¿Cómo trabajamos en Chequeado con lo que circula en WhatsApp?

De la mano de la pandemia, también llegó la “infodemia”. Ante la espera de una cura para el coronavirus, circulan audios de supuestos médicos, imágenes con falsas recomendaciones para prevenir la enfermedad, videos con teorías conspirativas sin evidencia y tantos otros contenidos virales que se comparten sin chequear.

Basándonos en los mensajes que llegan a nuestra Redacción, en WhatsApp, la plataforma que más usamos para comunicarnos con familiares y amigos, el aumento del caudal de desinformación es notable. Tan sólo en marzo, desde que se registró el primer caso de coronavirus en la Argentina, se cuadruplicaron la cantidad de mensajes que recibimos por día al número de WhatsApp (+54 9 11 3679-0690) de Chequeado respecto a los que llegaron durante los meses electorales de 2019 (agosto, octubre y septiembre). ¿Cómo trabajamos día a día con estos mensajes y qué hacemos en nuestra lucha contra la “infodemia”? Te lo contamos acá.

¿Qué es lo que hacemos dentro de WhatsApp?

En Chequeado recibimos diariamente los pedidos de aquellos lectores que nos escriben con contenidos para verificar, y respondemos cuáles son chequeables y cuáles no. Mañana y tarde monitoreamos y cruzamos estos pedidos con los contenidos más virales en otras plataformas, como Facebook, Instagram y Twitter, con las notas más leídas en el país y con los temas más buscados en internet. Así evaluamos qué desinformación puede hacer más daño a la salud o poner en riesgo la vida de las personas y decidimos qué chequear y qué no.

Si pudimos verificar lo que nos piden, una vez que tenemos la nota publicada, el equipo se la envía a aquellos usuarios que pidieron la verificación y les pedimos que reenvíen la desmentida a sus contactos, en especial, a aquellas personas que les hayan mandado la desinformación.

Buscamos fortalecer nuestra comunidad. Es por esto que, a los contactos que están suscriptos a la lista de difusión de Chequeado (si no estás suscripto y querés recibir información, escribinos acá), les enviamos todas las semanas audios de un minuto en donde contamos las verificaciones a las desinformaciones más virales de la semana. Lo hacemos con el tono en el que hablamos con nuestros familiares y amistades.

Como ocurrió, por ejemplo, con la verificación de un video que mostraba bomberos retirando supuestos cadáveres de muertos por coronavirus (spoiler 1: nada tenían que ver con esa enfermedad), o con la desmentida al video donde un hombre afirmaba que las gárgaras de sal permiten “vencer al coronavirus” (spoiler 2: no, no hay ningún tipo de evidencia de que este tratamiento ayude a prevenir y/o tratar la COVID-19).

Además, les pedimos a los usuarios que reenvíen nuestro número a sus amigos y conocidos para que más personas nos consulten a la hora de chequear información.

También es importante contarte que estamos cambiando la forma de trabajar todos los días para poder hacer más. Para eso, creamos una plataforma de uso interno que permite automatizar el registro de los contenidos que nos llegan, algo que hoy nos lleva bastante tiempo. Así podríamos ahorrar tiempo y responder a más lectores con los pedidos.

El número de Chequeado se sumó, en los últimos días, a una lista oficial de la plataforma de WhatsApp en la que se recomiendan distintas organizaciones de verificación de datos que son parte de la red global de chequeadores (IFCN, por sus siglas en inglés) para verificar contenidos sospechosos o imprecisos.

Por último, a raíz de los últimos cambios en la plataforma -que incluye un límite al reenvío masivo de mensajes- queremos recordarte que el nuevo tope se aplica automáticamente y no guarda relación alguna con el contenido del mensaje, ya que todos los mensajes y llamadas de WhatsApp están protegidos con un “cifrado de extremo a extremo”, es decir, que solo vos y las personas con la que compartas tu mensaje pueden ver el contenido.

Y no te olvides: si sospechás de algún contenido, envialo a nuestro número -que te recordamos acá: (+54 9 11 3679-0690)- y te daremos una respuesta.

#Coronavirus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *