas por parte de los candidatos”; y “ser una plataforma de referencia que enriquezca el debate público influyendo en la agenda de medios y partidos políticos”.

-Mostrarle al lector que nos hizo un pedido de manera clara y sencilla (por ejemplo, utilizando una gama de colores que identifique las calificaciones) en qué estado del proceso de verificación se encuentra su petición. Es decir, si el resultado final de su pedido fue verdadero, falso, ni-ni (ni verdadero ni falso) o si se trata de una frase inchequeable (es decir, que no es posible chequear).

Finalmente, la plataforma Chequeo Colectivo fue lanzada en agosto de 2015, con un desarrollo in house realizado por el Lab de Chequeado, y al día de hoy cuenta con 250 pedidos de chequeo por parte de nuestros lectores, de los cuales casi 70 (contanto los inchequeables, verdaderos, falsos y ni verdaderos no falsos) ya fueron verificados por nuestro equipo y se pueden ver en el sitio.

Pero esto no es todo. En 2016 estamos trabajando para la mejora de la plataforma y su integración con nuestro sitio principal. En los próximos meses habrá nuevos cambios en Chequeo Colectivo, que -les prometemos- enriquecerán la usabilidad de esta “plataforma abierta para verificar declaraciones a pedido de la ciudadanía”.

#Medios

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *