Wikimedia Crédito: Wikimedia

Es #FalsoEnLasRedes que, como en 2001, el gobierno de Mauricio Macri se quedará con la plata de los ahorristas

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El Banco Central modificó las políticas de créditos y permitió que los bancos presten dólares al Gobierno nacional. Pero los especialistas coinciden en que el contexto es diferente al de los ‘90, y no es posible compararlo con la crisis de esa época.

“Como en 2001, el Gobierno se quedará la plata de los ahorristas”, publicó la semana última el portal En Orsai, con línea editorial afín al kirchnerismo y dirigido por el periodista Javier Romero. El primer titular de este estilo había aparecido a fines de diciembre último en el portal Informe Político y fue retomado luego por páginas como Minuto de Cierre o El País Digital. Además, se replicó cientos de veces en las redes sociales (como acá y acá), en las que se asociaba la medida con el “corralito” de 2001. También el diario Página 12 se refirió al tema al destacar que el tema “tomó repercusión en las redes sociales, con individuos que mostraron fuerte preocupación por la posibilidad de que se estén generando las condiciones para un nuevo ‘corralito’”. ¿Qué implica la medida?

“El ejecutivo nacional tomó una de sus medidas más polémicas; el Banco Central de la República Argentina (BCRA) aprobó la comunicación A6105, que habilita al Gobierno a tomar parte de los dólares depósitos para financiar al Tesoro nacional, algo que estaba prohibido luego de las duras lecciones que dejó el final de la convertibilidad y el corralito”, consignó la nota de Informe Político.

La comunicación citada se adoptó el 25 de noviembre de 2016 y efectivamente cambió las políticas de créditos. Particularmente, agregó como posibles destinos de los préstamos que se realizan con los depósitos en moneda extranjera la financiación a proveedores de bienes y servicios “utilizados en la producción de mercaderías fungibles [N. de R.: de consumo] con cotización en moneda extranjera, siempre y cuando verifiquen ciertos requisitos” (como explicó el BCRA), y la compra de deuda del Tesoro Nacional (suscripciones primarias) por hasta un tercio del total destinado a estas operaciones.

Habilita al Gobierno a endeudarse en dólares con los bancos locales, es decir, a tomar prestados parte de los dólares que han sido depositados en los bancos debido al blanqueo de capitales”, resumió el actual ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, en una nota publicada en La Nación un mes antes de asumir su cargo. Según escribió Dujovne, “hasta ahora los depósitos en dólares sólo se prestaban al sector privado para actividades vinculadas a la exportación, es decir, a sectores que generan dólares”.

Además, el ahora ministro sostuvo que el Gobierno se prepara para un escenario de financiamiento más adverso “generando nuevas vías de financiamiento domésticas” y finalizó: “El gradualismo fiscal en un contexto externo más difícil ha forzado al Gobierno a perder cierta pulcritud en las formas”.

Durante los años ‘90 los bancos prestaban en dólares a las personas sin importar si tenían ingresos en esa moneda o en pesos. Esto podía afectarlos ante una modificación del tipo de cambio, porque aumentaría el peso de sus deudas. Esto se prohibió luego del ‘corralito’”, explicó a Chequeado Eric Ritondale, economista senior de la consultora Econviews.

Luego de la crisis de 2001 el Banco Central estableció “una regulación por la que se limita[ba]n la concesión de créditos en moneda extranjera a la financiación de exportaciones y a las empresas proveedoras, garantizadas por los exportadores finales”, según repasa un trabajo del economista y ex asesor económico financiero del Banco Credicoop Leonardo Bleger.

Sobre la comparación con la situación de 2001, Ritondale sostuvo: “El contexto actual es muy diferente al de los años ‘90 porque entonces había depósitos en dólares por entre 20 y 25 puntos del Producto Bruto Interno (PBI) y hoy son entre 3 o 4. Los bancos tienen capacidad de prestar en dólares, porque estos depósitos más que duplican a los créditos en esa moneda. Además, hay otras diferencias: la medida tiene topes, y el tipo de cambio es flotante, no fijo como entonces. No tiene sentido la comparación con el ‘corralito’”.

El especialista, además, explicó que “con esta medida los bancos obtienen un beneficio al poder prestar parte de los dólares que de otra forma tendrían sin utilizar y el Gobierno también al aumentar las fuentes de financiación”.

“La medida fue tomada en el contexto de abundantes ingresos de divisas al país en el marco del sinceramiento fiscal, que originó un significativo incremento de los depósitos en moneda extranjera en el sistema financiero argentino. Ante tamaña disponibilidad de fondos en el sistema financiero local, se abre la oportunidad para que el Estado nacional pueda captar una parte de estos fondos ociosos a tasas de financiamiento notablemente más reducidas de las que obtendría, por ejemplo, en el mercado internacional de deuda”, coincidieron desde el BCRA, en diálogo con este medio.

Según los últimos datos de la entidad, los depósitos en moneda extranjera pasaron de US$ 9 mil millones en diciembre de 2015 a US$ 23 mil millones en noviembre de 2016.

En esa línea Ramiro Castiñeira, economista jefe de Econométrica, explicó a este medio: “En el período de la convertibilidad había muchos depósitos en dólares. Ahora, aún después de la quita del cepo y del blanqueo de capitales, siguen siendo pocos. Como el sistema financiero argentino sigue siendo chico, el margen de los bancos para prestarle al Estado también es chico”.

Bleger, en su documento, señala como “lección de los ’90” los elevados costos de “la generalización de instrumentos financieros dolarizados”, por lo que sostiene que “la financiación en moneda extranjera debe quedar limitada a aquellos deudores cuyos ingresos estén denominados en la misma moneda, es decir los exportadores y ciertos proveedores incluidos en las cadenas exportadoras”, no el Estado nacional.

Castiñeira, en cambio, minimizó la medida actual: “Este sistema es como colocar deuda en dólares en el mercado interno. Esto lo hacen casi todos los países. El único problema posible es si el Gobierno nacional se abusa de este mecanismo, pero como sucede con cualquier otro sistema para tomar deuda”.

Igualmente, Castiñeira agregó: “No tiene sentido plantear la llegada de un nuevo ‘corralito’. No se corre ese riesgo y la situación es notoriamente diferente. Esta reacción es exagerada dado el contexto actual”.

“Hay un marco regulatorio que minimiza los riesgos de las entidades financieras. Existen límites claros, y en línea con los estándares internacionales”, señalaron las fuentes del BCRA. “No existe asidero alguno para afirmar que esta norma incremente riesgos de ningún tipo, más aún teniendo en cuenta que el Estado también posee ciertos flujos de ingresos que evolucionan con el tipo de cambio, como los impuestos derivados del comercio exterior (retenciones, tarifas a las importaciones, etc.)”, precisaron.

Corrección 22/02/17: Luego de la publicación de esta nota y para evitar confusiones se modificó el título y la bajada, se incorporó un gráfico con datos que respaldan una de las citas de los especialistas, y se agregó otro testimonio de una de las fuentes vinculado con el tema.

¿Qué es #SeDiceEnLasRedes?

#SeDiceEnLasRedes es una sección de Chequeado que nació en 2014 para enfrentar la creciente circulación de noticias falsas y contrastar la información incorrecta o dudosa que circula en las redes sociales, como Facebook y Twitter.

Seleccionamos los temas que abordamos teniendo en cuenta que cumplan al menos una de las siguientes características: frases, ideas o imágenes con afirmaciones contrastables con hechos y datos que hayan sido compartidas/retuiteadas reiteradas veces; publicaciones de sitios web sin información sobre sus autores y/o dueños que realizan afirmaciones sin atribuir los hechos a ninguna fuente.

Como no siempre se trata de una frase contrastable específica y otras veces tampoco es distinguible un autor inicial al cual atribuirla, la sección no tiene una calificación como ocurre en los chequeos, pero sí se incluyen los datos abiertos más confiables y el análisis de especialistas para precisar, contextualizar y aclarar el tema.

donantes

8 Respuestas

  1. Juan dice:

    Lástima que los impuestos derivados del comercio exterior van disminuyendo a su vez que su regulación y control estatal.

  2. Camilo Paine dice:

    El gobierno se quedó con los ahorros de la gente en 1989, Plan Bonex, y 2002, Corralón. En 2001 vos seguías teniendo tus ahorros y sólo tenías un límite para el efectivo. Es decir, siempre fueron peronistas los que se quedaron con los ahorros de la gente y siempre como consecuencia de su despilfarro.

  3. Elsurexiste dice:

    Habría que ser un poco más preciso con los términos, a pesar de que los individuos los usen mal.
    Corralito fue, con De La Rúa en 2001, detener el retiro de dólares en efectivo. La propiedad de los dólares de mantenía y existían canales para su uso, aunque el nivel de bancarización electrónica en ese momento era menor.
    Corralón fue, con Duhalde en 2002, una pesificación forzada de activos en dólares en condiciones muy dañinas para los ahorristas. A esto se refieren cuando hablan de que el Estado se queda con tu plata.

  4. vegekat dice:

    Realmente! Pueden transparentar el financiamiento de Chequeado? Se han vuelto muy tendenciosos. No mienten, pero… Imaginen esta pregunta: Es verdad que el Kirchnerismo financia a chequeado? Feo, no? Eso es manipulacion.

  5. Beatriz dice:

    se dice en las redes es suficiente para un titular de esas carateristas? no se olviden que uds pidieron colaboracion a la gente para seguir con su propuesta de seriedad y chequeo de la informacion, estan perdiendo ecuanimidad que fue por lo que las gente los elegia. Una pena

  6. roberto dice:

    falso no es, a lo sumo sera dudoso, no se puede negar algo que pasara o no.

  7. maria luisa dice:

    los unicos que afanaron lindo son los k no jodan se llevaron ahi si la guita de todos !!!!

  8. maria luisa dice:

    los unicos que se llevaron la guita de todos fueron los k hoteles obrs no realizadas a montones y todavia siguen haciaendole el aguante a este grupo de estafadores …este país ya no es de jardin de infantes todavia lava caliente estamos pisando

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *